Juventud

UNIVERSIDAD

Filosofía y Letras UBA: la gestión eligió directores de carrera antidemocráticamente

En las carreras de Historia y de Letras se eligieron nuevos directores de junta departamental. La izquierda se abstuvo denunciando los métodos antidemocráticos de elección.

Miércoles 29 de marzo de 2017 | 10:08

Junta de Historia

Desde la mayoría estudiantil, en conjunto con la minoría de graduados, nos retiramos de la votación cuando se desconoció la moción de orden, propuesta por estos consejeros, para aplazar la elección de director e iniciar un proceso de democratización del co-gobierno universitario. La gestión entonces procedió a la votación desconociendo los reclamos de los consejeros opositores y de las decenas de estudiantes que se movilizaron en contra de estos métodos de democracia estamental. Así, con los votos del claustro de profesores y la mayoría del de graduados, alineados a la gestión de la facultad, fue electa la profesora Silvia Finocchio como directora de la carrera.

Que quienes se especializan en el trabajo intelectual discutan con argumentos del tipo “los estatutos son los que tenemos” y “los espacios de discusión, nos gusten o no, son lo que son” o “debemos proceder para lo que hemos sido convocados” (sin pensar un poquito más allá la realidad que nos atraviesa) habla de un estancamiento del pensamiento y de un autoritarismo encubierto que pareciera sacado de un libro de historia medieval.

Desde la Juventud del PTS como mayoría estudiantil en la Junta de Historia fuimos a denunciar que, de espaldas al estudiantado y el grueso de los docentes y haciendo oídos sordos de la realidad que atraviesa a la comunidad educativa (paritarias docentes a la baja, recorte presupuestario, ofensiva contra la educación pública, entre otros), se elegía una nueva directora del departamento de carrera para seguir administrando la miseria de muchos y el privilegio de pocos.

Como sostuvimos anteriormente, planteamos que la única forma de cambiar esta situación es democratizando los espacios de co-gobierno mediante la unificación del claustro docente y la representación real de la mayoría estudiantil, para que los problemas que atraviesan a quienes cotidianamente construimos la vida universitaria puedan ser representados y debatidos. Pero recibimos los argumentos más cínicos y reaccionarios por parte de la gestión de la facultad en boca de sus docentes aliados: revivieron viejos argumentos en defensa de sus privilegios y “prestigio social” como claustro dominante.

Frente a semejantes métodos anti-democráticos e insinuada la utopía de querer cambiar el putrefacto sistema desde adentro, nuestra respuesta fue la abstención de la elección y la propuesta de llamado (desde los mismos medios que el departamento hoy posee) a jornadas abiertas de discusión para que docentes y estudiantes se pronuncien sobre los problemas que los atraviesan en el contexto de apoyo al paro docente, y el inicio de un proceso de reorganización de los órganos de co-gobierno y, por ende, de sus vidas en la universidad.

El Colectivo: mucho ruido y pocas nueces

No faltaron a su presencia los ánimos de conciliación de la minoría estudiantil, el Colectivo (agrupaciones del PJ-FpV junto con La Mella), que con escuetas críticas al carácter antidemocrático del sistema universitario, no sólo no se opusieron a que la elección avanzara sino que plantearon que la Junta continuara funcionando con total normalidad, contradiciéndose a sí mismos en forma y contenido, utilizando los mismos argumentos de la gestión sosteniendo que se proceda con la (antidemocrática) votación y, como promesa abstracta, que más adelante se podría ver la cuestión de la democratización de las juntas departamentales.

En Letras, lo mismo

En la Junta de Letras la reacción se convirtió en cinismo: el carácter anti-democrático del órgano fue eludido con total impunidad por parte de la gestión y sus alianzas en profesores y graduados. Desde la lista de la Izquieda al Frente en la minoría estudiantil denunciamos esta situación y nos abstuvimos de votar cualquier resultado que conllevara legitimar semejantes métodos que en esta reunión consagraron la reelección de Martín Vedda como director de la carrera.

La lucha continúa

La línea de la gestión de la facultad, a manos del kirchnerismo, continúa en el resto de las juntas departamentales esta semana. Este martes en Antropología, el miércoles en Bibliotecología y el jueves en Filosofía, donde los y las estudiantes se están organizando en distintos espacios de base para discutir lo ocurrido y enfrentar la ofensiva de la gestión.

Si la voz cantante de las Juntas la llevan un puñado de docentes que defienden sus privilegios, no se puede esperar ningún giño de su parte: la democratización del co-gobierno universitario solo puede llevarse a cabo con las y los estudiantes y docentes organizados activamente, aprovechando las clases públicas que desarrollamos en solidaridad con el corriente paro docente y convocando asambleas mandatarias.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO