Política

CÓRDOBA / CAMBIEMOS

Fuego cruzado en Cambiemos Córdoba: se dobla, pero ¿no se rompe?

Mientras la cumbre de la UCR ratificó su apoyo a Cambiemos, en Córdoba se multiplican las acusaciones cruzadas.

Martes 5 de marzo | 23:51

Este lunes, los popes del radicalismo nacional se reunieron en Corrientes y emitieron un comunicado en el que afirman que se mantienen dentro del oficialismo, pero pretenden “un cambio en las reglas de juego”. Los gobernadores Gerardo Morales (Jujuy), Alfredo Cornejo (Mendoza), Gustavo Valdés (Corrientes), los senadores Luis Naidenoff y Angel Rozas, el exlegislador Ernesto Sanz y el actual diputado José Cano sostuvieron en una declaración que: “Creemos necesario revisar los aumentos de las tarifas de los servicios públicos. También creemos conveniente fomentar el crédito para el consumo, como así también subsidiar tasas a las pymes y micro pymes, como medidas excepcionales, que permitan generar un circuito virtuoso de la economía”.

Leé también: La UCR ratificó su apoyo a Cambiemos, pero continúan la tensión y las internas

A pesar de las declaraciones de amistad, las acusaciones al interior de Cambiemos en Córdoba se mantienen y escalan cada vez más. El próximo 17 de marzo deberían realizarse las elecciones internas de la coalición para participar de los comicios provinciales y de la Ciudad de Córdoba el 12 de mayo.

La lista bendecida por la Mesa Nacional de Cambiemos es “Somos el Cambio”, que promueve la fórmula Mario Negri (UCR)-Héctor Baldassi (PRO) para la gobernación y Luis Juez (Frente Cívico) como precandidato a intendente capitalino.

El actual intendente de Córdoba, Ramón Mestre, desafió las directrices de la Casa Rosada y se postula para la gobernación en una lista radical pura: “Llega el Cambio”. El yerno de Oscar Aguad, Rodrigo De Loredo, es su precandidato a intendente.

Desde el sector de Negri sostienen que es imposible organizar la logística de la interna, que implicaría trasladar 1.500 urnas a 400 escuelas de toda la provincia. Ya definieron que mañana el Frente Cívico impugnará la interna en la Junta Electoral de Cambiemos porque “no están dadas las condiciones que garanticen un proceso transparente”. Luis Juez además explicó que tanto el Correo Argentino, como Andreani y Oca manifestaron a la Junta Electoral que necesitan entre 35 y 90 días para poder garantizar la logística y la transparencia electoral, por lo que “no se puede convalidar un proceso que no va a tener garantía ni transparencia”. “Queremos evitar un escándalo mayúsculo”, agregó.

Esta decisión se tomó luego de que Negri acusara a Mestre vía Twitter de querer expulsarlo del partido.

Al mismo tiempo, en el PRO parece que tampoco se ponen de acuerdo. No solo no presentarán impugnaciones en la Junta Electoral, sino que el diputado Nicolás Massot sostuvo que la interna es la única forma de mantener unido a Cambiemos en Córdoba.

Por su parte, el sector de Mestre, que controla el aparato radical, propone que la fiscalización y la logística sean suplantadas por Organizaciones No Gubernamentales e inclusive consultó a la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) a tales efectos. Federico Olivo, secretario de Extensión de la UTN, aclaró ante la consulta de los medios que la casa de estudios “nunca tuvo la intención de participar de ese sistema eleccionario”, aunque pueden participar con algún tipo de software de veeduría.

Una de las hipótesis que se baraja es que, si finalmente se cae la interna, Mestre se presente con la vieja Lista 3 del radicalismo. Una posibilidad que pondría en jaque la continuidad de Cambiemos en la provincia que le supo dar un 75 % de votos a Mauricio Macri.







Temas relacionados

Elecciones 2019   /    Nicolás Massot   /    Cambiemos   /    Ramón Mestre   /    Luis Juez   /    UCR   /    Córdoba   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO