Cultura

MEMORIA HISTÓRICA

Francisco Boix: el fotógrafo de Mauthausen, despreciado por el gobierno español

El fotógrafo español de Mauthausen, Francisco Boix, que consiguió los únicos archivos gráficos nazis de los campos de exterminio, recibió un homenaje en París al que no asistió ninguna máxima autoridad del gobierno español.

Jorge Calderón

Historiador y Profesor de Secundaria, Zaragoza

Sábado 24 de junio | 08:06

El sencillo acto se celebró la tarde del pasado viernes 16 de junio. Consistió en trasladar los restos del luchador español de la humilde fosa al cementerio de Père Lachaise, el principal cementerio de París. Este es el lugar donde descansan algunos de los principales luchadores de la historia de Francia. Aquí se encuentra por ejemplo, el “Muro de los Confederados”, donde fueros fusilados miles de combatientes de la Comuna de Paris. También en este cementerio está situado el memorial erigido en honor de los 10.000 españoles que, como él, murieron en campos de deportación. Boix por fin descansa en el lugar que se merece, al lado de todos estos héroes, muy cerca también de la fotógrafa Gerda Taro, que murió en la Guerra Civil española.

El acto estuvo presidido por la alcaldesa socialista de París Anne Hidalgo, hija de republicanos españoles exilados, y el alcalde interino de Barcelona, Gerardo Pisarello. También estuvieron presentes miembros de la Generalitat de Cataluña, siendo simbólica la representación del gobierno central, (dos miembros de la embajada). No deja de resultar hipócrita, insultante y un "lavado de cara" repugnante que sea el gobierno francés el que haya promovido este acto. Este fue el que aisló al bando republicano, presionó para acabar con la revolución y una vez acabada la guerra, trató como a auténticos prisioneros a los miles de refugiados que llegaron a su territorio. El gobierno del estado español ni acudió, algo lógico al ser éste ejercido por los herederos políticos del franquismo (el PP). La bandera republicana, a pesar de intentar ser ocultada por las autoridades, estuvo muy presente en la misma. Lo estuvo al ser portada por muchos de los 200 asistentes al acto que habían traído las suyas. Asistentes como Ana María Salomo Boix, sobrina por parte materna del fotógrafo, al que nunca conoció personalmente y del que solo ha sabido su singular historia en los últimos años, o Ramiro Santisteban, superviviente de Mauthausen, que con 96 años no se quiso perder el homenaje a su amigo y compañero de cautiverio.

Francisco Boix: El cronista grafico del horror nazi

Para comprender la importancia del acto es necesario hacer una pequeña biografía del homenajeado. Boix nació en Barcelona en 1920. Desde muy joven, mostró su pasión por las dos grandes cosas que marcaron trágicamente su vida: su militancia comunista y su pasión por la fotografía. Miembro de la Juventudes Socialistas Unificadas de Cataluña actuó como fotógrafo dentro del ejército republicano. En febrero de 1939, ante la inminente derrota, pasó como tantos miles a Francia. Allí primero fue internado en los horribles campos de concentración, donde como miles más de refugiados españoles, sufrió el abuso, el hambre, la miseria, el frío y el trato humillante por parte de las autoridades francesas. Después fue obligado a integrarse en la Compañía de Trabajadores Extranjeros del Ejercito Francés, ya que la alternativa que le ofrecían era entregarlo a Franco para que lo ejecutara. En mayo de 1940, cayó prisionero de los nazis, al igual que miles de españoles y a principios de 1941 fue trasladado al campo de exterminio de Mauthausen-Gusen, donde permaneció cuatro años y tres meses hasta la liberación del mismo en mayo de 1945.

Fue en este campo donde desarrolló su gran labor de resistencia y por la que pasará a la historia. Debido a su experiencia como fotógrafo en la Guerra Civil, las SS le destinaron como ayudante del laboratorio fotográfico. Allí, con la ayuda de otros prisioneros españoles, gracias a la red de resistencia clandestina organizada por ellos dentro del campo, Boix logró robar copias y negativos del campo de concentración. Estas fueron escondidas fuera del campo por Anna Pointner, una vecina socialdemócrata del pueblo amiga de los republicanos. Estas imágenes, fueron casi el único documento gráfico que probó la complicidad y el conocimiento de varios altos mandos alemanes en los horrores de Mauthausen, ya que las del resto de los campos fueron destruidas por ellos.

Aquellas fotografías se proyectaron en los juicios de Nüremberg y, junto al testimonio de Boix, el único español que testificó en los juicios, fueron claves en algunas condenas. Tras la guerra, Boix siguió trabajando para algunas revistas, pero una grave insuficiencia renal, producto de sus años de cautiverio, le causó la muerte en julio de 1951 con 30 años.

Continuo desprecio de las instituciones del Régimen del 78 a las victimas republicanas de los nazis

Ninguna representación de nivel estuvo presente en el homenaje. Todo ello, a pesar de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se encontraba en París durante el acto. Este desprecio e incumplimiento es uno más, en lo que se refiere a las victimas españolas a manos de los nazis. Hace más de dos años, la mayoría del Parlamento pidió un homenaje para los 9.328 españoles que pasaron por los campos de concentración alemanes, de los que solo sobrevivieron 3.809 (uno de cada tres).Hoy sigue pendiente. Evidentemente, nosotros no queremos estos homenajes, promovidos por los verdugos, por los mismos que fueron los culpables de que tantos miles de comunistas, anarquistas, trotskistas, socialistas o simplemente republicanos acabaron exterminados por los nazis. Los mismo que primero acabaron por la fuerza con la revolución española para defender la república burguesa y luego dejaron que esta cayera, para sostener una feroz dictadura de 40 años.

Como hemos denunciado en otras ocasiones, desde la muerte de Franco, todos los gobiernos, ya sea de derecha (UCD/PP) o de “izquierdas” (PSOE), han despreciado, ignorado, humillado y olvidado la memoria de tantos miles de españoles que lucharon contra Franco, y que luego fueron exterminados, con la complicidad de la autoridades franquistas, por sus aliados nazis.






Temas relacionados

80 Aniversario Revolución española   /   Memoria Histórica   /   Guerra civil española   /   Nazismo   /   Nazis    /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO