Juventud

SALTA

Gatillo fácil: amigos y familiares de Cristian Gallardo marcharon para exigir justicia

La movilización, convocada por la familia del joven, se realizó el viernes por la tarde. La policía de Urtubey, fuertemente cuestionada.

Sábado 31 de agosto | Edición del día

Las calles salteñas fueron testigos ayer de que Salta no se resigna ante la brutalidad policial. La familia de Cristian Gallardo junto a amigos, organizaciones sociales y de derechos humanos y de políticas de izquierda salió a exigir justicia por su muerte, que tuvo como protagonistas a la policía de Urtubey.

A Cristian lo mató la policía

Los hechos pasaron en la madrugada del lunes en la zona de Finca Independencia, zona sudeste de la capital. Esa noche, mientras Cristian y un amigo estaban tomando en la vereda, de repente apareció un móvil. Ante eso, los jóvenes entraron rápidamente a la casa. Pero no entraron porque sí, lo hicieron porque conocen cómo la policía detiene y amedrenta a la juventud en la zona, escudándose en los artículos 78 y 103 del Código Contravencional de la provincia.

"Los policías entraron a patadas, rompieron la puerta, agarraron del cuello a mi hijo, lo sacaron, le pegaron y lo metieron al carro”, denunció a La Izquierda Diario Alicia Salas, madre de Cristian.

Cuatro oficiales fueron los que lo redujeron, le pegaron con sus garrotes hasta reventarlo y llevaron detenido a Cristian. La policía dice que murió por una descomposición, sin embargo Gladys, tía de Cristian contó que "en el móvil encontraron dientes de mi sobrino y manchas de sangre. Mi hermana (la madre de Cristina NdR) lo buscó toda la mañana y ellos no dieron información, querían ocultaron todo”.

"Ellos salen los fines de semana a hacer cacería con nuestros jóvenes"

Con el caso de Cristian, la policía de Urtubey suma tres casos de violencia policial en los últimos dos meses. Recordamos el caso de David Alfonso Neri que murió asfixiado por efectivos policiales durante un desalojo en Barrio Floresta. Casi al mismo tiempo Martín Carreras fue detenido y se “descompensó” camino a la comisaria de Villa Asunción.

La misma policía que persigue a los jóvenes en los barrios es la misma que reprimió y detuvo a municipales que luchaban por su reincorporación en Colonia Santa Rosa hace unos días.

"Queremos justicia. Ellos salen los fines de semana a hacer cacería con nuestros jóvenes, ellos piensan que son dueños de sus vidas, que el Estado se haga cargo”, expresó Gladys.







Temas relacionados

Salta   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO