Géneros y Sexualidades

OPINIÓN

Femicidios: el horror garpa en vivo y en directo

Con 27 femicidios en 28 días las empresas de medios de comunicación masiva se envalentonan revictimizando a las mujeres. El morbo a la orden del día.

Tomás Máscolo

@PibeTiger

Domingo 30 de abril de 2017 | 00:00

27 femicidios en 28 días. La cifra espeluznante es abordada por las empresas de medios de comunicación masiva, que convierten el horror en noticia. El problema, es que muchas veces revictimizan a las mujeres y lo que se ve, más que el compromiso ante una problemática grave, es el morbo a la orden del día.

Un colectivo de mujeres realizó el relevamiento de los casos ocurridos desde el 1 de enero hasta el 27 de abril. Son 111 casos en lo que va del año, teniendo en cuenta el femicidio de Araceli Fullnes, que mantuvo en vilo al país.

Te puede interesar: El Estado encubridor en el femicidio de Araceli Fulles

Luego del caso de Aracelli, saltaron a la luz más casos que conmueven y llenan de repudio por la violencia en juego. En las últimas horas trascendió la historia de una niña que llora al lado del cuerpo de su madre. Frecuentemente se hace públicas fotos los cuerpos, como sucedió con Ángeles Rawson.

También es común ver los videos de las últimas horas de vida de la víctima. Estos son los ejemplos más concretos y repudiables de la noticia construida con morbo. ¿Cuál es el sentido de reproducir el dolor y la saña? Las empresas de medios masivos, generan sus ganancias a costa del dolor de amigos y familiares.

La responsabilidad que recae sobre quienes tienen la tarea de comunicar masivamente es altísima. Sin embargo, muchas veces esta responsabilidad queda supeditada a los mandatos del rating y la venta de titulares o primicias.

Las mujeres con su lucha y luego de años de peleas y discusiones, lograron que los medios dejen de hablar de “crímenes pasionales”, de “hombres que matan por amor”. Hoy, aunque no sin cierta reticencia, se instauró la idea del femicidio como crimen ejercido contra las mujeres por el solo hecho de serlo. Además, el rechazo ante cualquier expresión de machismo en los medios de comunicación se hace sentir fuertemente. Ejemplo de esto fue la reacción generalizada ante los repudiables dichos de Gustavo Cordera.

Sin embargo, lo que diarios, radios y canales de televisión continúan haciendo, es poner a la mujer en el lugar de víctima indefensa y no ponen el acento en la lucha y en las mujeres que se organizan contra el capitalismo y el patriarcado.

Un ejemplo palpable de esto es la invisibilización por parte de los medios de una experiencia única en el mundo, que sucede todos los años en Argentina: los Encuentros Nacionales de Mujeres. De hecho, lo común es que lo único que trasciende masivamente con respecto a los encuentros, sea información que tiende a deslegitimarlos y demonizar a las mujeres que participan.

Luego del último encuentro que se realizó en Rosario, muchos medios hablaban de las pintadas en las paredes. No hicieron hincapié en los debates que cruzaron a los talleres, ni en la masiva movilización que se dio en el cierre del mismo. Lo único que mostraron de la jornada fue la represión que hubo frente a la Catedral.

Las quejas por las “paredes manchadas” fueron tópico durante varios días y la imagen de la mujer que lucha fue sustituida por la de la mujer violenta, indisciplinada que no respeta la ciudad.

Los medios de comunicación tienen una gran responsabilidad en la imagen que se construye públicamente, a través del lenguaje que utilizan, sobre las mujeres. La regla es que normalmente este lenguaje las victimiza, las discrimina o convierte en objetos, o como se ve cada año tras los encuentros, las demoniza.

Te puede interesar: De Melina a Lucía, la cínica metamorfosis de los medios

Como demostraron las masivas movilizaciones que han protagonizado, hay miles de mujeres que no quieren callarse más, que van a la conquista de derechos elementales que aún les faltan, que no quieren morir por la clandestinidad del aborto, que quieren cobrar igual que los hombres cuando trabajan en los mismos puestos.

Las empresas de comunicación masiva, agentes al servicio de la ideología dominante, necesita ocultar y también tergiversar lo que la ataca y pone en cuestión. Es por eso que desde La Izquierda Diario mostramos la fuerza de las mujeres organizadas contra el capitalismo y el patriarcado. Es la tarea que corresponde al periodismo que quiere acompañar el proceso de lucha de las mujeres. Si tocan a una se organizan miles.







Temas relacionados

Araceli Fulles   /    Gustavo Cordera   /    #NiUnaMenos   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO