Política Chile

INTERNACIONALISMO

Frente a la xenofobia de los empresarios: ¡internacionalistas más que nunca!

En este contexto, es un imperativo para la izquierda instalar la idea que los trabajadores no tienen patria. Que los empresarios son una clase a nivel internacional que comparte los mismos intereses, y que para derrotarla se necesita la unidad de los trabajadores de todos los países.

Viernes 2 de diciembre

El resurgir del discurso demagógico de derecha es una de las tónicas de los últimos años. La histórica crisis capitalista del 2008 ha remecido las bases políticas de los regímenes a nivel mundial. El salvataje a los bancos ha venido acompañada de ajustes fiscales que han implicado importantes ataques a los trabajadores y el pueblo. El descontento ante los efectos de la crisis ha precipitado el hundimiento de los partidos tradicionales “de centro”.

En ese contexto es que la derecha quiere sacar ventaja de la situación con su demagogia nacionalista y anti inmigrante. Muchos trabajadores, al no contar con una alternativa política propia de izquierda, que impulse un programa, un accionar y un perfil a la altura de los desafíos, terminan prestando su voto a estas variantes derechistas como una forma de castigar a los políticos de siempre.

Una izquierda moderada, reformista, que se limita a los cuestionados márgenes de la democracia capitalista simplemente no sirve para hacer frente al gritón discurso xenófobo de la derecha. La subordinación de Sanders a la candidatura de Hillary Clinton en EE.UU, el estrepitoso fracaso de Syriza en Grecia y el desgaste de los gobiernos progresistas latinoamericanos son síntomas de lo mismo.

La derecha y los empresarios chilenos han mostrado su cara más servil al imperialismo y han puesto en primer plano el discurso xenófobo, subiéndose a la ola de la derecha a nivel mundial. Por lo mismo, la necesidad de impulsar una estrategia y un programa internacionalista se ha transformado en una de las cuestiones más acuciantes del momento.

Es un imperativo para la izquierda instalar la idea que los trabajadores no tienen patria. Que los empresarios son una clase a nivel internacional que comparte los mismos intereses, y que para derrotarla se necesita la unidad de todos los trabajadores a nivel mundial. Hay que convencer que no existen trabajadores de primera ni de segunda y contrarrestar el bombardeo de los medios de comunicación con la conversación cotidiana en los lugares de trabajo, con la agitación revolucionaria y la acción internacionalista.

Junto con esto, hay que profundizar el debate político en torno a qué alternativa es necesaria construir. La tarea de levantar un partido de trabajadores revolucionarios en Chile no puede separarse de la perspectiva de construir una organización revolucionaria a nivel internacional. Esta fue una de las ideas que buscaron instalar nuestros compañeros del PTS en el Acto del Frente de Izquierda y de los Trabajadores en Argentina.

Para profundizar estos debates, desde La Izquierda Diario estamos organizando un foro en torno a la lucha por levantar una izquierda internacionalista de los trabajadores, que tendrá como principal expositora a Bárbara Brito, vicepresidenta de la FECH. A su vez, nos estamos haciendo parte de la campaña internacional en apoyo a los trabajadores de la fábrica Fasinpat (ex Zanon) y Madigraf, fábricas bajo control de sus trabajadores en Argentina. ¡internacionalistas más que nunca!




Temas relacionados

Política Chile   /   Internacionalismo

Comentarios

DEJAR COMENTARIO