Sociedad

CIUDAD DE BUENOS AIRES

Familias cortan avenida Roca: reclaman por caída de techo en una escuela de Lugano

La comunidad educativa de la "Escuela granja" del barrio de Lugano corta la avenida Roca tras haberse desplomado el techo de un aula con las lluvias.

Lunes 14 de mayo | 11:38

Durante la mañana del día lunes 14, las familias de la escuela 18 del distrito escolar 21 deciden cortar la avenida exigiéndole al Gobierno una respuesta.

Las familias temen la integridad de sus hijos. Actualmente son cada vez menos las aulas habilitadas de la escuela.

El Gobierno promete una escuela pero el mientras tanto no es garantía para la educación de las decenas de niños que asisten a diario.

Los interrogantes y la falta de continuidad con regularidad de los chicos a la escuela atenta contra la educación pública.

A continuación reproducimos la carta de la comunidad educativa:

Familias de la escuela 18 de 21, nos dirigimos a toda la sociedad para informarle que la educación de nuestros hijos está en peligro.
La semana pasada, los problemas de infraestructura edilicia. que desde hace años no se resuelven en el establecimiento, culminaron con la caída del techo de un aula tras las lluvias que azotaron la ciudad.
La escuela 18 del distrito escolar 21, está situada en el predio del Autódromo Oscar Alfredo Gálvez en el barrio de Lugano, CABA y es la única escuela granja de la ciudad. Es reconocida y querida por toda la comunidad. Sin embargo, los espacios verdes lejos de ser el lugar de diversión de los chicos, son un pantano luego de las últimas lluvias, el agua se filtra por los techos, la mampostería se cae en las aulas, las paredes tienen electricidad. ¡Es un peligro y tememos por la integridad física de nuestros hijos!
Esta semana la escuela se encuentra cerrada inhabilitada y los días que hay clases la mitad de las aulas están clausuradas. Es decir, los chicos de nuestro barrio no asisten a clase porque las condiciones son insostenibles o porque faltan vacantes (esta zona es una de las que más necesidad tiene)
Desde hace años venimos reclamando que se realicen las obras correspondientes, sin tener hasta el momento ninguna respuesta del gobierno.
Hemos presentado un amparo, hablado con distintas autoridades y la situación sigue igual, las reparaciones que se vienen realizando son insuficientes como ya queda evidente.
En la puerta de la escuela hay un cartel que dice que se realizaron obras por la suma de 5.889.383.50 pesos. TODOS sabemos que esto no puede ser cierto.
En el mismo predio, hace más de un año se está construyendo una nueva escuela que va a reemplazar a la actual, pero las obras no se terminan y se dilatan en el tiempo por falta de presupuesto. Claramente los tiempos de ellos no son los nuestros y no son sus hijos los que van a esta escuela.
Nos sentimos burlados, porque dinero no falta.
Volvemos a casa después del trabajo y en la tele nos enteramos que se destina al pago de la deuda y al FMI tanto dinero que ninguna familia trabajadora puede siquiera imaginarse.
Ante esta situación no nos queda otra alternativa que reclamar y hacerlo público es la manera que tenemos de hacernos oír. ¡Con la vida de nuestros hijos no se juega! Necesitamos plata para la educación pública.








Temas relacionados

Villa Lugano   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO