Mundo Obrero

MOVIMIENTO LUCHA POR $15

Gran jornada de lucha de trabajadores de servicios en Estados Unidos

La movilización se hizo sentir en más de 300 ciudades este martes 29 e involucró a miles de trabajadores de establecimientos de comida rápida, trabajadores del aeropuerto de O´Hare en Chicago, y trabajadores de Uber.

Jesús Pegueros

@DemoPegueros

Miércoles 30 de noviembre | 04:29

1 / 3

Este martes 29 fue el día fue escogido por el movimiento Fight For $15 (Lucha por 15 dólares), que lucha por un salario mínimo de 15 dólares la hora, como una jornada que sirva para relanzar su campaña que este martes cumplió cuatro años de su inicio. Múltiples acciones han sido organizadas por todo EE. UU., para dejar sus demandas bien claras antes de que asuma la presidencia Donald Trump. Éste, por cierto, durante su campaña llegó a abordar el tema prometiendo un salario mínimo federal de 10 dólares solamente.

Hoy en día, varios estados como Nueva York, California, Massachusetts y Oregón ya han elevado el salario mínimo a 15 dólares la hora después de las acciones de protesta de este grupo que abarca en su mayoría a trabajadores de locales de comida rápida, pero también cuenta con miembros de otros sectores como los que cuidan a enfermos en sus hogares, trabajadores de aeropuertos y profesores universitarios a medio tiempo. Sin embargo, los acuerdos logrados resultaron engañosos pues les impusieron planes de aumentos parciales de modo que accederán a los 15 dólares recién en 2019.

Los representantes del grupo habían anunciado que habría varias huelgas, entre las cuales destacan las de los empleados de la cadena McDonald’s en 340 ciudades y la de los trabajadores aeroportuarios en 20 aeropuertos como el O ’Hare de Chicago, el aeropuerto internacional de Los Ángeles y el aeropuerto internacional Liberty de Newark en Nueva Jersey.

Las acciones coordinadas e impulsadas por el Sindicato Internacional de Empleados de Servicio muestran que lejos de presentar a Estados Unidos como la “tierra de las oportunidades” en realidad presenta los mismos problemas y las mismas condiciones para los trabajadores que se viven al sur de la frontera, al igual que varios sectores de sus vecinos del sur, los del norte están mostrando a su vez una enorme disposición al enfrentamiento para mejoras sus condiciones laborales.

Las principales ciudades escenario de luchas obreras

La convocatoria del "Día de Interrupción" nacional, como lo han llamado sus organizadores logró reunir en Nueva York, en el Bajo Manhattan, a cientos de manifestantes que salieron del parque Zucotti y marcharon sobre avenida Broadway culminando en un restaurante McDonald´s donde se dio la detención de más de dos docenas de los participantes entre los cuales una parte importante son hispanos como es el caso de José Carrillo que a pesar de sus 83 años de edad ya han participado hasta en 12 huelgas similares.

En Miami Norte, uno de los trabajadores que salió a protestar temprano fue Westley Williams, de 40 años, quien gana apenas 9 dólares la hora en un McDonald"s, dijo que espera que con las protestas de hoy su salario pueda subir para mejorar su vida y la de su familia. "Yo trabajo demasiado duro para ser tratado como basura, estoy en huelga por una vida y un futuro mejor," dijo Williams, "No vamos a retroceder", aseveró, mientras se sumaba a la marcha que se dirigió de Miami hasta el aeropuerto de Fort Lauderdale.

En Chicago los activistas de la campaña "Lucha por $15" se unieron al medio millar de huelguistas del Aeropuerto Internacional O"Hare, los cuales abandonaron sus puestos de trabajo para demandar un salario justo y el derecho a organizarse, mientras que en el norte de esta ciudad fueron detenidos 55 manifestantes que bloquearon un Mc Donald’s. En los Ángeles, por realizar la misma acción fueron arrestados y acusados de desobedecer una “orden de dispersarse” cuarenta manifestantes.

Por otro lado, los trabajadores de Uber realizaron una concentración en San Francisco, sede nacional de la compañía, para exigir un salario mínimo de 20 dólares la hora.
Las manifestaciones recibieron el apoyo de un debilitado Sanders, quien escribió en su twitter: "Yo estoy con los trabajadores a través del país quienes están exigiendo $15 la hora y un sindicato. Sigan luchando hermanos y hermanas”

La precarización sin fronteras

Mientras en el corazón de México trabajadores de intendencia del IEMS han sido cínicamente golpeadas mediante la imputación de demandas penales que podrían costarles la cárcel, las demandas han sido las mismas: trabajo digno, sindicato independiente, contrato colectivo de trabajo y salario digno. Mostrando a su vez que la precarización lejos de ser un problema coyuntural o exclusivo de las economías periféricas es un problema que cada día atañe más al conjunto de los trabajadores independientemente de la nacionalidad de los mismos.

Y es que para los empresarios en complicidad con los gobiernos, las condiciones precarias y la pauperización del empleo representan mayores ganancias, dicho razonamiento es empleado a ambos lados de la frontera en el caso México-EE.UU. Es por eso que la solidaridad recíproca entre los trabajadores residentes en Estados Unidos como en México es fundamental.

Mientras los partidos y empresarios mexicanos han llamado a la unidad nacional frente al acenso de Trump, son ellos quienes acuerdan las medidas más violentas para con los millones de trabajadores, del mismo modo que lo hacen del otro lado de la frontera. La lucha en curso es un ejemplo internacional, pues nos muestran a quienes vivimos las reformas y represión de Peña Nieto, que los intereses de los trabajadores son comunes a ambos lados del rio Bravo, pero además que ambos comparten el mismo enemigo, los patrones y los partidos pro patronales.




Temas relacionados

Estados Unidos   /    Mundo Obrero   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO