Mundo Obrero Estado Español

ENTREVISTA LAS KELLYS

Fitur crece, la explotación laboral en el turismo también

El pasado domingo concluyó en Madrid la edición número 38 de la Feria Internacional de Turismo (Fitur), la feria más importante de turismo del mundo.

Raquel Sanz

Madrid

Martes 23 de enero | 18:41

Foto: Ayuntamiento de Madrid

La Feria internacional de turismo abrió sus puertas por primera vez en 1980 tratándose de una iniciativa impulsada por la Cámara de Comercio e Industria, el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid como modo de apoyar y reforzar el sector turístico. Este año 2018 se espera que el evento tenga un impacto económico de la friolera de 260 millones de euros, un 8% más que en 2017. El evento crece en espacio (65000 metros cuadrados), un 4% más que en 2017 y en empresas participantes (son más de 10.000). Esta edición de Fitur, como las anteriores, muestra la apuesta por parte de la patronal y gobierno español por tratar de reforzar el sector del turismo. El evento todos los años es inaugurado por los monarcas y las principales figuras políticas del estado y las comunidades autónomas junto con los grandes empresarios del sector.

Como todo despropósito capitalista este evento muestra que mientras los grandes empresarios del turismo y otros sectores crecen y crecen en cifras astronómicas de grandes beneficios, los que somos de la clase trabajadora nos vemos abocados a unas condiciones laborales cada vez más precarias, con bajadas salariales y alargando cada vez más nuestras jornadas de trabajo y empeorando nuestras condiciones. Un ejemplo de ello son las camareras de piso, las que limpian los hoteles, Las Kellys, trabajadoras del turismo, un sector de trabajadoras totalmente feminizado y precarizado, siendo las grandes protagonistas de la otra cara de la moneda.

Además de todos los comunicados y noticias emitidos estos días por la patronal, los medios y el gobierno aplaudiendo las mejoras económicas del sector que olvidan mencionar la gran precariedad de sus trabajadores hay que añadir las "inoportunas" declaraciones que hizo la alcaldesa Manuela Carmena durante la inauguración de la feria, en la que expresó: "hay que primar a los establecimientos hoteleros que tengan mejores planes de responsabilidad social corporativa, para las mejoras de las condiciones laborales de colectivos como las camareras de piso, conocidas como las Kellys". Sobre esto conversamos con una camarera de piso y miembro de las Kellys Madrid.

¿Pensáis que a las empresas en general se les debe primar o premiar por tener a los trabajadores contratados en unas "buenas" condiciones laborales, con salarios dignos, que nos permitan vivir sin apuros económicos y con una ley justa que reconozca, los riesgos laborales de vuestro trabajo?

Si "primar" se refiere a conceder primacía, anteponer y sobresalir sobre algo desde luego que estamos de acuerdo en que los establecimientos que se diferencian y cumplan con sus obligaciones de responsabilidad social prevalezcan sobre el resto porque la calidad y sostenibilidad requieren una dedicación, cualificación profesional y procedimientos que hay que meritar pero si se refiere a "premiar" con dinero público a estos hoteles la respuesta es un NO contundente porque nosotras reclamamos derechos fundamentales y eso son obligaciones que tienen una normativa y legislación que hay que cumplir y no hacerlo es delictivo. Todos tenemos unos derechos y unas obligaciones y Las Kellys Madrid tenemos claro que nuestro desempeño se realiza en una relación subordinada y no tenemos objeción pero como dice nuestro eslogan la salud y la dignidad no se negocian, además estamos viendo cómo se premia a hoteles que cumplen en parte, que aparentemente respetan el medio ambiente o la inserción pero nos externalizan, explotan y discriminan, es algo muy aparente que queda muy bonito en las revistas, los titulares y las fotos....

¿Cómo valoráis las palabras de Manuela Carmena que por un lado deja a la voluntad de cada empresario el mejorar o no las condiciones de sus empleados y por otro premia con incentivos a los que acceden a hacerlo?

Viendo en qué situación estamos está claro que no podemos confiar en la voluntad de nadie porque llevamos dos años encabezando nuestra propia lucha y estamos pagando con nuestra salud, estamos perdiendo nuestros derechos y a la vez que suben las cifras de visitantes empeoran nuestras condiciones y calidad de vida, podemos asegurar que vamos de ventanilla en ventanilla y todos ofrecen soluciones que luego no vemos plasmadas en resultados.

En el Pleno del Ayuntamiento del 31 de octubre a través de Ahora Madrid se aprobó un estudio para analizar en qué situación estamos en los hoteles de Madrid,. Ese día no pudimos hablar con Manuela y desde aquí le agradecemos su interés y predisposición mediadora pero desde nuestra experiencia creemos que es mejor que se invierta la propuesta porque observando a los hoteles también aprendemos marketing y creemos que visibilizando, expedientando, aislando y restringiendo a los "malos" los "buenos" no se debilitarían, ganarían competitividad y no nos costaría más dinero público.

¿Qué medidas utilizaríais vosotras para hacer cumplir vuestras demandas a los empresarios hoteleros?

En los hoteles de Madrid la externalización es muy elevada y subiendo, la externalización es cesión ilegal de trabajadores porque hacemos el trabajo estructural y propio y el hotelero es el que realmente nos marca el trabajo bien según la ocupación, según sus preferencias de horarios, sus expectativas y necesidades, etc. Y hotel externalizado es igual a camarera explotada y precarizada.
Mientras se modifica el Estatuto de los Trabajadores y los grupos políticos contemplan nuestra Ley Kelly desde el Ayuntamiento y las Consejerías de Empleo creemos que no hay que dar cobertura a las ofertas de trabajo de estas empresas y además no trabajar con las empresas expedientadas y que obvien la responsabilidad social, es lo coherente y de sentido común.

En nuestras reivindicaciones decimos que hay que vincular la categoría de los hoteles con el trabajo que se desarrolla en ellos porque las estrellas se conceden por los metros y los componentes adicionales (caja fuerte, minibar, etc) y hay muchas estrellas que podríamos arrancar en materia de condiciones sostenibles.

Con la externalización nos hemos quedado indefensas porque la negociación colectiva está estructurada para dejarnos fuera a Las Kellys y además en todos los hoteles no hay comités, todo se ha reformado para que como trabajadoras de base vayamos perdiendo opciones, necesitamos 6 meses de contrato para formar un comité y un comité activo en una empresa externa supone una suspensión de contrato inminente y del mismo modo que algunos establecimientos tienen un cliente ficticio que evalúa los objetivos y estándares se podría crear una especie de comisarios pero somos conscientes que eso no es competencia del Ayuntamiento y a quién le corresponde es quién más impedimentos nos pone para mejorar y avanzar. Este tipo de gestión abarata los costes y se olvida que en los hoteles somos personas trabajando con y para personas y no números.

Fitur crece, la explotación también

La insólita propuesta de la alcaldesa no ha dejado indiferente a muchos de los que trabajan en el sector como las Kellys. Para Carmena parece que la existencia de "buenas" condiciones laborales debe de quedar a voluntad de cada uno de los empresarios. Pero esa ’voluntad’ en el capitalismo y en una sociedad de clases se vuelve una utopía, la ganancia de los empresarios es su prioridad y siempre pasa por el empobrecimiento de los trabajadores y el empeoramiento de sus condiciones laborales y salariales. Eso es lo que ellos siempre van a "primar".

Los incentivos hacia los empresarios serían recursos públicos, que el ayuntamiento de Madrid dejaría de invertir en servicios para "ceder" a los empresarios. La mayoría de las empresas que participan en Fitur ningunean y externalizan a las camareras de piso, que les niegan el reconocimiento de enfermedades laborales. Fitur crece año a año, la explotación laboral en el turismo, también.






Temas relacionados

Las Kellys   /   Mundo Obrero Estado Español   /   Ahora Madrid   /   Manuela Carmena   /   Precariedad laboral   /   Turismo   /   Madrid

Comentarios

DEJAR COMENTARIO