Géneros y Sexualidades

JUVENTUD

Filosofía y Letras de la UBA: “Las mujeres en la revolución y la revolución en la vida de las mujeres”

Se trata del primer encuentro de la Cátedra Libre “A 100 años de la Revolución Rusa” que lanza en toda la UBA En Clave Roja (Juventud del PTS e Independientes) y la Revista Ideas de Izquierda. Será el miércoles 19 a las 17.30 hs.

Viernes 14 de abril | Edición del día

“La Revolución de Octubre inscribió en su bandera la emancipación de la mujer y produjo la legislación más progresiva en la historia sobre el matrimonio y la familia. Esto no quiere decir, por supuesto, que quedara a punto inmediatamente una ‘vida feliz’ para la mujer soviética. La verdadera emancipación de la mujer es inconcebible sin un aumento general de la economía y la cultura, sin la destrucción de la unidad económica familiar pequeñoburguesa, sin la introducción de la elaboración socializada de los alimentos, y sin educación”

León Trotsky

¿Sabías en Rusia luego de la revolución se legalizó el aborto, transformando lo que hoy todavía nos niegan en una conquista de millones de mujeres? ¿Sabías que se instauró un sistema democrático que superó los parlamentos llenos de ricos y propietarios (como los nuestros) y los reemplazó por órganos políticos de decisión colectiva llenos de obreros y campesinos? ¿Sabías que fue en Rusia luego de octubre donde se produjo una de las más profundas revoluciones audiovisuales sin la que el cine actual no sería el mismo? ¿Sabías que se dio vuelta el concepto de derecho y su supuestamente "natural" relación con la propiedad privada? ¿Sabías que se innovó en el terreno de la psicología replanteando la relación entre el sujeto individual y la sociedad?

Te puede interesar: Línea del tiempo, viví el día a día de la Revolución Rusa

Queremos que en esta serie de charlas que estamos organizando, nos podamos apropiar y repensar este enorme legado.

Hoy, en un mundo capitalista en crisis, con Trump en el gobierno de Estados Unidos, con una Europa convulsionada, pero también con una juventud, con un movimiento de mujeres, y con nuevas generaciones de trabajadores que se levantan para ponerles el freno a los capitalistas y sus gobiernos, volver sobre los aprendizajes de la revolución Rusa es un camino obligado para todos los que sentimos que este mundo hay que cambiarlo de raíz.

Mujeres y Revolución

En este primer encuentro de la Cátedra Libre “A 100 años de la Revolución Rusa” proponemos un diálogo entre feminismo y marxismo que contará con la presencia de dos panelistas: Diana Maffía, Dra. en Filosofía e Investigadora del Instituto Interdisciplinario de Género de la Facultad y Andrea D’Atri, especialista en estudios de la mujer y fundadora de la agrupación de mujeres Pan y Rosas.

La Revolución Rusa, comenzó el Día Internacional de la Mujer (8 de marzo en nuestro calendario gregoriano, 22 de febrero en el calendario juliano, vigente en ese momento en toda la estepa rusa) encabezada por la firme decisión de las obreras textiles de Petrogrado. En el marco de una Rusia inmersa en la guerra imperialista y el despotismo zarista se movilizaron junto a 100.000 trabajadores más, bajo las consignas de “¡Queremos pan! ¡Abajo la guerra!”. A cargo del sector más explotado de la clase trabajadora, comenzaba lo que pasó a la historia como la “Revolución de febrero”.

Te puede interesar: Pensar lo “imposible”: las conquistas de las mujeres en la Revolución Rusa

Pero la Revolución de Octubre trastocó por completo las bases de la sociedad capitalista. Las expresiones fueron decenas. En su seno surgieron grandes dirigentes socialistas mujeres como Alexandra Kollontai, Inés Armand o Nadezha Joffe. Pero no solo en grandes figuras se expresó sino que significó una verdadera rebelión en la vida cotidiana de millones de seres humanos. En materia de derechos conquistados, el país más atrasado de Europa, para el año 1920 había sancionado la legislación más avanzada de todo el continente. Incluso al día de hoy, se trata de derechos impensados para algunas degradadas democracias capitalistas. Según Marcel Liebman: “El régimen soviético no tenía aún un mes de existencia cuando publicó por decreto la ley de divorcio y más particularmente el divorcio por consentimiento mutuo. Casi al mismo tiempo el matrimonio civil reemplazó al religioso [...]. El fin de esta reforma [...] consistía en transformar una institución que ‘ha de dejar de ser una jaula donde los esposos tienen que vivir a la fuerza”.

Estos derechos conquistados, avanzadísimos para la época contemplados en “el Código de 1918 que se adelantaba notablemente a su época”, a decir de Wendy Z. Goldman [1], también incluían la legalización del derecho al aborto y la despenalización de la homosexualidad y según el historiador Henri Chambre, toda la legislación soviética estaba sometida al principio de “emancipación de la mujer y la desaparición de la desigualdad de derechos entre el hijo natural y el hijo legítimo”.

En última instancia podemos decir que, siguiendo a de Andrea D’Atri en su prólogo al libro de la historiadora estadounidense, Wendy Z. Goldman: “La vida privada era un objetivo de la revolución en curso, como si aquella otra consigna de que ‘lo personal es político’, levantada por las feministas de la década de 1970, se encontrara anticipada en las ideas que el bolchevismo tenía sobre la emancipación de las mujeres”.

Para conocer más sobre este valioso legado, te invitamos a este debate entre feminismo y marxismo que realizaremos en la Facultad de Filosofía y Letras el próximo miércoles 19 a las 17.30h.

[1] Wendy Z. Goldman, “La mujer, el Estado y la revolución”, Ediciones IPS.






Temas relacionados

Géneros y Sexualidades   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO