Juventud

UNIVERSIDAD

Filosofía y Letras: “Defendamos un centro de estudiantes independiente”

A dos semanas de las elecciones en esa facultad de la UBA, la Juventud del PTS, como presidencia del centro de estudiantes, publica una declaración política en defensa de un centro independiente para enfrentar al macrismo.

Jueves 6 de octubre | 17:03

Reproducimos aquí el texto de la declaración.

Algo que ha distinguido al Centro de Estudiantes de Filosofía y Letras de la mayoría de las organizaciones estudiantiles, es que se ha vuelto un símbolo de participación y compromiso estudiantil. Y no solo en el terreno de las demandas que tenemos los estudiantes, sino también demostrándolo ante cada hecho político de relevancia.

Durante los últimos años de kirchnerismo nuestro centro supo jugar un rol importante, allí cuando hubo despidoso represión, allí donde se violentaron libertades democráticas y también cuando se trataba de la lucha por los derechos de las mujeres.

Desde la llegada de Macri al gobierno con su política ajustadora, el CEFyL dio un salto ubicándose en la primera línea de la resistencia a los ataques del macrismo. Hacía muchos años que no se veía en la facultad asambleas de más de 600 estudiantes, semanas enteras de clases públicas, y movilizaciones masivas como la de Plaza de Mayo.

La defensa de la educación pública estuvo lejos de ser un discurso electoral, fue una realidad concreta en la cual nuestro centro de estudiantes estuvo a la cabeza, organizando clases públicas, sumando a los docentes a nuestras luchas, mostrando en los medios de comunicación y con llamamientos a otras facultades, que desde nuestro centro creíamos que si éramos miles unidos en las calles, el ajuste no iba a pasar. Logramos así convertir al CEFyL en una referencia para aquellos estudiantes cuyos centros de estudiantes o responder al oficialismo o actúan como si nada ameritara que se pongan en movimiento.

Pero no solo fuimos una referencia en el conflicto educativo sino, como ya es tradición, nuestro centro ha mostrado su compromiso con los problemas de la realidad que nos atraviesa.

Por eso el CEFyL dijo presente en cada ruidazo contra los tarifazos y en las movilizaciones de protesta contra el encarcelamiento a Milagro Sala o el intento de hacerlo con Hebe de Bonafini.

Por eso el CEFyL es el único centro de estudiantes de la UBA que viaja como tal al Encuentro Nacional de Mujeres para exigir el aborto libre, seguro y legal, y enfrentar los femicidios al grito de NiUnaMenos! Para la cual se organizó desde abajo la comisión de Mujer y Diversidad Sexual, que le arrancó a las autoridades de la facultad el financiamiento de un micro para que ninguna estudiante se quede sin viajar.

Estas conquistas son las que se logran con un centro de estudiantes independiente de las autoridades y de los partidos tradicionales que pisan fuerte en la UBA, como el radicalismo y el PJ, que de una u otra forma son funcionales al macrismo.

¿Y más allá de Púan, qué?

La primer tanda de elecciones en la UBA vuelve a dejar a nuestro CEFyL como el único centro de estudiantes cuya conducción no está comprometida por alguna vía con el régimen universitario formado por los partidos tradicionales que responden a los empresarios (FpV-PJ-UCR-PRO).

En Derecho, Económicas y Medicina se consolidaron las variables de derecha, expresadas en Franja Morada y Nuevo Derecho, vinculadas a la UCR Capital, a las mafias que hacen negociados con el Hospital de Clínicas, y a la candidatura de Lousteau para 2017. En Sociales, se fortaleció el PJ con la UES a la cabeza de un frente con la Cámpora y Nuevo Encuentro. La presencia de barras de "La 12" en el escrutinio, dejó en claro ahí que la "unidad" del kirchnerismo y el pejotismo fue para barrer con todo elemento de participación, organización y combatividad en ese centro de estudiantes que, durante años, estuvo conducido por la izquierda.

Sin ir más lejos, los consejeros superiores de la UES juegan siempre para el radicalismo y la Franja Morada. Acuerdos con la derecha para atacar a los centros independientes y la izquierda.

El resto de los centros de la UBA están ausentes de los grandes problemas políticos que atraviesan a la universidad, o son colaterales de algunos de estos proyectos (como el centro de Psicología, conducido por una amalgama de semi-massistas- Movimiento SuR- y kirchneristas- La Mella-).

Lo que se juega en estas elecciones por ende, no es solo el destino del CEFyL sino el mapa político en la UBA, donde nuestro centro de estudiantes se ubica como una trinchera de lucha contra el macrismo, frente a una pasividad alarmante del resto de los centros de estudiantes y una alternativa que, en última instancia, trabaja para el triunfo del PJ en 2017.

“Unidad” de la gestión, el PJ y la Cámpora contra el CEFyL

En Filo, luego de tres años de conducción de La izquierda al Frente (PTS/PO) los enemigos de un CEFyL independiente van a hacer otro intento. Disfrazados, con algún nombre distinto como cada año, claro está. La Cámpora, el Movimiento Evita y la gestión de la facultad terminaron por sumar al frente a “La juntada” (Mella /Patria Grande). En “El Colectivo” parece que la única condición para sacar boleto es querer terminar con la experiencia del CEFyL de estos últimos años. Por eso están en la parada esperando a subirse la gente de Libres del SUR (massitas de la última hora) y se comenta, la milenaria “Mariátegui”.

Quienes conocieron la etapa “independiente” de La Mella/Juntada no deben sorprenderse del acuerdo con el kirchnerismo más duro. En la Federación Universitaria de Córdoba, en la facultad de Farmacia y también en Derecho de la UBA ya se ensayaron estos nuevos acuerdos de “unidad”. Es que su principal preocupación radica en evitar el desarrollo de una izquierda independiente en el movimiento estudiantil, aunque quieran venderla de color verde progre.

El "caballito de batalla" de este nuevo frente parece ser "la unidad".¿ Pero de que unidad hablan? ¿De una unidad pejotista con Massa y lo mas rancio del justicialismo nacional? ¿ De la unidad con sectores pro empresariales? ¿De unidad con la gestión de la facultad y con quienes gobiernan la UBA y están respondiendo como fieles funcionarios al gobierno de Cambiemos?.

Y en tal caso ¿unidad contra quien? La respuesta no puede ser otra: contra la izquierda. Contra el único centro que en la UBA se está plantando contra el macrismo. Que luchó, por ejemplo sin importar las banderas políticas contra el encarcelamiento de Milagro Sala y el intento de hacerlo con Hebe de Bonafini. Contra el centro que envió cartas a todos los centros de la UBA para unificar nuestro reclamo en defensa de la educación pública. El centro que acompañó a todas las gremiales docentes en su lucha contra el saqueo al salario. ¿Contra este centro se une “El Colectivo?

La unidad que está en discusión en este momento político, es la unidad de acción en las calles contra el macrismo. El CEFyL no ha hecho distinciones políticas para avanzar en esta dirección, y siempre ha dado lugar para expresar las distintas propuestas de cómo luchar y avanzar en los reclamos propios o ajenos. Allí estuvieron, como desde hace años, las asambleas masivas. El "colectivo”, si hubiera sido parte de la vida política de la facultad durante el año, hubiera podido decidir sumarse a este camino de unidad.

Un CEFyL independiente

La quietud de los centros de estudiantes dirigidos por el radicalismo, y el pejotismo, se explica en gran parte por los acuerdos con las gestiones de las distintas facultades a las que pertenecen. Se intercambia un status quo con las autoridades por facilidades para "gestionar" y evitar el surgimiento de oposiciones políticas. Otra parte se explica por estricta política: de Franja Morada , alineada con Cambiemos, no se puede esperar una oposición. Del kirchnerismo, dador de gobernabilidad a Cambiemos por excelencia (empezando por el pago a los buitres, siguiendo por "hacer su parte”, del ajuste en las provincias que gobiernan), tampoco se puede esperar que pongan en pie centros de estudiantes combativos.

El kirchnerismo invita a subir a este “colectivo” ocultando quien lo conduce. ¿Acaso López, acaso el rector Barbieri, acaso la decana Morgade? Es difícil pensar pese a este ocultamiento, que este frente incomode a las autoridades de la UBA.

También es difícil figurarse que el Gobierno se sienta más presionado por un centro ligado a quienes son sus aliados en el recortado. Tampoco es sencillo pensar que “El colectivo”, siendo funcional al PJ, pueda ser una referencia para los trabajadores que enfrentan a la burocracia sindical.

El CEFyL, con La Izquierda al Frente a la cabeza, mantuvo una estricta independencia de los partidos patronales. Porque también luchó contra los empresarios junto a los trabajadores de MadyGraf, de Lear, de Zanon. Porque se enfrentó a la iglesia en defensa del derecho al aborto y fue parte del NiUnaMenos. Porque se delimitó de las autoridades de la UBA que le votaron el presupuesto de miseria a Macri para la universidad.

Porque se plantó contra a Aranguren en su audiencia pública, denunciando los tarifazos.

Porque sigue pidiendo justicia por Julio López y Luciano Arruga, haciendo responsable al Estado. Porque es el único centro que viajará al Encuentro Nacional de Mujeres en Rosario, habiendo logrado que la gestión de la facultad garantice el transporte a Rosario.

Porque con todas nuestras fuerzas nos plantamos para defender la educación pública.

Sigamos contrayendo un centro que no entrega las conquistas políticas de los estudiantes para que la gestión kirchnerista avance contra nuestras conquistas.
Defendamos nuestro centro, el de los estudiantes.




Temas relacionados

Facultad de Filosofía y Letras UBA   /    CABA   /    Universidad   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO