Mundo Obrero

EDUCACIÓN

Frío en las escuelas, calorcito en el despacho de Soledad Acuña

Así lo reveló un informe del sindicato docente Ademys, donde al menos 45 establecimientos se encuentran sin calefacción.

Federico Puy

Docente, Congresal UTE-CTERA

Miércoles 7 de junio | Edición del día

Si hay un tema recurrente todos los años en la educación pública en la Ciudad de Buenos Aires, es el problema de la infraestructura. Y uno de los problemas, cuando se va acercando bajas temperaturas, es el problema de la calefacción.

Según el relevamiento realizado por docentes, familias y el sindicato docente Ademys, más de 45 escuelas públicas, incluidos dos jardines de infantes no cuentan con la calefacción adecuada para el dictado de clases. Los motivos son varios: estufas que no funcionan, calderas rotas o que funcionan a medias y falta del suministro de gas.

Según publicaron en diferentes medios, del relevamiento surge que la falta de gas es por obras que aún no se hicieron, que las empresas tercerizadas a cargo del mantenimiento escolar que tardan en responder la solicitudes de arreglo que hacen los directores de escuela, y los famosos caloventores, que muchas veces son entregados de manera provisoria para paliar la falta de calefacción y afectan la instalación eléctrica.

Esto no es casual sino una política del gobierno de la Ciudad de transferir dinero de la educación pública a la educación privada, dejando a las escuelas públicas en situación de precariedad con miles de niños y niñas estudiando en pésimas condiciones. El presupuesto pasó de representar el 27,8 % en el 2011 cayó al 22,2 % en el 2015 y al histórico 18,5 % para el 2017. Un verdadero ajuste educativo, pero esto no es todo. Basta ver que se gastarán $ 6.583.893.294 en intereses y gastos de deuda. ¿Cuántas escuelas se podrían construir con este monto? ¿Todas podrían tener calefacción?

Para colmo, los subsidios a la educación privada siguen en constante ascenso.

Pasaron de representar el 14,5 % del presupuesto educativo en el 2012 a ser el 16,2 % para el 2017 ¡Toda una declaración de principios!

La lista de escuelas afectadas por falta de calefacción incluye primarias, secundarios y los jardines de infantes Nº 4 del distrito 7, en Caballito, y el Nº 3 del distrito 15, en Saavedra. En el distrito escolar Nº 1, las escuelas sin calefacción son la 1, 2, 5 y 14 y el Normal 1, que tiene sólo uno de sus pisos afectados. En el distrito Nº 2, en Balvanera, las estufas no funcionan ni el primario Nº 6 ni en el secundario Nº 15.

Tampoco tienen calefacción la primaria Nº 4, del distrito 3º, ni las escuelas 3 y 24 del distrito Nº 5, en Nueva Pompeya. La lista sigue y suma otras dos escuelas en el distrito sexto y otras seis en el distrito Nº 7. Las estufas tampoco funcionan en las escuelas 2, 3, 9 y 15 del distrito 9º, en Colegiales, en el Liceo 9, ni en las escuelas 4, 19 y 20 del distrito 11. Y hay más.

Muy seguramente los ministros, que no pisan una escuela pública salvo para hacer una publicidad de campaña, están muy confortables en sus despachos ministeriales, con sueldos siderales, choferes y prebendas.

Desde el Frente de Izquierda hemos propuesto en la legislatura porteña, con el Legislador Patricio del Corro del PTS y el bloque del FIT, un plan de construcción integral y refacción de escuelas para toda la Ciudad, donde no solo se pueda solucionar el problema de los más de 11 mil chicos sin vacantes sino que todas las escuelas estén en condiciones de poder enseñar y aprender.






Temas relacionados

Escuela   /    FIT   /    PTS   /    Educación   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO