Géneros y Sexualidades

NI UNA MENOS

Fue femicidio: en Tucumán también se exigió justicia por Lucía Pérez

Al igual que en otras ciudades, el movimiento de mujeres se movilizó contra el fallo reaccionario que absolvió a los acusados del cargo de abuso sexual de la joven.

Jueves 29 de noviembre | 22:10

En la noche del jueves se realizó una concentración en plaza Independencia para reclamar justicia por el femicidio de Lucía Pérez, tras el escandaloso fallo dictado por un tribunal de Mar del Plata este lunes. El Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 absolvió a Matías Farías, de 25 años, y a Juan Pablo Offidani, de 43, de los cargos por abuso sexual de la adolescente de 16 años.

Farías y Offidani solo fueron condenados a 8 años de prisión y al pago de $135.000 en concepto de multa bajo el cargo de coautores del delito de venta de estupefacientes. Un tercer acusado, por "encubrimiento agravado", será excarcelado. Con su decisión, los jueces Facundo Gómez Urso, Aldo Carnevale y Pablo Viñas desestimaron el pedido de la querella por la prisión por abuso sexual y femicidio de la joven, cuyo asesinato ocurrió en 2016.

Te puede interesar: Jueces del odio: qué dice el fallo que dejó impune el femicidio de Lucía Pérez

Los magistrados tomaron la versión de los acusados, que habían sido imputados por abuso sexual seguido de muerte. La sentencia está plagada de expresiones misóginas revictimizando a Lucía. Las frases que se despertaron la bronca y la indignación tuvieron por intención mostrar a Lucía como responsable de lo sucedido y garantizar la impunidad de los acusados.

El caso de Lucía Pérez conmocionó al país en octubre de 2016, convirtiéndose en uno de los motores del movimiento de mujeres contra la violencia machista. Este fallo deja en claro el carácter de clase y patriarcal de la justicia. En Tucumán hay sobradas muestras como la primera absolución en el Marita Verón o de la joven trans Celeste, donde los acusados de abuso eran policías; también en la impunidad sobre el femicidio de Paulina Lebbos o en el encarcelamiento de Belén, tras recurrir a un hospital por un aborto espontáneo. En cada movilización realizada en el país desde el lunes se reafirmó el compromiso de transformar la bronca y el dolor en organización para seguir gritando Ni Una Menos y que el Estado es responsable.

Te puede interesar: En Tucumán se replicó el grito contra la violencia hacia las mujeres







Temas relacionados

Lucía Pérez   /    Tucumán   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO