Política

PANDEMIA Y VIVIENDA

Aunque también paga, Fernández criticó a Macri por tomar mucha deuda y construir pocas casas

El presidente criticó al macrismo porque dejó 11 mil viviendas inconclusas mientras tomaba deuda y fugaba dólares. Pero su política actual no marca diferencias. El pago a los especuladores internacionales sigue siendo más importante que la vivienda de cuatro millones de familias.

Jueves 24 de septiembre | 16:36

Fernández: “Por razones que uno no logra entender, encontré 11 mil viviendas sin terminar al asumir” - YouTube

El Presidente Alberto Fernández encabezó un acto de entrega de 784 viviendas Procrear en cinco provincias: Buenos Aires, La Rioja, Misiones, Mendoza y Santiago del Estero. Habló por videoconferencia desde la localidad bonaerense de San Antonio de Areco.

En su discurso dijo que “tener un techo es un derecho que hace a la condición humana” y que al asumir encontró 11 mil viviendas que “por razones que no se logra entender, no fueron terminadas” durante el gobierno anterior. "No se sabe si fue por razones políticas, ideológicas, por maldad o por inoperancia", sentenció.

Aseguró que “detrás de cada obra inconclusa hay una lógica que subyace en quien gobierna" y que “esas obras se empezaron pero quedaron abandonadas durante cuatro años", durante los cuales "tomamos deuda una y otra vez”. “Los pícaros compraron dólares y se los llevaron fuera del país y otra vez tuvimos que llegar nosotros a poner orden a todo eso", criticó.

¿Cómo piensa el Gobierno poner orden? Atento a sus críticas, por ejemplo, no debería destinar en su proyecto de Presupuesto 2021 más dinero para pagar deuda ilegítima que para construir viviendas. Con la misma óptica, lo lógico sería que el futuro Presupuesto se debata y vote sin ningún tipo de injerencia del FMI, ni debería ser orientado en función de la negociación con este organismo que le otorgó el mayor préstamo de su historia al macrismo.

La postura del Gobierno respecto del pago de la deuda, contrariamente, viene siendo la de pagar la fiesta de “los pícaros”, sin siquiera tomarse la molestia de investigar previamente. La necesidad de investigar la deuda antes de pagarla fue planteada por el mismo Frente de Todos, cuando todavía gobernaba Mauricio Macri. Sin embargo, desde que comenzó su gestión el Gobierno ya pagó más de U$S 5.000 millones de deuda.

"Los desembolsos de la deuda para el año próximo consumirán el 8 % del total del gasto público. Esos números, abultados en sí mismo, no incluyen los pagos comprometidos con el FMI y el Club de París: en el Presupuesto se indica que se van a postergar. El manual del FMI no permite extender los plazos de pagos sin reformas estructurales regresivas en lo provisional, laboral y tributario. ¿Anticipa eso el Presupuesto de Guzmán? Esperar y ver", sostiene en su newslette El Jueguete Rabioso, el economista Pablo Anino.

En el programa Alerta Spoiler de La Izquierda Diario Multimedia, la economista Lucía Ortega sostuvo que en el proyecto de Presupuesto "la cartera que dirige Martín Guzmán deja expresado que en 2021 los vencimientos de capital e intereses al FMI, al Club de París y a otros organismos internacionales suman U$S 10.535 millones, de los cuales el 55 % sería postergado mediante nuevos acuerdos y el 45 % serían cancelados con nuevos desembolsos por los mismos organismos internacionales. Aún nada de esto está confirmado".

Te puede interesar: Economía en ruinas: remontar un barrilete en la tempestad

Las partidas destinadas en el Presupuesto 2021 adelantado por el Gobierno destina un 0,4 % del PBI. Esto es escaso teniendo en cuenta los fuertes déficits de infraestructura y habitacional que afecta a 3,5 millones de familias. Mientras, como se indicó supone pagos de intereses de deuda del 1,5 % del PBI, según analiza Lucía Ortega.

Este jueves el presidente estuvo acompañado por el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, provincia particularmente afectada por una grave crisis habitacional y donde se libra uno de los conflictos testigos del momento, la recuperación de tierras de Guernica. Solo en este predio del municipio de Presidente Perón, a cargo de la intendenta Blanca Cantero, hay alrededor de 2500 familias y 3000 niñes. También estuvieron la ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa y el intendente de San Antonio de Areco, Francisco Ratto.

"No sembramos grieta, pero lo que queremos que nos demos cuenta porque detrás de cada casa inconclusa hay una lógica". El planteo bien vale no solo para el gobierno anterior, sino para todos los gobiernos que no han resuelto el problema de la vivienda. La continuidad y profundización de un problema estructural que se sucede a lo largo de todos los gobiernos, es muy claro en la provincia de Buenos Aires.

Podés leer: Pagar la deuda tiene consecuencias: postergar la salud y la vivienda

Durante septiembre y octubre se continuará con la entrega de otras 1.500 viviendas en predios de la Ciudad de Buenos Aires, Córdoba, Río Negro, Salta, Santa Cruz y Tierra del Fuego, que forman parte de un total de 11.000 que la gestión anterior dejó inconclusas, consignaron fuentes oficiales.







Temas relacionados

Toma de tierras   /    Cuarentena   /    Pandemia   /    Coronavirus   /    Guernica   /    Alberto Fernández   /    Derecho a la vivienda   /    Vivienda   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO