Mundo Obrero

QUILMES

Frigorífico Penta: trabajadores protestan contra el cierre ilegal y por el pago de salarios

Ante la intransigencia del empresario Ricardo Bruzzese y la falta de respuestas concretas de las autoridades, los trabajadores vuelven a protestar en la puerta de la planta. Denuncian la presencia de una patota dentro de las instalaciones y exigen la intervención de Axel Kicillof y Mayra Mendoza.

Jueves 16 de abril | 10:01

El frigorífico del empresario peronista Ricardo Bruzzese continúa cerrado de forma ilegal desde hace un mes. No paga salarios ni obra social a los trabajadores para extorsionarlos con el objetivo de hacer renunciar a la comisión interna. A pesar de la brutal represión que sufrieron la semana pasada de manos de la Policía Bonaerense al mando de Sergio Berni, los trabajadores no se rinden y continúan la lucha. Denuncian la presencia de una patota dentro de las instalaciones y exigen al gobernador Axel Kicillof y a la intendenta Mayra Mendoza que intervengan para garantizar la reapertura de la planta y el pago de toda la deuda salarial.

Recordemos que la empresa no se quedó de brazos cruzados durante este último mes: además de lo ya mencionado anteriormente, luego de que se nacionalizara el caso el apoderado de Bruzzese envió un pedido de réplica a las redacciones de numerosos medios, con afirmaciones que fueron luego desmetidas en este mismo diario.

Te puede interesar: Penta: el derecho a réplica de Ricardo Bruzzese y la respuesta de La Izquierda Diario

Como ya mencionamos anteriormente, enviaron cartas documento pidiendo el desafuero de los delegados. Se trata de otra medida de amedrentamiento para dejar sin representantes a los trabajadores, ya que luego del desafuero pueden despedirlos, al perder la protección de los fueros gremiales.

Los trabajadores fueron recibidos por la intendenta Mayra Mendoza, pero nada cambió: la empresa continúa sin dejar ingresar a los 250 obreros al frigorífico y desvió la carne hacia otras plantas que posee para su procesamiento. Incumple de esta manera lo determinado en la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo, hecho que llevó a éste a formular un nuevo dictamen dando cuenta de la desobediencia empresarial. Más allá de los papeles, nadie garantiza que la patronal cumpla con la reapertura y el pago de salarios y cargas sociales adeudados.

La inacción contra las empresas que despiden, suspenden y rebajan salarios es otra carcaterística de la actuación gubernamental durante esta pandemia, llegando al extremo en el caso del empresario más rico del país Paolo Rocca, al que se avaló en el despido de 1500 obreros (más centenares a los que suspende o tiene sin cobrar sus salarios completos). Los trabajadores de Penta no están solos, y entre quienes se acercaron a apoyarlos estuvo el legislador provincial electo del FIT Claudio Dellecarbonara, quien trabaja en el subte e integra la directiva del sindicato de trabajadores de ese sector. También se acercaron al corte y posterior olla popular estudiantes de Universidad Nacional de Quilmes, trabajadores de comercio y del ferrocarril Roca, entre otros.







Temas relacionados

Frigorífico Penta   /    Mayra Mendoza   /    Cierre de fábricas y empresas   /    Sindicato de la carne   /    Axel Kicillof    /    Quilmes   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO