Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

Grupo Clarín, negocios cada vez más abundantes

Si hay un grupo empresario que ha sido beneficiado ampliamente por el gobierno de Macri, sin dudas es el Grupo Clarín. Cada vez más jugosos negocios no impiden que el multimedio despida trabajadores.

Lorena Billone

Delegada FOETRA Agrupación Violeta | @LorenaBillone

Jueves 2 de febrero de 2017 | Edición del día

Además de que en el 2016 se le multiplicó la pauta oficial, a fin de año la “revolución de la alegría” golpeó las puertas del grupo con un esperado regalo entre sus manos: el decreto 1340/16, que le otorga la posibilidad de brindar servicio 4G a través de Nextel.

Cablevisión Nextel está controlada en un 60% por el Grupo Clarín, que debutó en la empresa de telefonía celular con despidos en el mes de marzo del año pasado, y en un 40% por Fintech, de David Martinez, el accionista mexicano que controla Telecom. Durante el kirchnerismo, el Grupo Clarín se abstuvo de participar en la licitación de frecuencias, pero a través de Nextel, compró varias empresas que sí las tenían y que ahora podrá utilizar para brindar 4G.

Esta es la principal queja de Telefónica, que amenazó con presentar una demanda ante el CIADI, pero que, cabe destacar, también obtuvo sus beneficios con la firma de este decreto, como la posibilidad de brindar tv por cable a partir del 2018 (así como también podrán hacerlo Telecom y Claro).

Bajo el discurso de “competencia”, el decreto en realidad protege a los actuales actores del mercado. La fusión entre Clarín y Telecom es un rumor cada vez más grande desde que esta última fue adquirida por David Martinez. De hecho, una de las primeras medidas que tomó al desembarcar en Telecom, fue nombrar como titular a Mariano Ibañez, quien había sido CEO de Cablevisión entre el 2001 y el 2006.

Por cierto, Telecom fue beneficiada también con los aumentos en el abono de la telefonía fija, que pasó de costar $13 a $38 (más IVA) a mediados del año pasado y que a partir de este mes pasa a costar $75 más IVA.

Y como el mundo es un pañuelo, Matías Fredriks, uno de los abogados del Grupo Clarín, cuenta con un “valioso” antecedente: entre 1990 y 1991 fue Director de Asuntos Laborales de la Comisión Liquidadora de E.N.Tel. Su jefa, María Julia Alsogaray, luego condenada por corrupción y por vaciamiento de la entonces empresa estatal de telefonía. Durante el proceso de privatización, miles de trabajadores fueron despedidos.

Así las cosas están hoy. Todo esto traducido significa negocios millonarios, así que Imaginemos por un momento si se diera finalmente esta fusión entre Clarín y Telecom.

A mediados de enero, Clarín despidió a 380 trabajadores de su taller Artes Gráficas Rioplatenses (AGR) del barrio de Pompeya. El argumento de la empresa: “crisis en el sector gráfico”. Sin embargo, los trabajadores del taller denunciaron que allí se imprimían Revista Viva, Rumbos, Genios, Jardín, Cablevisión, Guías telefónicas, libros escolares, folletería, etc. Y además, habría que ser muy ingenuo para creer que, con todo lo dicho más arriba, el Grupo Clarín está atravesando algún tipo de crisis, cuando en realidad está siendo enormemente beneficiado.

El gobierno una vez más tomó partido por el Grupo Clarín, negando a los trabajadores la conciliación obligatoria y montando enormes operativos policiales tanto en la planta, que se encuentra tomada por los trabajadores y donde en los primeros días fueron reprimidos, como en cada acción de lucha que realizan en reclamo de sus puestos de trabajo.

Y como si esto fuera poco, la empresa cuenta con la protección de un escandaloso cerco mediático, ya que ningún canal de televisión transmite sobre el tema y, si en algún momento lo hace, es con información falsa.

El objetivo es claro, en línea con la política del gobierno hacia los trabajadores, la intención es la flexibilización laboral y, de no ser aceptada, los despidos. “Hay que entender si las empresas tienen circunstancias por las que despiden”, declaró el Ministro de Trabajo Jorge Triaca, que justificó los despidos en Clarín.

Pero en el marco de esta durísima lucha, los trabajadores de AGR Clarín están contando con una enorme solidaridad de organizaciones de izquierda y de trabajadores de distintos sectores, que se acercan a diario a la puerta de la planta a llevar sus muestras de solidaridad y aportes económicos producto de impulsar fondos de lucha en sus lugares de trabajo.

Es que los trabajadores están entendiendo que la lucha de los despedidos de AGR es una lucha testigo, no solo contra Clarín, sino contra los planes de flexibilización del gobierno de Cambiemos. En cada lugar de trabajo y estudio, resuena la frase: “Si ganan los trabajadores de AGR, ganamos todos”







Temas relacionados

AGR-Clarín   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO