Mundo Obrero

CONTRARREFORMAS

Golpear y negociar: las alternativas de Macri y Moyano

Las diversas variantes para concretar la reforma laboral del Gobierno. La onda verde de la CGT y la tibia oposición de los Moyano.

Martes 5 de diciembre | Edición del día

Siguen los chispazos entre los triunviros de la CGT que firmaron el proyecto de contrarreforma laboral y los Moyano que se oponen de palabra pero no se enfrentan hasta el final en los hechos.

Pablo Moyano, secretario Gremial de la CGT y líder del sindicato de Camioneros viene de participar junto al jefe de los bancarios, Sergio Palazzo, la Corriente Federal y ambas CTA, de una movilización con los distintos sectores que se oponen a la reforma, pero que no definieron un plan de lucha que le de continuidad para enfrentarla seriamente. Facundo Moyano, diputado del Frente Renovador y ex líder de los trabajadores de peajes, se pronunció contra el proyecto y desmintió que existan discrepancias entre los integrantes de su familia respecto a la reforma laboral impulsada por el Gobierno y ratificó que: “todos ellos, inclusive su padre Hugo Moyano, están en contra.” Declaro en radio Milenium.

El Gobierno, con la luz verde que logró de parte de la CGT, no parece dar el brazo a torcer y según algunos trascendidos periodísticos, Mauricio Macri incluirá el proyecto en la convocatoria a sesiones extraordinarias del Congreso Nacional con el objetivo de darle media sanción en el Senado para el 20 de diciembre.

El miércoles 13 del mes en curso, se convocaría a un plenario de comisiones de Presupuesto y Hacienda, Economía y Trabajo y Previsión Social, donde pretenden darle impuso al proyecto.

La reforma laboral funcionará como un test sobre los proyectos que desde Cambiemos vienen formulando para lograr apoyos en la cámara alta. Allí deberán negociar con el peronismo no kirchnerista, para emitir dictamen y luego sancionar el proyecto acordado entre Jorge Triaca y la CGT. Según estas versiones, este cronograma ya fue avalado por Miguel Pichetto, quien aún no puede definir con cuántos integrantes quedarán en su bloque después del recambio legislativo que incluye el ingreso de Cristina de Kirchner.

Si bien la relación Gobierno/Moyano había arrancado amistosamente, almuerzo con milanesas de por medio, en aquellos primeros días que había asumido Macri como presidente, ahora parecen estar enfrentados.

La semana pasada culminaba con la detención de Noray Nakis, Vicepresidente de Independiente, club que preside Hugo Moyano. Otro de los apresados por el Gobierno, Roberto Petrov, alias "El Polaco", quien se tiroteo con la policía cuando lo fueron a detener en su casa, fue durante mucho tiempo, guardaespaldas de Moyano. El delito por el que se acusa a todos es asociación ilícita, cuyo jefe sería Pablo "Bebote" Álvarez, también detenido, y considerado el número uno de la barra brava de Independiente.

Las balas pican cerca de Moyano, aunque nadie del Gobierno salió a acusarlo abiertamente, incluso el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, declaró que la Comisión Directiva de Independiente (de la que él mismo forma parte) colaboró con la investigación para detener a los barras.

El jueves de esta semana se define qué es lo que va a pasar con el futuro de la empresa OCA, donde Moyano tiene intereses que incluyen, pero no se reducen sólo a los cinco mil trabajadores que pertenecen a su gremio. Ese día, podría caer su licencia.

Aunque también, la ubicación de los Moyano, obedece a que, en la base del movimiento obrero es extendido el rechazo a la reforma laboral y las divisiones de la burocracia con sus distintas tendencias, no deja de expresar deformadamente ese descontento.

Pero más allá de los que acuerdan abiertamente con el Gobierno y los que se oponen, hasta ahora con casi ninguna acción, lo que está verdaderamente ausente es un plan de lucha serio que enfrente a la reforma con la misma decisión que tiene el Gobierno para pretender imponerla.

Te puede interesar: En un importante acto contra las reformas, la izquierda exigió un plan de lucha








Temas relacionados

Pablo Moyano   /    CGT   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO