Política

POLÍTICA NACIONAL

Frente de Todos los burócratas sindicales

Fernández, Fernández y Massa lograron lo que nadie había podido. Unir a todas las alas de la CGT. El triunvirato, el “combativo” Frente Sindical, los gordos y los independientes. Panquequismo en Azopardo.

Lucho Aguilar

@lukoaguilar

Jueves 13 de junio | 11:04

El Frente con Todos suma voluntades a poco de lanzarse. Para ser justos, hay que decir que la CGT fue una de las principales responsables de que el sueño de Cristina Kirchner, Alberto Fernández y Sergio Massa se haga realidad. Son conocidas las gestiones de los sindicalistas de los distintos sectores de la CGT para lograr esta unidad para muchos impensada hasta hace algunos meses.

El principal dirigente del (ex) triunvirato fue uno de los que más trabajó. Héctor Daer llegó a hacer un paro general solo para decir que lo único importante era “la unidad peronista en octubre”. Luego festejó la candidatura de Alberto pero pidió que se una con Massa. Lo mismo planteó su hasta entonces “enemigo”, Hugo Moyano.

Así se fue ordenando la tropa. Los que se hasta ayer se acusaban de traidores, “macristas” o “irresponsables” comenzaron a mandarse sonrisas por guasap. Y esta semana siguió regalando postales imperdibles. Como la de Sergio Palazzo (Bancarios), Antonio Caló (UOM) y Carlos Acuña (Estacioneros) en el anuncio de la “gran coalición”. O el abrazo de Hugo Moyano y Omar Viviani, que hasta algunos meses cruzaban amenazas.

La versión cegetista del panquequismo.

Párrafo aparte merecen las CTA, que supieron criticar actitudes del sindicalismo cegetista pero terminaron en la misma tregua y en la misma lista.

La próxima postal será en pocos días. Habrá una cumbre entre los “gordos” que encabezan los Daer junto a Armando Cavalieri y los “independientes” que lideran entre otros Andrés Rodríguez y José Luis Lingieri.

Así estarían casi todos encolumnados detrás del Frente de Todos. Haya consenso o internas. Moyanistas, la Corriente Federal, gordos, independientes y un sector de los barrionuevistas. La tan ansiada unidad de la cúpula de la CGT no sería en la calle ni en un frente de lucha contra Macri. Sino como producto del pacto del Frente para la Victoria y el Frente Renovador.

Será la unidad de quienes le dieron tregua al gobierno. De quienes cobran 300 o 400 mil pesos por mes, como Rodolfo Daer, Armando Cavalieri o Carlos Acuña. De quienes permitieron que durante estos años haya 2 millones más de pobres. De quienes permitieron que el salario real caiga cerca del 20% en tres años y las jubilaciones un 25%. De quienes dejaron pasar más de 400 mil despidos y siguen permitiendo cierres y suspensiones. De quienes hicieron solo 5 paros (y medio) pero solo para descomprimir. De quienes dejaron que los empresarios verdugueen a las mujeres y la juventud trabajadora, que ya pasó el 60% de precarización. De quienes se juntaron 3 veces con el FMI pero no llamaron un solo congreso de delegados de base o cualquier instancia donde las trabajadores y trabajadores puedan decidir como enfrentar los ajustes. De quienes buscaron meter la idea de que no convenía resistir sino “cambiar la política económica en las urnas”.

Y acá sobre el “todas”, “todes”. Son “todos” sindicalistas varones que firmaron la carta de la CGT y el PJ contra el derecho de las mujeres.

El de les Fernández y Massa es el Frente de Todos los que van a bancar el “pacto social” que que propone el peronismo para poder seguir ajustando y cumpliendo con el FMI.







Temas relacionados

Frente de Todos   /    CGT Azopardo   /    CGT   /    Cristina Fernández de Kirchner   /    Sergio Massa   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO