PODER JUDICIAL Y POLÍTICA

Gils Carbó se defiende de las acusaciones en su contra

La jefa de fiscales federales se defendió en una entrevista en Página/12 de las acusaciones por irregularidades en la compra de un edificio y habló de “violencia contra la institución judicial”.

Martes 11 de julio | 10:31

Luego de una jornada cargada de carpetazos contra figuras kirchneristas, el diario Pagina/12 le concedió una entrevista a Gils Carbó para su descargo por el pedido a indagatoria. La jefa de Fiscales alegó que Macri busca destituirla a través de métodos “inconstitucionales”. “No podría acatar un acto de esa invalidez, que expondría a que cualquier fiscal sea destituido por decreto, incluso los jueces de la Corte”, concluyó.

Te puede interesar: El show de “carpetazos” y lo que se quiere ocultar

Por otro lado la procuradora general de la nación apuntó la acusación en su contra como una operación mediática, ya que nadie trató con ella personalmente si no que se fue enterando a través de distintos medios y redes sociales. Gils Carbó señaló al periodista Joaquín Morales Solá como uno de los primeros en anunciar su posible remoción por decreto.

A su vez, en la entrevista con el diario afín al kirchnerismo habló de “violencia contra la institución judicial” a partir de jueces que denuncian presiones, jueces laborales que dicen estar expuestos a “campañas de hostigamiento y difamación constantes”.

A su vez, la funcionaria kirchnerista se lanza a criticar al gobierno de Maduro, comparando la situación suya con el intento del presidente de Venezuela de destituir a la fiscal general Luisa Ortega.

Lo que se calla a un lado y otro de la “grieta”

Que el macrismo está llevando una campaña mediática en contra de figuras del kirchnerismo es un hecho. Que gran parte de la casta judicial actúa en el mismo sentido, también.

Mientras los indicadores sociales -como el último que se conoció de la UCA-, muestran una situación alarmante para los trabajadores con 7.6 millones de chicos en situación de pobreza, la desocupación trepando hasta 11.3 % en provincia de Buenos Aires, el macrismo busca instalar una campaña de “transparencia” y en contra del “pasado”. Omite así hablar de las consecuencias de gobernar para los ricos.

Leé también: Herencia y profundización: la pobreza afecta a 7,6 millones de niñas y niños

El kirchnerismo por otra parte, si bien denuncia el ajuste, no habla de qué lejos de ser una oposición al macrismo en el Congreso está. En ese recinto fueron muchas las leyes de ajuste avaladas por el voto de legisladores del FpV. Huelga decir que figuras afines al kirchnerismo están en la cabeza de más de un sindicato nacional, que le garantizaron la tregua más escandalosa al ajuste macrista.

Pero otra cosa que no denuncia ni el macrismo ni el kirchnerismo (ni mucho menos Gils Carbó obviamente) son los beneficios de toda la casta política y judicial que goza de derechos que ningún laburante tiene. Cargos vitalicios, no pagar impuesto a las ganancias, jubilaciones que superan los $100.000, son algunos de los beneficios que cobran jueces y fiscales que nadie votó. Por su parte los diputados que votan las leyes que ajustan a los trabajadores cobran alrededor de 140.000 pesos y viven en el lujo.

Además la casta judicial, que siempre apoyó dictaduras militares dejando de lado su “defensa de la justicia”, son los mismos que se acomodan al poder de turno levantando denuncias contra sus ex socios políticos y dejando pasar las de sus actuales. Todas operaciones que terminan en nada.








Temas relacionados

Casta política   /    Corporación judicial   /    Poder Judicial   /    Alejandra Gils Carbó   /    Macrismo

Comentarios

DEJAR COMENTARIO