Política Estado Español

BARCELONA

Guardia Urbana y Mossos d’Esquadra desalojan por segunda vez la Residencia de Estudiantes Autogestionada (REA)

Gran operativo policial para desalojar la Residencia de Estudiantes Autogestionada en el barrio del Raval, una iniciativa de estudiantes de la Universidad de Barcelona para denunciar la precariedad juvenil y la gentrificación que padece la ciudad.

Marta Clar

Barcelona | @MartaClar1

Lunes 8 de enero | 18:33

Foto: @La_Directa

Un gran operativo policial formado por agentes antidisturbios de la Guardia Urbana y los Mossos d’Esquadra han desalojado durante la mañana del lunes la Residencia de Estudiantes Autogestionada (REA), que se encuentra en el Passatge de Sant Bernat número 9, en el barrio del Raval, edificio ya fue desalojado el pasado 1 de diciembre y reokupado posteriormente por el mismo colectivo.

Anteriormente el edificio era una escuela de adultos y estuvo vacío sin ningún tipo de uso desde el 2008 hasta el 2016, cuando un grupo de estudiantes de la Universidad de Barcelona decidieron ocuparlo para convertirlo en una residencia de estudiantes autogestionada, denunciando de esta forma la precariedad juvenil y la gentrificación urbanística como parte de la campaña Simulacros de Democracia Directa que impulsa la Federación Anarquista de Cataluña.

El desalojo ha empezado a las 8 de la mañana, cuando un amplio operativo policial ha ocupado las calles colindantes. En él han participado miembros de los antidisturbios de la Guardia Urbana, cuerpo que el consistorio de Barcelona en Comú prometió disolver, con el apoyo de los Mossos d’Esquadra. Al rededor de una quincena de personas se encontraban en el interior del edificio, mientras varias decenas permanecían concentradas en las calles cercanas bajo el lema de “ningun desalojo sin respuesta”.

El Ayuntamiento afirma que el desalojo es debido a que "la finca es un peligro i no se pueden realizar actividades dentro”. Sin embargo, el colectivo de la Residencia de Estudiantes Autogestionada cuestiona el motivo del consistorio y denuncia las verdaderas motivaciones políticas que se encuentras detrás del desalojo. Tal y como lo explican en su comunicado, desde la REA han refutado uno a uno mediante informes realizados con ayuda de arquitectos y abogados la supuesta inseguridad del edificio, presentando además una propuesta para rehabilitar el edificio que el Ayuntamiento rechazó.

No hay duda de que en este caso, como en tantos otros, se trata simplemente de perseguir y reprimir al movimiento okupa que promueve la “liberación de espacios”, convirtiendo edificios cerrados o bajo las garras de especuladores inmobiliarios en puntos encuentro en el que se articulan movimientos sociales y vecinales, como en este caso, el activismo vecinal y el movimiento estudiantil.

Para David Cuadrado, miembro del colectivo de La REA, “Gala Pin y por lo tanto Barcelona en Comú y el Ayuntamiento de conjunto, es responsable directo tanto del desalojo como de la brutalidad policial que se ha llevado a cabo, tanto en este como en el anterior desalojo en el que varios estudiantes necesitaron atención médica afectados por el gas pimienta. Algunos de ellos, además, acabaron con la cabeza abierta, un brazo roto y una pierna rota.”

Tal y como los estudiantes señalan, lo que no se sostiene por ningun lado es que mientras el Ayuntamiento pone como pretexto que inmueble tiene que derrumbarse por problemas estructurales de seguridad, al mismo tiempo, la policía se dedique a romper con “golpes de maza” una pared maestra para hacer efectivo el desalojo.

El caso de La REA es una clara muestra del callejón sin salida que ha representado el gobierno de Barcelona en Comú para quienes pelean por el derecho a la vivienda, contra la precariedad y la gentrificación urbana.






Temas relacionados

Okupas   /   Política Estado Español   /   Barcelona en Comú   /   Ada Colau   /   Barcelona

Comentarios

DEJAR COMENTARIO