Géneros y Sexualidades

VIOLENCIA DE GÉNERO

Femicidio en Calama: ¿Quienes son los responsables?

En Calama un hombre le disparó a su esposa y luego se suicidó con el mismo revólver.

Martes 22 de noviembre | 14:39

En Calama, en la calle Quetena, sector poniente de la ciudad, a eso de las 2 de la madrugada de este martes, un hombre le disparó a su esposa y luego se suicidó con el mismo revólver.

El hecho habría ocurrido en el domicilio de la víctima, en presencia de su hijo, quien al tratar de ingresar a la habitación para prestar ayuda, recibe una amenaza de muerte de parte del agresor.

La mujer se había separado del sujeto hace aproximadamente un año, sin embargo, el hombre no dejó de abordarla y acosarla, contando con antecedentes de violencia intrafamiliar hace 3 meses.

Un nuevo caso de violencia de género que se suma a los 49 casos de femicidios realizados este año en el país. Y frente a esto debemos preguntarnos ¿Quiénes son los responsables?

El agresor es responsable, por creer de su propiedad a la mujer, al punto de decidir el momento de su muerte. Y frente a esto debe responder a la justicia, pero no es el único responsable.

La violencia contra las mujeres tiene en su base a un sistema capitalista y patriarcal que es el principal responsable de mantener y perpetuar un determinado orden, donde la explotación de una pequeña minoría propietaria de todo lo existente descarna a millones de seres humanos, oprimiendo especialmente a las mujeres y a la diversidad sexual. Siendo el Estado capitalista el principal originador y reproductor de una larga cadena de violencias contra las mujeres, legitimando con ello que las mujeres permanezcamos subordinadas, con bajos sueldos, subcontratadas y bajas pensiones; responsables sin remuneración del trabajo doméstico y el cuidado de los hijos; expuestas a las repercusiones de un aborto clandestino e incluso a la misma muerte.

Y para lograr normalizar y naturalizar todas estas violencias el Estado Capitalista cuenta también con una serie de instituciones, una casta política corrupta, la iglesia y los medios de comunicación, que le permiten hipócritamente sostener la violencia de género en distintos ámbitos y niveles.

Por ello la única respuesta posible es la que damos las propias mujeres, exigiendo junto a nuestros compañeros trabajadores y estudiantes medidas urgentes, luchando sobretodo este 25 de noviembre por nuestros legítimos derechos, cuestionando por sobretodo este orden existente, avanzando en vernos como sujetos capaces de transformar radicalmente esta sociedad capitalista que nos oprime y explota, haciendo nuestro el clamor silenciado de cada víctima, para transformarlo en un grito de batalla: "Porque vivas NOS queremos... ¡Si tocan a una, nos organizamos miles!"




Temas relacionados

violencia contra las mujeres   /   Patriarcado   /   Movimiento de mujeres   /   Mujeres   /   trabajadoras   /   Femicidios   /   Violencia hacia las mujeres   /   Capitalismo   /   Pan y Rosas   /   Violencia   /   Violencia de género   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO