Sociedad

NUESTRAS VIDAS VALEN MÁS QUE SUS GANANCIAS

Gualeguaychú contra el cáncer: “La vida de nuestros hijos no se negocia”

Se realizó en la localidad entrerriana la movilización #StopCancer, con un fuerte reclamo contra el uso de glifosato. Aumenta la preocupación por el cáncer infantil.

Juana Galarraga

@Juana_Galarraga

Domingo 10 de diciembre de 2017 | 22:38

Fotografía: Luigi Morris

La comunidad gualeguaychuense se movilizó en la tarde del domingo por la costanera de la ciudad, al grito de #StopCancer. “No al glifosato” fue una de las consignas que se escuchó con más fuerza. “La vida de nuestros hijos no se negocia”, era otra de las proclamas pintadas en las banderas.

La jornada impulsada por Ciudadanos Autoconvocados, reunió alrededor de mil personas. La manifestación surgió ante la inacción de las autoridades municipales, provinciales y nacionales, que ante la explosión de casos de cáncer en la localidad, no han tomado medidas serias tendientes a esclarecer cuáles son los factores que potencian la enfermedad. Actualmente la preocupación se extiende por la cantidad de niños y niñas con leucemia y otros tipos de cáncer que se cuentan en la ciudad.

Te puede interesar: Gualeguaychú: el pueblo de la alegría en una cruzada contra el cáncer

Los agrotóxicos como el glifosato, utilizados en los campos de soja extendidos a lo largo de toda la provincia, los efluentes vertidos al río Gualeguaychú desde el parque industrial y la contaminación generada por la papelera UPM - Botnia, son los factores contra los que apuntan los pobladores.

Según denuncian los organizadores, desde la primera movilización que se llevó a cabo el año pasado, no se ha avanzado en la investigación sobre la contaminación ambiental y la generación de estadísticas que permitirían conocer el alcance del fenómeno. La problemática cobró mayor visibilidad a partir del caso de Antonella González, nena de nueve años que falleció en el hospital Garrahan peleando contra la leucemia. Su historia alcanzó una gran repercusión gracias a la campaña desarrollada por sus papás, quienes hoy se encuentran al frente de la pelea contra el cáncer en la ciudad.

Leé también:Agrotóxicos: murió Antonella González y convocan a marchar por justicia

“Hace un año marchamos por primera vez. No queremos realizar otras marchas para reiterar que el Estado debe garantizar nuestra salud. Pero hoy vemos con preocupación que los problemas siguen, que el cáncer continúa su marcha explosiva y en los últimos tiempos nos han conmovido casos que afectan a nuestros gurises. Según el informe difundido con aval de la Municipalidad de Gualeguaychú, hay una tendencia decreciente del cáncer en el país y en la provincia. Pero en Gualeguaychú crecen los casos. ¿Qué está pasando? ¿Hasta cuándo se va a morir y a enfermar nuestra gente?”, denuncia el documento leído tras la marcha.

En el texto se destacó la exigencia de estudios serios sobre la contaminación del aire y el agua, además del acceso público a la información sobre la salud de la población. “¿Tan difícil es realizar estudios periódicos? ¿Vale la pena que se inviertan tantos millones en una nueva planta para el agua potable, que seguirá tomando el agua de un río contaminado, o hay que estudiar un sistema de pozos para las distintas zonas de la ciudad? Queremos saber qué aire respiramos. ¿Tan difícil es instalar sensores de aire para una evaluación? (…) Necesitamos que se hagan estudios de los alimentos que consumimos. Los peces, por ejemplo. ¿Podemos consumir pescados que habitan en ríos contaminados? ¿Qué pasa con los pollos y con la carne vacuna? ¿Qué sucede con los pesticidas que se usan para las frutas y las verduras?, plantea el documento leído desde el escenario.

Podés leer:Agrotóxicos: de lecciones, venenos y ausencias

El repudio a las declaraciones del ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, a favor del uso del glifosato y la instalación de papeleras, también se hizo sentir. Las intervenciones de los oradores dejaron planteada la necesidad de continuar movilizados y organizar acciones en común con pobladores de toda la provincia de Entre Ríos, “zona verde” de alta concentración de sembrados de soja, donde el flagelo de los pueblos fumigados se profundiza cada vez más.








Temas relacionados

Pasteras   /    agroindustriales   /    Luis Miguel Etchevehere   /    Ministerio de Agroindustria   /    Cancer   /    Glifosato   /    Agrotóxicos   /    Contaminación   /    Ecología y medioambiente   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO