Internacional

HUELGA FERROVIARIA

Francia: los ferroviarios de Marsella pelean contra Macron y se rodean de solidaridad

Varios cientos de personas se reunieron hoy en la estación de St-Charles en Marsella en solidaridad con los trabajadores ferroviarios en huelga. Luego marcharon a la sede de la Comisión Europea.

Miércoles 4 de abril | 18:08

La huelga ferroviaria es masiva en la región de PACA (Provenza-Alpes-Costa Azul) contra la amenaza de la destrucción del servicio público de trenes. Los trabajadores estiman en 70% el acatamiento a la huelga en todos los sectores de la empresa estatal de ferrocarriles, SNCF. Incluso la mitad del personal jerárquico (gerentes), exasperado por el naufragio de la SNCF, participa en la movilización y la huelga.

En la jornada de huelga del martes solo funcionó el 3% de los trenes interurbanos en la región PACA. El nivel de bronca que existe entre los trabajadores de la SNCF se mide por el hecho de que incluso los jefes van a la huelga. Las Asambleas Generales reunieron a casi 400 personas en Marsella, 150 en Aviñón, casi 350 en Niza, 150 en Miramas, 100 en Toulon, 30 en Les Arcs, un centenar en los Alpes. En total, cerca de 1.500 trabajadores ferroviarios participaron en las Asambleas Generales de PACA.

Te puede interesar: Masiva huelga en Francia: los ferroviarios enfrentan a Macron

Este miércoles por la mañana la seccional local de la CGT convocó a una manifestación de apoyo dentro de la estación de trenes de St-Charles. La afluencia fue masiva y contó con la presencia de otros sindicatos como SUD y FO, y también de organizaciones políticas como el NPA, LO, PCF, FI, junto a estudiantes movilizados en su universidad y usuarios del sistema estatal de trenes que se indignan ante la amenaza de cerrar líneas.

Luego del acto de apoyo a los ferroviarios en la estación de tren de St-Charles los presentes marcharon hacia el edificio del World Trade Center que alberga la representación local de la Unión Europea. La marcha encontró el apoyo de los transeúntes a su paso, y al llegar al edificio ocuparon los espacios que conducen a las oficinas de la Comisión Europea, reclamando contra la apertura a la competencia del ferrocarril, que no es más que el preludio de una privatización del servicio público ferroviario.

La determinación de los ferroviarios de la región de PACA es de absoluta oposición a los planes de Macron. La huelga continúa y ya se han decidido nuevas reuniones y asambleas para el sábado 14 y el jueves 19 de abril. Esta última acción convergerá con una jornada nacional de lucha de distintos sectores.

La convergencia entre los trabajadores ferroviarios y los demás sectores movilizados, especialmente en la Universidad, se está llevando a cabo en Marsella. Después del primer día de movilización exitosa, la batalla del hierro está ahora comprometida y debemos hacer todo lo posible para que este gobierno de sepultureros de todos los servicios públicos retire todos sus malos proyectos, en el sector ferroviario, en las escuelas secundarias, en Universidades, en hogares de ancianos y hospitales.

Te puede interesar: Macron a la defensiva







Temas relacionados

Ferroviarios   /    Emmanuel Macron   /    Francia   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO