Economía

AFIP

Fugadores seriales: 950 cuentas en el exterior con U$S 2.600 millones no declarados

A partir de un cruce de datos, la AFIP descubrió sumas millonarias de dinero fugadas al exterior, para evadir el pago de impuestos. Se trataría de los empresarios más grandes del país, los vivos de siempre. Es momento de exigir un impuesto a las grandes fortunas.

Miércoles 8 de abril | 22:54

En 2017 la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), que agrupa a los países imperialistas más importantes, había enviado al Estado información sobre los depósitos de argentinos en el exterior, pero el gobierno de Macri había decidido no utilizarla. Con el cambio de gobierno, luego de analizar los datos, la AFIP afirma haber hallado más de u$s2.600 millones que no figuran en sus registros, repartidos en 950 cuentas en distintos países. Del total de los titulares de las mismas, según BAE Negocios, 700 declararon no poseer activo alguno en el extranjero o directamente no presentaron liquidación de Bienes Personales como si no llegaran al mínimo para su pago (dos millones de pesos).

Estos valores no formarían parte de lo registrado en la actualidad, según consta en el Anuario Estadístico 2017 del Indec (el último finalizado) apenas 32.484 contribuyentes admitieron acumular riquezas por más de u$s1 millón. Son un 0.07% de la población, menos de una persona cada mil habitantes y sólo entre ellos reunían cerca de u$s104 mil millones. La cantidad de millonarios declarados pegó un salto después del último blanqueo de capitales; en 2015, eran menos de 10 mil y la riqueza que admitían no llegaba a los u$s35 mil millones.

Te puede interesar: Los miserables

¿Cuántos recursos podrían destinarse a la salud para combatir la crisis actual si los Estados evitarán la evasión de impuestos de los grandes capitalistas? El Instituto Mundial de Investigaciones de Economía del Desarrollo (UNU-WIDER, por sus siglas en inglés) en 2017 ubicó a nuestro país en el quinto lugar a nivel mundial (en cuanto a valores absolutos y en dólares) de evasión de impuestos, solo superado por Estados Unidos, China, Japón y la India. Este instituto estimó la sangría fiscal local en un 5,1 por ciento del PBI, 21,6 mil millones de dólares a valores actuales. Esto muestra que los empresarios buscan preservar hasta el último dólar de sus ganancias para sí mismos evadiendo impuestos en todo el mundo y en la Argentina en una proporción mucho mayor con respecto al tamaño de su economía.

En América Latina, según la CEPAL (la Comisión Económica para América Latina y el Caribe que depende de la ONU), el costo de la evasión fiscal alcanzó los u$s340.000 millones (6,7% del PBI en total) en 2015. De este el 2,4% del PBI regional correspondía al impuesto al valor agregado (IVA) y 4,3 puntos del PBI al impuesto sobre la renta.

Aun siendo montos inalcanzables para cualquier trabajador, los millones de dólares encontrados por la AFIP, son una parte pequeña de los más de u$s400 mil millones que las empresas radicadas en la argentina poseen en el exterior, según las estimaciones del Banco Central. Al mismo tiempo cuatro de los empresarios más ricos del país Paola Rocca (Techint), Alberto Roemmers y Hugo Sigman (laboratorios) y Eurnekian (aeropuertos y energía) poseen una fortuna sumada de más de u$s 14 mil millones de dólares, según la revista Forbes; este monto es muy similar al gastado por el Estado en salud durante el 2017, según los datos del Ministerio de Salud.

Para poner estos recursos en función de construir hospitales de emergencia, fabricar respiradores y camas, realizar test masivos u otras medidas imprescindibles para combatir la pandemia sería necesario que el Estado dictamine un impuesto a las grandes fortunas. Un impuesto de sólo el 3% a los activos en el exterior, sería suficiente para duplicar el gasto público anual en salud.

También podes leer: Que paguen los ricos: impuesto extraordinario ya a las grandes fortunas







Temas relacionados

Coronavirus   /    Impuestos progresivos   /    Offshore   /    AFIP   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO