Mundo Obrero Estado Español

DESPIDOS

Fujikura automotive eliminará más de 50 puestos de trabajo en Zaragoza

La dirección de Fujikura Automotive (antigua ACE) comunicó al Comité de Empresa el cierre del almacén y la deslocalización de la mayoría de departamentos de la Planta en Zaragoza en 3 o 4 meses.

Viernes 4 de noviembre | 18:32

Este anuncio es un paso más hacia la deslocalización a países de bajos costes laborales. El Comité de Empresa valora este comunicado como inadmisible siendo que el mismo día la empresa expuso que sus beneficios aumentaron un 2% respecto al año anterior.

Fujikura Automotive comunicó esta semana a la representación de trabajadores y trabajadoras su intención de cerrar el almacén del Polígono Malpica. Un almacén que distribuye a sus clientes en Europa las marcas Audi, VW, SEAT o Porsche, entre otros. El servicio de almacén se subcontratará a una empresa en Algeciras y el resto de departamentos serán deslocalizados a Barcelona, Marruecos, Rumanía, Rusia o Ucrania. Esto supondría el despido de más del 50% de la plantilla en la planta del Polígono Malpica en La Puebla de Alfindén, Zaragoza.

Durante estos últimos meses los trabajadores/as del área técnica de ingeniería de procesos, I+D e inyección, extinguieron sus contratos, al no aceptar las condiciones de traslado a las plantas del grupo en el extranjero. Durante 6 meses la empresa ha estado presionando a trabajadores/as, para que aceptasen traslados a las oficinas de Barcelona, Alemania o las fábricas en Rumania, Ucrania o Rusia.

“Es viable mantener todos los puestos de trabajo actuales”

En el antiguo grupo ACE trabajaban hace solo unos años unas 1300 personas en Aragón entre las plantas de Ejea, Alcañiz y La Puebla. Principalmente era duro trabajo manual de cableado para coches que desempeñaban mujeres en su mayoría. Fujikura Automotive compró la compañía en 2006. A partir de 2007 vino la deslocalización a países de mano de obra más barata. Una estrategia continuada y repetida de muchas compañías de sacar la producción para que una vez que baja la actividad en las fábricas donde antes se llevaba, procurar que primero la representación sindical y después las personas trabajadoras asuman el cierre y vayan aceptando el despido a un precio un poco por encima de lo mínimo legal.

Desde el Comité en Zaragoza, se oponen a la reestructuración planteada por la empresa, porque no va a suponer ninguna mejora para la misma y va a dejar en la calle a más de 50 familias. Defienden que los trabajadores y las trabajadoras de Zaragoza han demostrado seriedad y profesionalidad en todo momento y que además “es viable mantener todos los puestos de trabajo actuales” tal y como muestran las cuentas de las que la misma compañía presume.

El pasado 24 de octubre el comité presentó posibles alternativas a los despidos: recolocaciones, teletrabajo y la posibilidad de traslados voluntarios. Fujikura Automotive reconoció que las recolocaciones serían mínimas y ni contempla a día de hoy las otras dos opciones.

La única intención de Fujikura, al igual que hizo enAlcañiz y Ejea, pasa por negociar despidos individuales para debilitar y dividir a la plantilla. Desde el Comité de Empresa en Zaragoza entienden que se está vulnerando el derecho a la libertad sindical y el derecho de negociación colectiva. El objetivo no es otro que otro cierre más y que más personas trabajadoras después de años de esfuerzos sean lanzadas al abismo del paro y la precariedad laboral.




Temas relacionados

Mundo Obrero Estado Español   /   Industria automotriz   /   Despidos

Comentarios

DEJAR COMENTARIO