Sociedad

MUNDO OBRERO

Funcionaria del PRO: "El que tiene hambre de verdad come cualquier cosa"

Se recortan partidas para los comedores escolares, se reparte leche en mal estado y la vicepresidente PRO del Consejo escolar, Perdriel, declara “el que tiene hambre de verdad come cualquier cosa".

Daniela Rodriguez

Docente y delegada Suteba | Bahía Blanca

Domingo 3 de abril de 2016 | Edición del día

“El que tiene hambre de verdad come cualquier cosa", la desafortunada frase de la vicepresidente del Consejo escolar, Adriana Perdriel del PRO(1), refiriéndose a la denuncia por el mal estado de la leche que reparten desde el Municipio, gobernado por Héctor Gay, también del PRO y que fue registrada en el acta de la sesión del Consejo Escolar del miércoles 30 de marzo en Bahía Blanca.

Semanas atrás, la titular del Consejo Escolar, Susana Rodríguez del Frente Renovador, admitió que hubo un recorte en el cupo de comedores escolares en escuelas públicas de la ciudad, cuyo alcance es del 35 %. Es una decisión que llegó desde el Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia de Buenos Aires, desde donde se notificó un recorte en los cupos asignados para los comedores escolares y copas de leche en las escuelas de la ciudad.

Lo cierto es que fueron recortadas 3.439 raciones de Desayuno y Merienda Completa (DMC), también llamada copa de leche, mientras que se hizo lo propio, dejando a con 500 chicos sin almuerzos.

Hasta el 2015, Bahía Blanca contaba con 20.017 cupos de DMC y a partir del recorte tendrá 16.578, un 17,18 % menos y en lo que respecta al almuerzo, se contaban 3.815 raciones que se disminuyeron en un 13,1% y quedaron en 3.315. Cabe resaltar que detrás de estas frías cifras, se esconden niños, niñas y adolescentes que se quedan sin comer.

Con esta medida no sólo recortan los cupos sino que además dejan el mismo valor de la merienda reforzada que se pagaba en 2015, es decir $6,30 para comedor por día por chico y $3,95 para el desayuno o merienda por día, con todo lo que ello implica respecto de las subas que se han dado en estos últimos meses.

La única respuesta del Municipio a esta situación es repartir 1500 paquetes de leche a los distintos establecimientos. Una medida absolutamente insuficiente teniendo en cuenta que casi 4000 chicos se quedan sin su desayuno y merienda. Pero como si esto fuera poco, la leche que están entregando es de mala calidad y sin valor nutricional.

Así se denunció desde el Jardín N° 953 de Ing. White que "la leche tiene un aspecto intomable y a los 5 minutos de hervirla se forma un engrudo de grasitud". Esta situación, lamentablemente, se repite en muchas instituciones que reciben la partida del Municipio local de la marca “Leche Lista”.

En este contexto, se dieron las declaraciones de la vicepresidente del Consejo para justificar lo injustificable: no solo que miles de chicos y chicas se quedan sin el alimento del día sino que los que lo pueden recibir lo hacen en mal estado. Como si los niños y niñas pobres no tuviesen derecho a acceder a la misma calidad de alimentación que los hijos e hijas de los funcionarios que perciben holgadas dietas.







Temas relacionados

Comedores escolares   /    Bahía Blanca   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO