Mundo Obrero Estado Español

#VALEMOSMASQUEESTO

Grupo VIPS: nuevos accionistas, nuevos ataques

El grupo VIPS sigue con su ambicioso plan de expansión en el Estado español. La empresa planea abrir más de 80 nuevos locales y se verá beneficiada por la inyección de alrededor de 12,5 millones de euros por la entrada de un nuevo grupo de inversores.

Martes 24 de octubre | 20:23

La empresa multimarca del sector de la hostelería, Grupo Vips, sigue con su ambicioso plan de expansión a lo largo y ancho del Estado español. Solo en 2017 la compañía planea abrir mas de 80 nuevos locales, además de haber adquirido una nueva marca de restaurantes de comida asiática, Wagamama. Esto se debe principalmente a la entrada de un nuevo grupo de inversores en la empresa, que inyectará alrededor de 12,5 millones de euros en el Grupo Vips.

De esta manera se pone fin a la presencia del banco de inversiones norte americano Goldman Sachs en la empresa, que junto a la familia Arango han sido los principales accionistas durante los últimos diez años. Esta ha sido una etapa en la que la empresa ha pasado por serias dificultades económicas, cerrando varios años en números rojos. Desde la dirección del Grupo Vips, explicaban esta situación por la caída del consumo causada por el estallido de la crisis económica internacional.

Pero este no fue el único factor que terminó pesando en las cuentas de la empresa. La apertura desordenada de nuevos locales que se produjo durante la década pasada, provocó un fuerte endeudamiento con multitud de bancos. La mayoría de estos nuevos locales que se abrieron durante esta etapa, fueron finalmente cerrados cuando la crisis económica empezó a arreciar con fuerza en el país. Esto dejó un agujero financiero que puso en peligro la propia existencia de la empresa. Para afrontar esta difícil situación, desde la compañía se empezó a implementar un plan de choque que implicaba un fuerte deterioro de las condiciones laborales de los trabajadores del Grupo Vips. A partir de ese momento se generalizaron los contratos basura de los nuevos trabajadores, con jornadas de diez horas a la semana, menor retribución salarial, horarios rotativos sometido al capricho y necesidad de la empresa, etc. Ademas a todos los trabajadores mas antiguos de la empresa se les obligó a rebajar su jornada e incluso en algunos caso a aceptar la rebaja de el cinco por ciento de su salario.

Sin embargo al mismo tiempo que pasaba esto, la familia Arango, fundadores y máximos accionistas del grupo, aumentaban su fortuna y prestigio, convirtiéndose en una de las familias mas acaudaladas de México y haciéndose un importante hueco en el mundo del arte. Por otra parte, Goldman Sachs vivió también una época dorada, ganando importantes sumas de dinero a costa de ganar una influencia arrolladora a nivel mundial. De esta manera participó y se beneficio de la caída de Lehman Brothers y de la bancarrota del Estado Griego, que llevó a la desgracia y la pobreza a millones de trabajadores.

Ahora, cinco años después de estos dramáticos ajustes, que la empresa en un ejercicio de hipocresía llamo eufemísticamente DESAFIO 2012; entra un nuevo grupo de inversores. Este fondo de inversiones, llamado PROA CAPITAL, está vinculado a la familia Koplowitz.

Los Koplowitz son una de las familias mas ricas y poderosas del Estado español. Es un apellido ligado a la nobleza y a los grandes negocios del ladrillo y por tanto con vínculos directos con el poder político.

De esta manera PROA CAPITAL pone como condición para invertir su dinero, que la dirección del Grupo Vips emprenda nuevamente un brutal plan de ajuste. Esto incluye cientos de despidos encubiertos, que se llevan realizando desde el año pasado. Además de una política de persecución sindical, como ya se vio en las últimas elecciones sindicales de la empresa. En donde se despidieron a decenas de trabajadores por pertenecer al sindicato Co.Bas, perteneciente a la llamada izquierda sindical. Estos compañeros se vieron sometidos a un fuerte acoso laboral y finalmente a su despido, impidiéndoles así poder formar una candidatura sindical crítica con la empresa y los sindicatos que tradicionalmente se han mostrado sumisos a la dirección de la compañía: CCOO, UGT y FETICO.

Nuevamente los trabajadores del Grupo Vips se encuentran ante la situación de vivir el deterioro de sus condiciones laborales. Y nuevamente los beneficiados vuelven a ser grandes empresarios que ponen sus ya abultadas ganancias por delante de todo. En este caso además son los culpables directos de desatar la mayor crisis económica de la segunda posguerra que tanto dolor y sufrimiento ha causado a millones de trabajadores.

Este panorama no solo se está dando en el Grupo Vips, es la nueva realidad a la que se enfrentan millones de trabajadores de distintos sectores de la economía. Es el modelo laboral que quieren imponer al conjunto de la clase obrera, y por el cual se han implementado las últimas reformas laborales revelando el carácter de clase del Estado. Pero esta situación no se puede entender sin la complicidad de los principales sindicatos, CCOO y UGT. Cuyas cúpulas han dejado pasar todos y cada uno de los ataques que desde la patronal y los distintos gobiernos perpetraban contra el conjunto de los trabajadores. Llevando la precariedad a niveles nunca vistos antes.

Es por eso que desde Izquierda Diario estamos desarrollando una campaña contra la precariedad en los centros de trabajo, que se ceba principalmente con los sectores más vulnerables de la sociedad: jóvenes, mujeres, inmigrantes etc. Para comprender mejor este fenómeno, pero también como una herramienta que nos permita dar un paso en la autoorganización de de los trabajadores con el objetivo de plantar cara a los constantes ataques de la patronal y luchar por mejores condiciones de vida.






Temas relacionados

Grupo VIPS   /   #ValemosMasQueEsto   /   Campaña Precariedad Laboral   /   Mundo Obrero Estado Español   /   Precariedad laboral

Comentarios

DEJAR COMENTARIO