Política

POLÍTICA

Gerardo Morales y la corrupción debajo de la alfombra

A quince días de la difusión de correos electrónicos entre el Ministerio de Turismo de la provincia de Jujuy y la consultora especialista en publicidad, Reale-Della Torre mediante los cuales coordinarían la realización de contratos de forma irregular, el gobierno aún no aclaró lo sucedido. Intendentes radicales también con fuertes denuncias.

Martes 1ro de mayo | 19:42

A quince días de la difusión de correos electrónicos entre el Ministerio de Turismo de la provincia de Jujuy y la consultora especialista en publicidad, Reale-Della Torre mediante los cuales coordinarían la realización de contratos de forma irregular, el gobierno aún no aclaró lo sucedido. Intendentes radicales también con fuertes denuncias.

El caso más fuerte de denuncia de corrupción, que involucra a un Ministro de Gerardo Morales lleva más de dos semanas sin que el gobierno de las pertinentes explicaciones.

La trama incluye correos electrónicos del Dr. Diego Zurueta, jefe de Asuntos Legales del Ministerio y miembros del directorio de la consultora en la que coordinan la presentación de ofertas no sólo de Reale- Della Torre, sino de otras consultoras, las que deberían cotizar “precios más altos”. En todos los intercambios se incluye copia al propio Ministro de Turismo, Federico Posadas.

A partir de la primera denuncia en el programa El Destape, el propio Gobernador instruyo para que se haga la denuncia penal correspondiente. Como primer efecto de dicha denuncia el fiscal Aldo Lozano, realizó allanamientos en las oficinas del Ministerio de Turismo decomisando computadoras y documentación que harían a la causa. También realizó la denuncia ante la Oficina Anticorrupción para que se investigue “si hubieron” irregularidades o si los contratos realmente existieron. Al presentarse como querellante, Morales intenta mostrarse como afectado y no como partícipe del arreglo de licitaciones.

Por su parte el Ministro de Turismo, Federico Posadas, intento desvincularse de la denuncia argumentando que “no leía todos los mails” y que “la contratación finalmente no se realizó”. Sin embargo, la publicación de nuevos correos electrónicos dan muestra que el ministro Posadas no sólo era copiado en los intercambios, sino que además era quien personalmente llevaría los pliegos “truchos” para que la firma Reale-Della Torre complete y realice la presentación de ofertas.

Intendentes de la UCR, los protegidos de Morales

Previa a la denuncia que pesa sobre el Ministerio de Turismo, las contrataciones de la intendencia de Libertador General San Martin, a cargo del radical Oscar Jayat habían tenido trascendencia nacional. La facturación de más de $500 mil de una monotributista que estaba inscripta como “servicio de acompañantes” marco el punto de partida del escándalo.

Luego, la titular de la facturación, Ely Saavedra, declaro en los medios de comunicación que las facturas corresponden al alquiler de camiones a la intendencia. Pero como denunciaron los concejales del PTS-FIT Miguel López y Luis Guerra, lo que Saavedra omitió es que el responsable de las contrataciones era su esposo. El gobernador nunca se pronunció al respecto.

Otro caso de “protección” radical es del intendente capitalino Raúl “Chuli” Jorge. Mientras está imputado en la misma causa y con las mismas pruebas por la que semanas atrás dictaron prisión preventiva al ex gobernador Eduardo Fellner, el intendente pudo sobrevellevar las declaraciones en la justicia en plena libertad.

Pero si mails, contrataciones a familiares y preferencia judicial no alcanzan, la difusión de un funcionario de la intendencia de la localidad de La Mendieta pidiendo coimas completan el cuadro de corrupción radical. El intendente Ricardo Farfan, como buen alumno de Morales, radico la denuncia y separó del cargo al Secretario de Haciendo, José Flores, como si algo de esa magnitud pudiera suceder en esa comuna sin conocimiento del jefe Comunal.

Sin pan y con el circo en contra

Durante la campaña electoral de 2015, el entonces candidato del frente Cambia Jujuy, Gerardo Morales, señalaba que uno de los objetivos de su gobierno sería el de combatir la corrupción de los gobiernos de Cristina Kirchner y Eduardo Fellner, encarnados ambos en la figura de Milagro Sala, cuya promesa de encarcelamiento se transformó en ley motive de su campaña.

En poco más de dos años de gobierno y a pesar de mantener en cárcel a la dirigente Milagro Sala, el gobierno de Morales no ha podido probar ninguna de las denuncias realizadas durante su campaña. Sin embargo, el empeoramiento de las condiciones de trabajo y de vida en la provincia, hizo que el Gobernador acudiera en forma cada vez más recurrente “al circo” de las denuncias y prisiones preventivas a opositores para esconder la crítica situación social en Jujuy.

Estas denuncias ponen en cuestión el principal discurso de Morales, en relación a la transparencia en la gestión, que se suman a las denuncias de nepotismo y de irregularidades en la venta del Ingenio La Esperanza. Con cada vez “menos pan” para ofrecer, Morales empieza a quedar envuelto en su propio circo.







Temas relacionados

Gerardo Morales   /    Corrupción   /    Jujuy   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO