Política

REPRESIÓN AL PUEBLO MAPUCHE

Gustavo Villanueva: un juez a medida de los grandes terratenientes

El juez federal subrogante de Bariloche vuelve a mostrar que no va a ceder en su “cruzada” antimapuche.

Natalia Hormazábal

Abogada del CeProDH

Domingo 26 de noviembre | 14:56

El magistrado que se encuentra a cargo del Juzgado de San Carlos de Bariloche desde el año 2016, por subrogancia, asumió en este caso del mismo modo (escandaloso y bajo cuestionamientos de distintos sectores) que lo hizo cuando asumiera a cargo del Juzgado Federal de Neuquén, del que es titular desde el año 2011.

Desde el jueves 23 se encuentra desatada una brutal represión a la comunidad Lafken Winkul Mapu, a sus órdenes. El violento operativo contó con la participación de efectivos de Gendarmería y Prefectura y se realizó en el Lof Lafken Winkul Mapu, ubicado a orillas del lago Mascardi, a una distancia de 30 km de la ciudad de San Carlos de Bariloche, en Río Negro. Hubo heridos y mujeres y niños detenidos, según denunciaron desde la comunidad. Abogados de derechos humanos pidieron la "liberación inmediata" de cinco menores, de 1, 2, 3 y 10 años. Desde ese momento, algunos integrantes del Lof debieron correr hacia la montaña, para resguardar su vida.

La brutal cacería, con resultados aún inciertos de detenidos, personas desaparecidas, a esta hora, arrojó como información la detención del Secretario General de ATE Bolsón Javier Milani, y su esposa, Florencia Placidi, y de Fausto Jones Huala- hermano del Lonko Facundo- y Lautaro Alejandro González y el asesinato del joven mapuche de 22 años, Rafael Nahuel. Los dos detenidos serían testigos presenciales de este nuevo crimen de Estado. Todos se encuentran incomunicados. Por estas horas se hablaba de una segunda muerte, pero eso aún no se encuentra confirmado.

Gustavo Villanueva, oriundo de Plaza Huincul, luego de varios cargos por la justicia provincial, fue designado a cargo de la Secretaría Penal del Juzgado Federal N° 2 de Neuquén en el año 1995, juzgado que se encontraba por entonces a cargo del Juez Guillermo Labate. En el año 2011 Labate, y con el prestigio ganado por la instrucción de la mega causa por delitos de lesa humanidad “La Escuelita”, ingresa como vocal ante el Tribunal Superior de Justicia. Los postulantes a la titularidad del Juzgado federal de Neuquén eran dos, Silvina Domínguez, quien estuviera a cargo de la Secretaria Civil y Villanueva. Si bien Domínguez resultó primera en orden de mérito, y presentó el apoyo de múltiples personalidades judiciales y políticas, la terna enviada al Senado para su aprobación fue la de Gustavo Villanueva. Con 44 años asume como juez federal.

Durante el año 2016, luego de que la Corte Suprema anulara la designación del juez subrogante Walter López Da Silva, en razón de que el juez federal titular Leonidas Moldes asumiera el Consejo de la Magistratura, fue abierto a postulantes para cubrir el cargo. Llamativamente se propuso- y aceptó la competencia rápidamente- a un juez distante a más de 500 km de su lugar de residencia, quien se encuentra a cargo del juzgado durante dos días a la semana. Ese juez es Villanueva. La insistencia del juez en asumir en la jurisdicción resulta llamativa cuando todos los Colegios de Abogados de la provincia rechazaron su designación. En curso, se encontraban importantes causas por drogas y narcotráfico, causas que por su volumen y densidad, hubiesen desalentado a cualquier magistrado. Pero no a Villanueva.

Jones Huala y el inicio de la cacería

La Justicia de Chile absolvió de todos los cargos a los imputados en el proceso por el que está detenido Jones Huala, sin embargo, sigue detenido a la espera de juicio oral.

El líder mapuche Facundo Jones Huala fue criminalizado en Chile por sumarse a la lucha en contra de la construcción de una central hidroeléctrica en el río Bueno, Región de los Ríos. En enero de 2013, Jones Huala fue detenido junto a otros cinco mapuches, tras lo cual se inició un juicio en su contra por incendio e infracción a la ley de control de armas. Durante ese proceso, Jones Huala volvió a Argentina, por lo que no fue juzgado como sus compañeros que, luego de más de un año, fueron absueltos. Es decir que si Facundo Jones Huala hubiese estado presente durante el proceso, también hubiese sido absuelto.

El Lonko mapuche fue detenido el pasado 27 de junio a 50 kilómetros de la ciudad de Bariloche, por orden del juez federal Gustavo Villanueva, a partir de un pedido de captura internacional para ser juzgado en Chile. Sin embargo, un juicio llevado adelante durante el 2016 ya había declarado la nulidad de este proceso.

En mayo de ese año, Jones Huala ya había sido detenido en un violento operativo a partir de ese mismo pedido de captura por el que hoy se lo mantiene privado de su libertad. En aquella ocasión, el juicio oral fue declarado nulo por el magistrado federal de Esquel, Guido Otranto, el mismo que fue recusado en la investigación por la desaparición de Santiago Maldonado. En este año y a pesar de que ya se había declarado la nulidad, entre otras cuestiones por haber torturado a testigos, la detención ordenada por Villanueva, fue llevada adelante y, actualmente, el Lonko espera el juicio por su extradición a Chile.

Pero entretanto, la cruzada antimapuche no se ciñe sólo a los límites de la provincia de Río Negro. El sábado 17 se llevo adelante en la localidad de Balsa Las Perlas, domicilios de Neuquén y la ciudad de Cipolletti, un mega operativo que incluyo allanamientos en siete domicilios de militantes sociales, por orden de la Fiscal Paula González y el juez de garantías Luis Piedrabuena, en la cual se incluía” secuestrar todos los elementos que contaran con simbología mapuche y relacionados con la RAM”. El propio Fiscal General de Neuquén señaló que los operativos están conectados a tres hechos de “ atentados” de tipo “ terroristas” endilgados a la RAM y UAL( Unidad Ancestral de Liberación). Entre los domicilios allanados constan el de Carlos y Ricardo Rosales, docente jubilado y enfermero que trabaja en el Hospital Castro Rendón y militante del PTS, respectivamente.

Un día antes, una manifestación de un conjunto de organizaciones, reclamó la inmediata libertad de Facundo Jones Huala y su no extradición, en las puertas del Juzgado Federal de Neuquén.

De buena fuente judicial sabemos que en los próximos días esa causa pasará a la órbita de la justicia federal, a cargo de, por supuesto, el famoso juez Gustavo Villanueva.

Hacete amigo del juez

La pelea de más de 200 comunidades originarias en todo el país, por el reconocimiento de sus territorios, tiene como contrapartida el plan concreto de ataque que de campaña mediática y judicial, hoy cuenta con varias represiones brutales a lo largo y ancho del país, siendo los puntos más graves la desaparición y muerte de Santiago Maldonado durante la represión al Lof en Resistencia Cushamen, el pasado 1 de agostoa manos de la Gendarmería nacional, y la cacería desatada el pasado jueves, sin saber aún cuantas vidas se ha cobrado, todo bajo la orden del juez Villanueva, quien ha dado muestras sobradas de los intereses que defiende. La cruzada antimapuche en el sur, al servicio de los grandes terratenientes como Lewis y el magnate italiano Benetton, cuenta con grandes aliados.

Exigimos la inmediata libertad de los detenidos y el cese de toda represión al pueblo mapuche y los que luchamos en defensa de sus derechos. Este es un nuevo crimen de Estado. Las fuerzas represivas son responsables. Weretilneck, Macri, Patricia Bullrich y el juez Villanueva, son responsables. La resistencia y la lucha por terminar con todo ataque a las libertades democráticas, en defensa del pueblo mapuche y por justicia por los compañeros asesinados, también cuenta con fuerza y apoyo, de este lado. Seamos miles en las calles de todo el país repudiando estos hechos.








Temas relacionados

Gustavo Villanueva    /    Rafael Nahuel   /    Facundo Jones Huala   /    Pueblo Mapuche   /    Río Negro   /    Neuquén   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO