Mundo Obrero

PARITARIAS

Foetra: comienza la paritaria de telefónicos por el 28%

La conducción ratificó su política de no confrontar con el macrismo. Sus dirigentes se alinearon electoralmente en distintas listas del peronismo. Delegados de la Violeta plantearon una alternativa de lucha independiente.

Ana Goussies

Delegada Foetra | Agrupación Violeta | @AnaGoussies

Viernes 30 de junio | 10:11

El miércoles 28/6 se realizó en Foetra el plenario de delegados convocado por paritarias que vencen el 30 de junio.

En la semana en que Macri nos endeudo por 100 años, que se perdieron 1200 puestos de trabajo, que los trabajadores de Pepsico vienen mostrando resistencia y voluntad de lucha y la dirección del gremio de la alimentación ya se borró. A días de una nueva Huelga general en Brasil. Luego de que los diputados se aumentaron su dieta en 17mil pesos, el sueldo que cobra por mes un compañero de las móviles, pasando a cobrar $140 mil y cuando el gobierno puso su techo a las paritarias del 24%. Y después del cierre de listas de las PASO.

Métodos burocráticos para no confrontar con el gobierno ni las empresas

La dirección abrió la discusión planteando que se había acordado con la Mesa de Unidad Sindical un pedido a las empresas de recomposición salarial del 28%. Este pedido fue decisión de los secretarios generales y las direcciones de los gremios, sin consultar en con la base ni hacer asambleas. El plenario fue ajeno a los trabajadores telefónicos que no pudieron intervenir en la propuesta.

La oposición denunció que fue un plenario a “espalda de los telefónicos” y propusieron diferentes medidas políticas para democratizar el sindicato y que esto no vuelva a ocurrir. Carlos Artacho, miembro electo de la comisión directiva por la oposición y dirigente de la agrupación Violeta, mocionó para pasar a un cuarto intermedio, hacer asambleas en los edificios, votar y volver al plenario con el mandato de las oficinas. La mayoría de los delegados votaron en contra de consultar a la base respaldando el método burocrático de la conducción.

A su vez, los delegados oficialistas plantearon que nuestro salario está desfasado con la inflación, los de las móviles dijeron que no llegan a los 17mil pesos, pero que en el marco de la situación nacional no se puede pedir más, “esto es lo posible”. Que la situación está muy difícil y esto es lo que están pidiendo la mayoría de los gremios.

Carlos Artacho, planteó pelear por un 35% en un pago y al básico, en el camino de que ningún telefónico cobre por debajo de la canasta familiar, hoy en 23 mil pesos. Y la solidaridad con los trabajadores despedidos de Pepsico.

Las empresas telefónicas son de las que mas ganan en el país y en el mundo.

Te puede interesar: Telecomunicaciones: empresas millonarias y salarios cada vez más bajos

En el balance sobre nuestro desfasaje salarial la conducción se excluyó de todo tipo de responsabilidad y sin ningún tipo de autocrítica sobre el rol que jugó en estos años, reivindicando su rol como dirección, sus métodos burocráticos y su política de tregua. Nada dijeron del fracaso de su estrategia de negociar salarios “sin tirar un solo tiro” y sin plan de lucha.

Al igual que la mayoría de los gremios que dirige el kirchnerismo, la regla es siempre la misma: no confrontar con el macrismo, ni con las empresas, ni con el kirchnerismo en su momento. El resultado es la pérdida de salario, y el aumento de la flexibilización laboral.

Te puede interesar: Trabajador de Telefónica en grave estado al caer de un techo

Mientras se desarrollaba el plenario nos enteramos que estaban reprimiendo en la 9 de julio a organizaciones sociales que piden trabajo. Aun así, la dirección de Foetra sigue manteniendo la tregua y se niega a impulsar cualquier medida de lucha, ya sea por nuestro salario o en solidaridad con otros sectores atacados.

Ante los ataques, el peronismo no es salida

Si algo queda claro luego de 1 año y medio de gobierno PRO, es que los que están cogobernando, y siendo cómplices del macrismo, es el peronismo y el FPV que con mayoría en el senado, aprobó todas las leyes del pro, desde el presupuesto, los cambios en la ART, el pago a los fondos buitres, el blanqueo de capitales, los superpoderes del jefe de gabinete que maneja el presupuesto a su antojo, el avance represivo del estado, los jueces del 2x1, por nombrar las más importantes.
El frente de izquierda, por el contrario, denuncio siempre tanto al gobierno del FPV como al PRO, que ambos iban a aplicar medidas de ajuste para que la crisis la pague el pueblo trabajador. Por eso hoy se corrobora la validez de aquel voto en blanco.

La única propuesta del peronismo es “votar mejor” como si eso le devolviera el trabajo a las familias que quedaron en la calle. Desde el FIT creemos que al macrismo, a los empresarios, y sus planes de ajustes, hay que enfrentarlos en las calles, en las fábricas, afectando sus ganancias y con un programa que plantee que la crisis la paguen los capitalistas. No podemos depositar confianza en el congreso, ni en los partidos políticos tradicionales. Los trabajadores debemos construir nuestra propia alternativa política.

Elecciones legislativas, los dirigentes sindicales y la “unidad” que no fue

El PRO anuncio una lista con un claro mensaje: profundizar el ajuste, encabezada por Esteban Bullrich, quien protagonizo el brutal ataque a los docentes.
Mientras el peronismo, luego de las derrotas en 2013 y 2015, estrena una nueva escisión, después de una intensa campaña de “unidad”, se formó el Frente de Unidad Ciudadana que lleva a Cristina como candidata a primera senadora en GBA junto a Scioli y Espinoza. Más allá del relato por arriba, mantiene una alianza con los intendentes y el grueso del PJ que fueron claves para la gobernabilidad de Macri.
Los representantes de las conducciones sindicales van en todas las listas. Hugo Yasky, espacio que comparte Claudio Marin, va con Cristina.

Antonio Caló, Hector Daer, irán en las listas de Randazzo, junto al M.A.S.A. espacio que apoya Osvaldo Iadarola. Mientras que el tercer Hugo, Moyano, apoyara a Sergio Massa.

La salida es por Izquierda

Los mismos que nos dicen que los trabajadores no tenemos que hacer política, son los que llevan las banderas de los sindicato detrás de proyectos políticos que defienden intereses patronales.

Por el contrario en el FIT creemos que los trabajadores tenemos que hacer política, pero política de la clase obrera, con una organización independiente de las patronales, los gobiernos y los partidos políticos que los representan.

Por eso nuestros diputados y sus bancas están al servicio de la lucha de los trabajadores como lo demostramos estos años cobrando el sueldo de un docente y donando “la dieta” para fortalecer las luchas. Nos presentamos a elecciones para que nuestras ideas lleguen a millones. Impulsamos la campaña por la reducción de la jornada laboral, para repartir las horas de trabajo y que todos podamos trabajar, atacando las ganancias de los capitalistas. Exigimos a las centrales sindicales un plan de lucha para enfrentar al gobierno y el ajuste con la fuerza de los trabajadores, las mujeres y la juventud.








Temas relacionados

Trabajadores telefónicos   /    Foetra   /    Paritarias   /    CABA   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO