Política México

ELECCIONES MÉXICO 2018

Fuego cruzado por caso Odebrecht a unos días de las elecciones

El intercambio de acusaciones y descalificaciones entre José Antonio Meade y Javier Jiménez Espriú por presuntos nexos de este último con el caso Odebrecht continúa. Lo que Meade no dice es que fue él quien autorizó el contrato entre Pemex e Idesa, empresa en la que Espriú sí tiene familia y forma parte del Consejo de Administración, aunque no lo diga.

Jueves 14 de junio | 19:17

Durante el tercer debate entre aspirantes a la presidencia de México, José Antonio Meade, candidato por el PRI, señaló a Javier Jiménez Espriú, favorito de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) para ocupar la secretaría de Comunicaciones y Transportes en su hipotético gobierno, por presuntos nexos con la empresa Odebrecht, envuelta desde 2016 en un escándalo por sobornos.

A través de sus redes sociales, Jiménez Espriú, exdirector de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, aseguró que "Meade miente como es su costumbre", al tiempo que se deslindaba de ser director general de Grupo Idesa, empresa petroquímica fundada por su suegro y dirigida por la familia de éste.

Idesa es socia de Braskem, filial de la constructora brasileña Odebrecht. La esposa de Espriú es tía del actual presidente de Idesa y posee acciones, a pesar de lo cual Jiménez niega vínculos.

Lo que olvida mencionar Meade es que él fue quien en 2011 autorizó el contrato entre Pemex y la asociación entre Idesa y Braskem para la instalación de la planta petroquímica Etileno XXI. Esta autorización ocurrió por fuera del Consejo de Administración de Pemex, situación que fue justificada por Meade, quien aseguró que "no existía ninguna obligación de presentar el contrato al Consejo".

El complejo Etileno XXI requirió una inversión de 5 mil millones de dólares. En detrimento de Pemex, tiene el monopolio de la producción de polietileno en nuestro país. Idesa tiene el 25%, mientras que Braskem tiene el 75% del complejo.

En este fuego cruzado también se ha involucrado Santiago Nieto Castillo, extitular de la Fiscalia Especializada para la Atención de Delitos Electorales, quien a través de su cuenta de twitter arremetió contra Emilio Lozoya, de quien dijo, su nombre aparece detrás de transferencias por al menos 16 millones de dólares. Inclusive el expresidente de México, Felipe Calderón, entró al intercambio sobre el tema y publicó en su cuenta oficial de twitter estar "sorprendido" con "lo de Jiménez como socio de Odebrecht".

Mientras el PRI y la alianza Morena/PES se sumen en acusaciones y deslindes, lo cierto es que el trato en el que políticos de ambos referentes estuvieron involucrados a distintos niveles le ha costado a Pemex pérdidas por más de mil 900 millones de pesos, según detectó la misma Auditoría Superior de la Federación (ASF) en 2016.

A dos semanas de la jornada electoral que definirá, entre otros muchos cargos, al nuevo presidente de México, la guerra de denuncias entre políticos se agudiza. Mientras tanto, es el pueblo pobre y trabajador quien carga sobre sus espaldas con fraudes y el saqueo legalizado por el conjunto de reformas estructurales.

Leer: Las elecciones del 1 de julio y la crisis del régimen político






Temas relacionados

Javier Jiménez Espriú   /   Odebrecht   /   Caso Odebrecht   /   José Antonio Meade   /   Constructora Odebrecht   /   Política México   /   Pemex   /   Morena   /   PRI

Comentarios

DEJAR COMENTARIO