INJERENCIA IMPERIALISTA

Gobierno de Peña Nieto no reconoce resultado de elecciones en Venezuela

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) dio a conocer el servilismo del gobierno mexicano ante la política estadounidense sobre la crisis venezolana. Videgaray ha salido a decir que no reconoce la legitimidad de la jornada electoral en una clara subordinación a los planes de la Casa Blanca.

Martes 22 de mayo | 14:56

En un vídeo, el canciller Luis Videgaray dijo que el proceso electoral de Venezuela careció de las garantías suficientes para asegurar la voluntad democrática de la población que determine la presidencia de ese país.

Cabe señalar que la jornada electoral en Venezuela estuvo caracterizada por un fuerte abstencionismo estimado entre un 54% y 70%, además de que fue desconocida por gran parte de los países de la región como parte de la presión imperialista que ejerce Estados Unidos en América Latina y del recrudecimiento de su injerencia comercial y militar en la región.

En consecuencia, y de conformidad con las medidas anunciadas en la Declaración del Grupo de Lima emitida el 21 de mayo, con relación a la situación en Venezuela, el gobierno de México decidió llamar a consultas a la embajadora de México en ese país, Eréndira Paz Campos. Así como convocar a la Embajadora de Venezuela para expresar la posición de México, suspender hasta nuevo aviso las visitas de alto nivel a Venezuela y reducir al mínimo las actividades culturales y de cooperación bilateral, incluida la militar.

También se emitió una alerta a los sectores financieros y bancarios mexicanos sobre el riesgo en el que podrían incurrir si realizan operaciones con Venezuela que no cuenten con el aval de la Asamblea Nacional, esto incluye desde luego los pagos y créditos de comercio exterior.

Videgaray indicó que el gobierno de México se mantendrá atento a la evolución de los acontecimientos en Venezuela y seguirá buscando, tanto a nivel bilateral como multilateral, contribuir a la restauración de la institucionalidad democrática, el respeto de los derechos humanos y la plena vigencia del estado de derecho en ese país.

La declaración de Videgaray se inscribe en el marco de las recientes acciones del gobierno estadounidense y otros países latinoamericanos donde el giro a derecha de esos gobiernos se ha expresado en el último periodo en todo el continente para aplicar sanciones y medidas diplomáticas respecto a la crisis y situación en Venezuela.

La derecha cobijada por Whashington, tras la demanda demagógica de "democracia", busca imponer la dictadura del FMI y la sumisión completa al capital financiero internacional. Como explicamos aquí, mientras Maduro (y antes Chávez) lleva a la catástrofe a los trabajadores y el pueblo venezolano, deciden no romper con ataduras de la economía y las imposiciones imperialistas.

Como plantea la Liga de Trabajadores Socialistas en Venezuela, debe quedar claro los objetivos reaccionarios de esos gobiernos que están lejos de cualquier interés sobre derechos democráticos del conjunto de sectores populares, de los explotados y oprimidos del país quienes debe saldar cuentas con el gobierno que representa Maduro y con los fines reaccionarios de la derecha que actúa de la mano del imperialismo.






Temas relacionados

Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE)   /   Elecciones Venezuela   /   Luis Videgaray   /   Imperialismo   /   G20   /   Nicolás Maduro

Comentarios

DEJAR COMENTARIO