MUNDO OBRERO

Gran encuentro de agrupaciones clasistas en el Hotel Bauen

Se realizó un importante plenario nacional de delegados de las agrupaciones clasistas impulsadas por el PTS e independientes en los sindicatos. La discusión sobre cómo prepararse para los nuevos ataques. Las resoluciones de la reunión.

Domingo 24 de septiembre | Edición del día

Fotografía: Enfoque Rojo

Los principales impulsores del encuentro fueron los referentes de las luchas de PepsiCo, Zanon, Kraft, Lear y Donnelley, junto a representantes de más de sesenta sindicatos de todo el país.

Estuvieron presentes representantes (muchos de ellos delegados o miembros de comisiones directivas) de trabajadores de la alimentación, empezando por una gran delegación de obreros de PepsiCo en lucha, y sumando a trabajadores de agrupaciones clasistas de fábricas como Kraft, Comisión Interna Stani, Cresta Roja, Fel Fort, La Virginia, gráficos, del neumático (SUTNA), metalúrgicos, mecánicos, siderúrgicos, docentes de distintos sindicatos de todo el país, estatales, salud, del subte, ferroviarios (Unión Ferroviaria, La Fraternidad, tercerizados, entre otras), colectiveros, telefónicos, bancarios, aeronáuticos (de gremios como APA, UPADEP, SOM), madereros, ceramistas, ingenios azucareros como La Esperanza, Aceros Zapla, petroleros, papeleros, aguas gaseosas, UATRE Tucumán, delegados de Metrogas, pasteleros, petroquímicos, comercio, jaboneros, textiles, Comisión Interna Elemento, no docentes, CONICET, Astillero Río Santiago, fábricas recuperadas como Zanon o Madygraf, entre muchos otros sectores.

Dio comienzo al plenario Raúl Godoy, referente de la fábrica recuperada Zanon y diputado provincial del Frente de Izquierda, presentando la mesa integrada por Catalina Balaguer, obrera de PepsiCo de larga tradición y militante del PTS; Alejandro Vilca, obrero de la recolección y candidato del PTS-Frente de Izquierda que viene de hacer una elección histórica en Jujuy; la compañera Laura Espeche, de la Comisión directiva del Sute de Mendoza; Camilo Mones delegado de PepsiCo; Ana Laura Lastra, delegada del Indec; Claudio Dellecarbonara, miembro del Secretariado Ejecutivo de la AGTSyP (subte) por la minoría; la compañera Carina de PepsiCo; Carlos de la Granate de FATE (SUTNA).

Se propuso como presidencia honoraria a Santiago Maldonado, por quien se está luchando para lograr su aparición con vida, y a los compañeros Ezequiel Castro y Laura Rimedio, compañeros del PTS fallecidos este año en un accidente en Olavarría mientras llevaban adelante la campaña del Frente de Izquierda. Ezequiel era dirigente del SUTEBA de Ensenada de la oposición clasista y Laura delegada en el Arba de ATE.

Un saludo de la lucha del movimiento estudiantil secundario

Antes del informe de inicio para el debate, dieron un saludo las estudiantes secundarias Sol Schmal y Magalí Peralta de la agrupación No Vamo´a Calmarno, contando sobre la lucha que están llevando contra la reforma educativa: "Estamos con más de 30 colegios tomados y 3 movilizaciones de más de 4 mil estudiantes, estamos en lucha contra la reforma inconsulta. Esta reforma quiere deslegitimar el trabajo docente, agregando facilitadores sin ningún tipo de formación pedagógica, para seguir con el trabajo estudiantil y desde las empresas nos quieren bajar tutores que son como supervisores. La reforma educativa es la antesala de la reforma laboral".

El debate del plenario

El eje de debate de toda la jornada estuvo planteado desde el comienzo, con las intervenciones de Raúl Godoy y Camilo Mones desde la mesa del plenario.

La reflexión partió del análisis de que, con seguridad, después de las elecciones el Gobierno de Macri y las patronales intentarán descargar nuevos ataques sobre la clase trabajadora y el pueblo pobre, con la complicidad de las cúpulas sindicales.

Por su parte el kirchnerismo, producto de su pasividad (que contrasta con grandes luchas como la de PepsiCo que mostró la voluntad de resistencia del clasismo) y su alianza con sectores del peronismo abiertamente cómplices del ajuste, ha entrado en una crisis, con resultados electorales peores a los que esperaban.

De conjunto, estos factores abren nuevas posibilidades para el desarrollo de la izquierda clasista si ésta se prepara correctamente para los nuevos desafíos. Las futuras luchas serán contra un Gobierno y patronales que quieren cambiar la relación de fuerzas pero aún no lo han logrado (y la crisis por Maldonado muestra algunas de las debilidades del macrismo), y eso será fuente de próximas luchas y crisis políticas.

Este fue el eje que atravesó el plenario, considerando que para estar a la altura de los ataques es necesario contar con una fuerza organizada superior, así como con un fortalecimiento del Frente de Izquierda y sus candidatos, como fuerza política en todo el país.


Parte de la delegación de PepsiCo presente en el plenario

Apoyándose en sus tradiciones de lucha, en los amplios sectores que han salido a reclamar la aparición con vida de Maldonado, que han simpatizado con la gran lucha de los obreros de PepsiCo- que se sostiene hace tres meses-, en el millón de votos del Frente de Izquierda, y en este marco señalado arriba, la izquierda clasista puede proponerse dar un gran salto, combatiendo a su vez las ideologías más conservadoras que priman en algunos sectores del movimiento obrero, y organizar a cientos y miles de nuevos compañeros y compañeras en todo el país para las próximas peleas.

Al mismo tiempo, el plenario reflexionó sobre el fin de una etapa. Las nuevas condiciones, a diferencia de años anteriores de crecimiento económico, marcan los claros límites de las luchas aisladas por empresa para sostener conquistas en los lugares de trabajo, en momentos en los que el Gobierno y las patronales se proponen intentar cambiar la relación de fuerzas y avanzar sobre las condiciones de trabajo.

Este nuevo contexto impone más que nunca un nuevo tipo de militancia, como parte de una corriente nacional, que se plantee la resistencia de la clase trabajadora no desde cada lugar de trabajo aisladamente sino de conjunto frente a los planes patronales, junto a todos los sectores explotados y oprimidos. Para ello se planteó también impulsar en todo lugar donde sea posible la exigencia a las organizaciones de masas a que rompan su pasividad y organicen la lucha contra el ajuste. Esta política, llamada Frente Único Obrero (bajo el lema “golpear juntos, marchar separados”, que remarca la lucha común por determinados puntos a la vez que la independencia frente a las conducciones burocráticas), no es igual en todos lados ya que precisa de una fuerza propia por parte de los sectores clasistas para que tenga real eficacia.

Conquistar esta fuerza es parte de los desafíos que se planteó el plenario, así como lograr un avance de la influencia de los sectores clasistas también en aquellos lugares donde las direcciones burocráticas se nieguen a las exigencias de lucha, desenmascarándolas ante la base. Raúl Godoy sintetizó este eje diciendo que “en el Frente único obrero hace falta tener una fuerza material concreta en cada uno de los lugares para imponerlo, que el conjunto haga la experiencia con esa burocracia, que a veces hacen demagogia pero en lo concreto no llevan ninguna lucha hasta el final”.

Por su parte, Camilo Mones también dijo que “los dirigentes de la CGT están otra vez en la tregua, incluso se volvieron a reunir para conversar con Triaca, y nada bueno podemos esperar los trabajadores de esos diálogos, ya lo sabemos. Y el kirchnerismo lo único que hace es quejarse de que la derecha saca votos. Su estrategia fracasó, querían ganarle a Macri electoralmente llamando a que nadie se movilice. El Gobierno quiere una reforma consensuada con la burocracia y nosotros tenemos que prepararnos para ese momento. Va a ser un período de mayores conflictos: vamos por la unidad de la clase trabajadora para dar una respuesta conjunta al ataque que se viene, para eso es este encuentro”.

Raúl Godoy también explicó la necesidad de luchar por la unidad de la clase trabajadora, entre efectivos, contratados, tercerizados, desocupados, tomando las demandas de todos los sectores oprimidos y también las causas democráticas, como en el caso Maldonado. “El hecho de que esté implicada una fuerza represiva como la gendarmería no es cosa menor, utilizan el espionaje y la represión para imponer los planes burgueses. La aparición de Santiago Maldonado es en defensa propia. Cuando nosotros nos levantamos utilizan su fuerza para reprimir. La denuncia a la fuerza represiva tiene que ver con quitarle poder de fuego”.

Decenas de intervenciones de compañeros y compañeras de todo el país tomaron el guante para hacer un rico debate que se extendió por varias horas.

Entre otros contenidos, Hernán García, del Astillero Río Santiago, se refirió a las tendencias conservadoras que también existen en algunos sectores del movimiento obrero, a una ideología de progreso individual que está impregnada en amplios sectores, y a la necesidad de una corriente clasista en el movimiento obrero que dé batalla por nuestro programa y nuestra estrategia contra esas tendencias, aunque por el momento sea minoritaria en distintos lugares, porque así se siembra para las luchas del futuro.

Los compañeros de Jujuy como Silvio Eguez, explicaron cómo el enorme crecimiento del Frente de Izquierda con la candidatura de Alejandro Vilca, que sacó casi el 13 % de los votos en las PASO, les permite desarrollar la organización en primer lugar desde lo político, proponiéndose organizar a cientos de trabajadores, mujeres y jóvenes al calor de estos fenómenos y no partiendo desde lo sindical solamente.

Los compañeros y compañeras ferroviarios explicaron cómo la organización por locales les permite mantener una militancia político-sindical que no dependa exclusivamente de la situación dentro del gremio en cada momento, sino readecuar su práctica militante de acuerdo a los fenómenos que se dan en cada contexto.

Así como ellos y ellas, decenas de compañeros y compañeras de todo el país contribuyeron a enriquecer el debate contando sus experiencias de lucha y organización, así como las conclusiones que se desprenden de ellas, hasta llegar a una síntesis común que se expresó en las resoluciones finales del plenario.

"Cristina no vacilaba en mandar a gendarmería contra las luchas obreras”

Además de los representantes de las agrupaciones clasistas, también participaron del encuentro Nicolás del Caño, candidato a diputado por la provincia de Buenos Aires, Alejandro Vilca, obrero de la recolección y candidato a diputado nacional en Jujuy, que viene de obtener casi el 13 por ciento de los votos, así como Christian Castillo candidato a diputado nacional por la Provincia de Buenos Aires, todos ellos del PTS-Frente de Izquierda, partido que impulsa junto a independientes el movimiento de agrupaciones clasistas que dio su puntapié inicial este sábado en el Bauen.

La intervención de Christian Castillo tuvo especial importancia para explicar el debate con el kirchnerismo. El compañero dijo en su intervención que "lo primero que quiero señalar es la calidad de compañeras y compañeros que están presentes, porque me acordaba cuando en medio del desalojo de PepsiCo en C5N comentaban los hechos y la periodista decía ´¿a qué me hace acordar a esto? Ah me hace acordar a Lear, a Donnelley, a Kraft´. Entonces, todas esas luchas que mencionaba, luchas duras que fueron reprimidas, en todas estuvieron a la cabeza compañeros que están aquí. Podemos agregar Zanon, Mafissa, Jabón Federal y tantos otros conflictos que son de los más avanzados que dio la vanguardia obrera en todos esos años, y entonces hay una reflexión muy importante, porque varias de estas peleas se dieron en el kirchnerismo. Ustedes recordaran que Cristina decía ´a mi izquierda está la pared´, para bloquear cualquier desarrollo que superase por izquierda al kirchnerismo. En todas estas luchas se estuvo a la izquierda del kirchnerismo. Ayer veía un volante de Unidad Ciudadana de Lanús que decía 8 razones para votar a Cristina y ponía en una de esas 8 razones ´que nosotros no mandamos a la Gendarmería ni a las fuerzas de seguridad a reprimir el conflicto social´", dijo.

Y agregó "no los mandaba cuando eran de los suyos. Pero Cristina, igual que lo hace Macri, cada vez que el movimiento obrero tendía a superarla por izquierda no vaciló en mandarle a la Gendarmería y así fueron las múltiples represiones de Lear, con Berni comandándola desde el helicóptero. Esto es importante tenerlo en cuenta porque hay muchos luchadores en los gremios que simpatizan con el kirchnerismo que dicen ´ustedes son re combativos, la verdad que el PTS, cómo la luchan´. Con esos compañeros está abierta la posibilidad de hacerlos avanzar hacia la izquierda, que han visto, eso y decirles: ´mirá vos tenés que pensar una cosa: por qué cuando salieron los de la Sociedad Rural, Cristina no les tiró ni un chasquibum y fue muy distinto cuando salió Lear, Mafissa, en la lucha del Casino flotante o a los QOM cuando peleaban en Formosa contra Gildo Insfran o a los ferroviarios que fueron parte de la gran lucha contra la tercerización donde muere Mariano Ferreyra´".

El saludo de Nicolás del Caño

Nicolás del Caño destacó en su saludo que “esta es una reunión con cientos de delegados del país, y es fundamental para debatir cómo nos vamos a preparar para el próximo período, donde el Gobierno y las patronales vienen anunciando que llegó el momento de ir por las conquistas de los trabajadores. Vienen por una nueva reforma laboral, mientras los dirigentes de la CGT siguen en una tregua escandalosa. Está transcurriendo una campaña electoral con un hecho gravísimo, que es la desaparición forzada de Santiago Maldonado. Por eso decimos que hoy las libertades políticas están en peligro y que protegen a la Gendarmería porque es la fuerza que necesitan para hacer pasar el nuevo ajuste que se viene. Ellos se preparan, nosotros debemos hacer lo mismo y plantarnos ante los ataques, como dijeron los compañeros hoy en el plenario”.

Las resoluciones del plenario

Después de una importante discusión, con decenas de intervenciones y un cierre desde la mesa, se pasó a la votación de las resoluciones. Entre las principales, estuvieron las siguientes:

· Impulsar agrupaciones clasistas en todo el país.

· Constituir una coordinación y una mesa del Movimiento de Agrupaciones Clasistas.

· Apoyar activamente las luchas en curso en PepsiCo, MAM, Ingenio Ledesma, así como la lucha de los secundarios de CABA contra la reforma educativa, exigiéndole lo propio a los gremios docentes. Apoyo a las fábricas bajo control obrero.

· Movilizar el 1º de octubre y pelear para que los sindicatos sean parte de la lucha por la aparición con vida de Santiago Maldonado, exigiendo que convoquen y garanticen que los trabajadores puedan participar.

· Apoyar la campaña electoral del Frente de Izquierda y sus candidatos, destacando a los candidatos trabajadores del FIT.






Temas relacionados

Movimiento de Agrupaciones Clasistas   /    Camilo Mones   /    Claudio Dellecarbonara   /    Alejandro Vilca   /    Raúl Godoy   /    Mauricio Macri   /    PepsiCo   /    Nicolás del Caño   /    Christian Castillo   /    Cristina Fernández de Kirchner

Comentarios

DEJAR COMENTARIO