Sociedad

PODER JUDICIAL

Gustavo Fehlmann, el Valerio de Macri y Cornejo para los tribunales federales de Mendoza

El Fiscal Fehlmann podría ser uno de los elegidos de Macri para ocupar un juzgado federal en Mendoza.

Viernes 25 de noviembre de 2016 | 14:28

Próximamente deben definirse las personas que ocuparán los cargos vacantes de jueces en los Tribunales Orales Número 1 y 2 de Mendoza.

Para la elección, el presidente Mauricio Macri elegirá una terna que enviará al Senado de la Nación, quien optará por el elegido.

Dentro de los postulantes se encuentra el actual Fiscal de Instrucción de Godoy Cruz Gustavo Fehlmann sobre el que recaen importantes denuncias, entre ella de haber acosado a una alumna universitaria.

Fehlmann es fiscal en Mendoza desde el año 2002, y además es profesor en la facultad de Derecho de la Universidad Champagnat.

Allí una alumna lo denunció por haberle envíado un mensaje donde le pedía un “favor sexual” a cambio de otorgarle beneficios en la materia de Derecho Procesal Penal que dictaba.

El caso se encuentra en análisis de la justicia y organizaciones de derechos humanos y mujeres han presentado el pedido de juicio político.

A esta escandalosa denuncia de acoso sexual sobre una joven, se suma la realizada por un testigo en el juicio por homicidio de Ricado Lopez Aveiro. Allí el testigo que había declarado no saber quién habían sido los culpables, afirma que luego de su declaración fue detenido sin motivo y visitado por el propio fiscal para presionarlo a decir los nombres de supuestos responsables que el fiscal le dijo. Por este hecho también hay una denuncia contra el fiscal por “plantar pruebas”.

Felhmann además es un claro exponente de la mano dura en la provincia, por ello Alfredo Cornejo lo tiene entre sus predilectos y podría ser uno de los pedidos del gobernador al presidente para ocupar el cargo en la justicia federal.

El gobernador ha impulsado una serie de reformas en el código procesal penal provincial que alteran garantías constitucionales fortaleciendo la figura de prisión preventiva y reiterancia. Promovió en el Poder Judicial local a referentes de esta política de demagogia punitiva como el Procurador Alejandro Gullé, que tiene récord de sentencias perpetuas en la provincia, y el reicente electo juez para la Suprema Corte José Valerio, reconocido por sus fallos misóginos y homofógicos.

Ahora Macri y Cornejo se aprestan a llevar a este tipo de funcionarios judiciales a la justicia federal de Mendoza.

Tal como denuncian los organismos de derechos humanos Fehlmann no puede ser juez ni funcionario. Cientos de miles nos movilizamos en todo el país diciendo “Ni Una Menos” y nos responden con jueces misóginos y denunciados por acoso sexual.

Pero también es necesario terminar con la antidemocrática forma de elección de jueces donde el presidente y senadores nacionales definen quién ocupará el cargo por sobre la voluntad de millones. Cargos que además son vitalicios y pagan dietas exorbitantes muy alejadas de lo que cobra cualquier trabajador. Estos mecanismos garantizan que los Valerio o los Fehlmann sean los representantes del Poder Judicial que puebla las cárceles con los hijos del pueblo trabajador mientras los organizadores del gran delito conviven en la impunidad con el poder político, las fuerzas de seguridad y los empresarios.

Como dice el proyecto presentado por el Frente de Izquierda hay que establecer la elección directa de los jueces, la revocabilidad de los mandatos, la implemetnación de los juicios por jurado, y que cobren un salario igual a una maestra con 26 años de antigüedad.




Temas relacionados

Alfredo Cornejo   /    Partido Judicial   /    Mendoza   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO