Juventud

Filosofía y Letras UBA: elección antidemocrática de director en la carrera de Filosofía

Después de casi dos semanas de que sesionaran las juntas de las demás carreras de la facultad, Filosofía llama a junta para elegir nuevo director en el marco de acusaciones cruzadas entre los distintos graduados y profesores. La izquierda no apoya la elección y se mantiene independiente.

Walter Flores

Consejero estudiantil Junta Filosofía (FFyL-UBA)

Lunes 9 de abril | 11:45

Las autoridades de la carrera convocaron a junta para este lunes 9 a las 18hs, casi dos semanas después de que el grueso de las carreras de la facultad haya sesionado y llevado a cabo las antidemocráticas elecciones de directores. Esta elección se dan luego de un silencio escandaloso, en el que la dirección de la carrera no daba respuesta alguna acerca de la fecha y hora en que sesionaría la primer reunión de junta del año con las nuevas representaciones en los distintos claustros y donde se elegiría a un o una nuevo director o directora para Filosofía. Como representantes de la Minoría estudiantil nos encontrábamos especialmente preocupados por esta situación en la que la gestión de la carrera, no respondió los reiterados mails que les enviamos, hasta ausentarse del departamento en pleno día.

Recién este miércoles nos encontramos con un mail donde la actual directora de la carrera Claudia Mársico (profesora titular de la materia Filosofía antigua) llamaba a la primera reunión de Junta y dejaba un balance de su gestión tras 5 años. Cabe mencionar que ese balance es expresión de la miseria de lo posible y ni siquiera eso, ya que según ellos mismos, el máximo logro de la gestión saliente fue una reforma del plan de estudios elaborada y votada entre cuatro paredes a la que los estudiantes solo tuvieron acceso una vez aprobada. Esta reforma no incluye casi ningún cambio en los contenidos de estudio en la carrera, solo cambia la estructuración del plan, mientras tanto en Filosofía seguimos viendo los mismos autores de siempre y se nos priva del estudio de otras corrientes de pensamiento. Sumado a que la carrera está orientada hacia fines corporativistas, no les interesa formar una visión crítica sobre la realidad y mucho menos aún pensar cómo intervenir en ella para transformarla.

Los estudiantes nos encaminamos hacia una elección de la que desconocemos quiénes serán los candidatos a director/a, qué planes de gestión proponen y que para colmo se encuentra atravesada por una interna entre las camarillas de la actual gestión. Los representantes de los claustros de graduados que hasta hace pocos meses eran íntimos “amigos”, lo largo de la semana que pasó, se han empezado a acusar respectivamente de “traición” (sic). Esta disputa entre dos sectores de la actual gestión de la Facultad, tiene como único objetivo ver quién se queda con la dirección de la carrera de Filosofía para seguir profundizando el actual estado de cosas, mientras el ajuste en la educación superior también invade nuestra carrera y se mantiene la actual orientación ideológica funcional al régimen.

Cuando el departamento notificó la fecha de la junta a través de la actual directora Mársico, ésta asumió que seguirá trabajando para la carrera “en espacios en el nivel Universidad”, asumiendo de manera solapada, que detentará algún que otro cargo en el Rectorado de la UBA.

Un día después de esto, desde un sector de los graduados (que responde a Graciela Morgade) se envió un mail acusando a Mársico y los suyos de haber arreglado con la Franja Morada y lo más rancio del radicalismo puestos en el Rectorado, luego de la elección de Consejeros Superiores de la UBA del año pasado, donde estos se presentaron en una lista aparte de aquellos. Al día siguiente, el sector de los graduados alineados a Mársico (llamado “Sinergia”) respondió a este comunicado desmintiendo la acusación. La falsedad de este enfrentamiento entre dos variantes del régimen universitario, se demuestra nada más ni nada menos que reconociendo lo que es un hecho: en nuestra facultad gobiernan todos juntos, desde hace cuatro años y se proponen seguir haciéndolo durante cuatro años más.

Luego Épica, la Mayoría Estudiantil que siempre admitió apoyar a Mársico convirtiéndose en sus votadores seriales, notificó en su propio comunicado que se abstendrán en la votación. En ningún momento realizan un balance de ese apoyo acrítico durante 5 años ni proponen medidas para que quienes estudian en la carrera puedan organizarse contra la actual situación de precarización y ajuste en la educación pública.

La izquierda se mantiene independiente

Lo cierto es que los estudiantes somos presa de esta interna donde abundan las acusaciones y peleas por ver quién se queda con los cargos, mientras que las discusiones sobre los temas reales que nos afectan de lleno, como la deserción, la orientación social e ideológica de la carrera, los docentes ad-honorem, brillan por su ausencia. Quienes cursamos en la facultad ya tenemos problemas con los horarios de cursada que nos complican la vida y nos hacen elegir entre trabajar o estudiar, en un contexto de tarifazo e inflación que propone el gobierno de Macri y que las autoridades garantizan en la facultad. También problemas con los planes de estudio totalmente desactualizados y encima tenemos que soportar que quieres dirigen la carrera nunca llamen a instancias democráticas donde tengamos voz y voto para hacer pesar nuestros reclamos sino que, como sucedió en 2016, ocultándose de toda la comunidad educativa busquen imponer sus intereses, llegando al nivel de convocarnos a una elección completamente antidemocrática donde se desconoce absolutamente todo lo que pasará.

Desde la agrupación Pan y Rosas y EnClaveRoja (Juventud del PTS e independientes), como conducción del Centro de Estudiantes, actualmente estamos proponiendo que se debata un derecho tan sentido como es el derecho al aborto en todas las cursadas y gestar una organización a partir de allí, donde todos los estudiantes junto con los docentes, que esta misma semana están yendo al paro, sean parte de pensar cómo dar la pelea para su legalización, tema que se ha vuelto de los más importantes en la realidad nacional, y se pueda poner en pie una organización desde abajo, de la que todos participen y lleven adelante acciones para arrancar este derecho. En contraposición a esto, la gestión de la carrera nos cierra estos debates y nos niega una verdadera participación estudiantil. Es por eso que repudiamos este tipo de accionar antidemocrático y proponemos que todos los estudiantes nos organicemos en pos de estos derechos los cuales solo podremos conseguir con la lucha.

Adelantamos desde ya, que como representantes de la Minoría Estudiantil en la carrera en nuestro segundo período, no convalidaremos estas elecciones que se dan a espaldas de los estudiantes y no nos representan en lo más mínimo, solo tienen como objetivo preservar en el poder a una casta de profesores que hace primar sus intereses por sobre los estudiantes que somos la mayoría y estamos dispuestos a seguir defendiendo la educación pública, a pesar de ellos. Por eso, no participaremos de la misma. Proponemos en cambio una verdadera transformación de la universidad, llevando adelante una democratización que modifique los actuales organismos de co-gobierno formados por 4 profesores (solo los concursados), 4 graduados (donde están el resto de los profesores) y 3 estudiantes (a partir de 2020 serán 4) que sobrerepresentan a una minoría por sobre los estudiantes que son la mayor parte de la facultad. Esta estructura que da lugar a semejante desproporción, tiene que ser reemplazada por una en la que prime la mayoría estudiantil, donde exista un claustro único docente, donde los no-docentes tengan voz y voto. La elección indirecta y bajo voto ponderado (donde el de un puñado de profesores vale mucho más que el de miles de estudiantes) debe reemplazarse por el voto directo donde cada persona tenga su propio voto y éste valga como tal. Estas conquistas solo las podremos obtener organizando nuestros reclamos e imponiéndolos con la movilización estudiantil.








Temas relacionados

CEFyL   /    Facultad de Filosofía y Letras UBA   /    UBA   /    CABA   /    Universidad   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO