Mundo Obrero

MENDOZA

Godoy Cruz: los trabajadores de la educación calentamos motores para enfrentar el ajuste

Marisol Juarez

Delegada escuela Manuel Belgrano | Godoy Cruz

Viernes 30 de octubre de 2015 | Edición del día

Con una provincia quebrada, con cuentas que no cierran y una larga lista de deudas en salud, educación, proveedores, etc., el gobierno K de Paco Pérez se despide poniendo en riesgo los sueldos de los trabajadores del estado.

Mientras negociaba con la UCR el endeudamiento de la provincia con el Banco Nación para poder llegar a fin de año, pagó los salarios de septiembre con dos días de atraso y una catarata de “malas liquidaciones” en el sector educación. Lo que se suma al descalabro y vaciamiento de la obra social de los trabajadores del estado, OSEP, a las pésimas condiciones de los edificios escolares y al cinismo de pretender las escuelas funcionen con un “fondo fijo”, fijo desde hace años, que es totalmente insuficiente. El gobernador electo Cornejo, aliado de Macri y su “Cambiemos”, que hizo campaña diciendo que hay que “reorganizar” el estado –eufemismo que utilizan para no usar los términos “ajustar” o “recortar”-, ya planteó que la paritaria firmada por Perez este año con los representantes del SUTE es “excesiva”.

Párrafo aparte merece la conducción Celeste del SUTE central que es prácticamente una oficina más del gobierno. Mientras se siguen deteriorando las condiciones en que trabajamos y se educan nuestros chicos, ellos reparten su tiempo entre conferencias de prensa y el amedrentamiento a los trabajadores que salimos a luchar.

En este marco, los trabajadores de la educación nucleados en la seccional opositora de Godoy Cruz, venimos de un proceso de discusión y organización. Hace dos meses elegimos delegados y delegadas permanentes y se vienen realizando reuniones en la sede de la seccional del sindicato, en la vereda de enfrente de la política abiertamente pro patronal de la conducción central Celeste.

Venciendo presiones y amenazas el 28 de octubre realizamos asambleas en más de 50 escuelas del departamento con suspensión de actividades, lo cual representó un gran esfuerzo de organización desde abajo, con decenas de nuevos delegados fogueándose en el terreno político gremial. A las asambleas se sumó la convocatoria a un corte de calle en el KM 0 de ciudad del que participamos cerca de 200 compañeros, sumando a trabajadores de la educación de otros departamentos. La semana que viene está convocado un plenario departamental para plantear una línea gremial y las acciones a seguir en ese camino. Hay bronca, se empieza a ver que la única forma de evitar que los gobiernos sigan su camino en el desfinanciamiento de la escuela pública es con la organización y la lucha.

Las acciones que realizamos el 28 de octubre y el plenario de la semana que viene nos están sirviendo para calentar motores para enfrentar lo que se viene. Es necesario aglutinar al conjunto de la oposición para prepararnos y darle batalla al ajuste en curso. En las escuelas ya se empieza a sentir esa necesidad de salir a la calle. Entrevistamos a 2 compañeras y un compañero que nos cuentan las razones de su lucha y cuáles son sus perspectivas.
Gabriel Pacheco, delegado de la Escuela Bandera Argentina
“Vinimos a protestar por el mal estado que tienen las escuelas, por ejemplo el edificio de mi escuela se nos está viniendo abajo y no hay respuesta por parte del gobierno. Reclamamos por la falta de pago del incentivo a muchos compañeros, por las malas liquidaciones, por la insuficiencia del fondo fijo para las escuelas que es un problema de larga data. Para hacer frente a esto las escuelas se están autofinanciando, con bingos, con sorteos, con plata que ponen los docentes de sus bolsillos. Muchas veces nos traen la comida en mal estado… tenemos problemas realmente graves y estamos cansados. Por eso el SUTE de Godoy Cruz nos convocó a una asamblea y debatimos todos estos temas. También tenemos un plenario departamental la semana que viene y estamos armando un plan de lucha para reclamar lo que nos corresponde y repudiar al gobierno y a la conducción central del SUTE que cierra el año con una paz social que solo existe para ellos.”

Mónica Tobares, maestra primaria de la Escuela Fader
“Vine como docente de una escuela urbano marginal de Godoy Cruz que sufre diariamente la violencia, no solamente la violencia que viene desde la casa, por las condiciones en que tienen que vivir los chicos, sino también por la violencia que sufrimos desde el gobierno. Tenemos un fondo fijo insuficiente que está en $900 desde el 2012 y ya no alcanza para nada. Soy maestra titular con 29 años de antigüedad, trabajo en jornada extendida y me entero ahora que para jubilarme tengo que tener 12 meses continuos para que se me reconozca el doble turno, mientras el gobierno mantiene la jornada extendida que deja cesantes a los docentes en noviembre y los re contrata en marzo. En síntesis, nos movilizamos por las carencias que tienen los chicos, por la situación de la Obra Social de los empleados Públicos, OSEP que ya no te la reciben en ningún lado, en fin, estamos reclamando por nuestros derechos.”
Sandra del Jardín “Godoy Cruz”

“Estamos acá porque la educación está al límite, porque no sólo los maestros tenemos malas liquidaciones, sino que no se reconocen muchas cosas, entre ellas por ejemplo los compañeros que son suplentes no tienen los mismos derechos que los titulares, las escuelas están funcionando con fondos fijos viejísimos, que no son depositados en tiempo y forma, así que no se puede comprar ni lavandina… a ese punto hemos llegado. Nuestros derechos están absolutamente vulnerados, así que estamos acá manifestándonos para que se nos escuche y se nos tenga en cuenta.”







Temas relacionados

Godoy Cruz   /    Docentes   /    Ajuste   /    Mendoza   /    Educación   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO