Deportes

FÚTBOL

“Gomito”, el D10S de Mataderos

La historia de Christian “Gomito” Gómez y Chicago es de esas historias que siempre tienen un capitulo nuevo y emocionante. Son de esas que a todos nos gusta escuchar.

Jueves 9 de noviembre | Edición del día

Christian Gómez, más conocido como “Gomito” nació un 7 de noviembre de 1974. Debutó en la primera de Chicago en 1992 con 17 años, hoy con 43 sigue jugando y llenando de magia los campos de juego de la Argentina.

Gomito y Chicago no se pueden entender por separado: la magia del 10 es la felicidad de todo un barrio, es la alegría de los hinchas que partido tras partido copan las tribunas para ver al Torito, sus hazañas dentro del campo de juego lo convirtieron en un culto para el pueblo verde y negro.

El 10 logro con la camiseta de Chicago cuatro ascensos, de los cuales dos fueron por obra y gracia de su talento inoxidable: el gol en Córdoba contra Gimnasia de Jujuy para volver a primera en 2014 y el gol a Colegiales en Munro para salir campeones de la B Metropolitana 2013/2014 y así volver al Nacional B. Jugó 400 partidos y marcó 100 goles. Estas marcas han convertido a Gomito en el D10S de Mataderos.

Este martes, 2.500 personas se presentaron en el estadio para ver como su ídolo descubría su propia estatua, esa que lo vuelve inmortal para siempre. Porque los héroes van y vienen, pero las leyendas son para siempre. El cariño de los hinchas fue emocionante: juntaron llaves, candados, picaportes y todo lo que tuviera cobre, compraron rifas, lo que hiciera falta para que el 10 tuviera su estatua.

Los hinchas son así, demuestran su amor incondicional de muchas formas: llenan una tribuna un martes a las 17 hs, dejan su vida por un momento para rendirle homenaje al que más se lo merece, al más grande de todos. Y justo en el día de su cumpleaños, estos locos le dieron un regalo que no tiene valor, un regalo que es para siempre. La historia de “Gomito” Gomez y Chicago es de esas historias que siempre tienen un capítulo nuevo y emocionante. Son de esas que a todos nos gusta escuchar.

Porque volver a los 41 años de una rotura de ligamentos para jugar con su querido Chicago en Primera, y a pesar de sus 43 años seguir jugando como si fuera un pibe y hacer magia todos los partidos, hacen que Christian Gómez sea la persona más querida por todo un barrio.

Mientras hablaba con la voz quebradiza confesó “acá soy feliz” y los aplausos de sus adeptos no tardaron en llegar. Y el pedido para que no se retire, para que siempre sea parte de Nueva Chicago. Porque es así: el Gomito y Chicago son una misma religión para el barrio de Mataderos. Y como dicen los hinchas de Chicago: “tu magia, mi gloria”.








Temas relacionados

Christian “Gomito” Gómez   /    Mataderos    /    Nueva Chicago   /    Torito de Mataderos   /    Fútbol   /    Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO