HOSPITAL ANTOFAGASTA

Fuga de gas en Hospital Regional de Antofagasta

A riesgosa situación se vieron enfrentados pacientes, funcionarios, estudiantes y familiares por fuga de gas en el Hospital Concesionado

Jueves 17 de mayo | 18:55

A eso de las 10:30 hrs. de la mañana cientos de pacientes y funcionarios tuvieron que evacuar el recinto del hospital concesionado regional de Antofagasta, debido a una fuga de gas.

En medio del proceso, se hizo evidente la falta de un plan de contingencia en el hospital, y la grave falta de seguridad para funcionarios y pacientes.

En primera instancia, y cuando ya era evidente el fuerte olor a gas que se sentía en los diferentes pisos y servicios del hospital, no se activó ningún procedimiento de evacuación, y con el correr de la hora, fue casi un rumor el que comenzó a alarmar a los funcionarios quienes de a poco comenzaron a evacuar. La situación recuerda a la explosión en el Sanatorio Alemán en Concepción el pasado 21 de Abril, que incluso llegó a un resultado fatal.

Te puede interesar: Sindicato de Starbucks sobre explosión en Sanatorio Alemán

Ninguna alarma, ni comunicado oficial de parte ni de la concesionaria ni del servicio de salud fue realizado durante la emergencia, y fue solo la iniciativa y auto organización de las y los funcionarios, trabajadores, estudiantes y también pacientes, la que logró canalizar lo que fue la evacuación del recinto, que tardó al menos 30 minutos.

Una vez fuera, con los pacientes que fue posible evacuar de acuerdo al sistema de triage, los funcionarios se encontraron con una nueva problemática: no había un lugar claro donde llevar a las personas evacuadas. Todo esto, mientras la fuga continuaba sin ser controlada, y los pacientes seguían en proceso de evacuación.

La falta de seguridad era clara, los pacientes, funcionarios, estudiantes, y familiares se encontraban, si bien fuera del hospital, inmediatamente al lado de las puertas del edificio, lo que claramente en caso de una explosión, no implicaba ningún tipo de protección, pudiendo terminar en una tragedia con gran número de muertos y heridos.

Entre los comentarios se escuchaban frases como “yo veía que de a poco la gente empezaba a movilizarse, sin ninguna orden clara de qué hacer y el olor a gas cada vez era más fuerte. Pensaba, si en este momento hay una explosión, los responsables de las miles de muertes serán quienes dirigen este hospital que no han dado orden a evacuar.”

Así mismo tiempo por redes sociales se hicieron sentir los primeros descontentos.

Finalmente se improvisaron algunos planes de contingencia, sacando sillas desde dentro del hospital (es decir, funcionarios volviendo al recinto luego de la evacuación), para que aquellos pacientes que estaban en mejores condiciones y podían permanecer de pie o sentados pudieran esperar a cuando se permita el reingreso al recinto. Los pacientes más críticos de las unidades de cuidados intensivos fueron evacuados al sector del estacionamiento de urgencias.

Frente a la irresponsabilidad de la concesionaria, de mantener las instalaciones en condiciones que permitan dicha fuga, y del servicio de salud de haber dado marcha blanca al hospital sin tener las condiciones, por motivos políticos del cambio de mando, devela de fondo el problema más profundo que son las pésimas condiciones de trabajo en que se desenvuelve el personal de salud, y la falta de seguridad para pacientes, trabajadores, estudiantes y familiares.

Se vuelve imperante la necesidad de levantar comisiones de higiene y seguridad como iniciativa de los mismos trabajadores, independiente de los empresarios y autoridades, y que por medio de su autoorganización, que hoy demostró su suficiencia y efectividad, levanten protocolos para hacer frente a situaciones que ponen en riesgo su vida, como la que hoy vivieron.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO