Política

CIUDAD DE BUENOS AIRES

Familiares de Darío Santillán denuncian agresión de Felipe Solá

Anoche una noticia recorrió todos los medios: el candidato a gobernador de Massa había sido violentamente escrachado. Pero la familia del joven asesinado en el Puente Pueyrredón en junio de 2002 denuncia que la violencia provino de una patota del mismo Solá. Hoy hacen una conferencia de prensa.

Miércoles 7 de octubre de 2015 | Edición del día

En sendos comunicados difundidos tras los hechos ocurridos en la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, Alberto y Leo, padre y hermano de Darío Santillán respectivamente, y el Frente Popular Darío Santillán denuncian agresiones de una patota de Felipe Solá y llaman a una conferencia de prensa para hoy a la mañana.

La Izquierda Diario reproduce ambos comunicados llegados a redacción.

Como el 26 de junio de 2002, muchos "periodistas" dicen que las víctimas son los violentos

Felipé Solá manejaba la Policía Bonaerense que participó de la represión y asesinó a Darío y Maxi. En los días previos al 26 (de junio), Felipe Solá y Duhalde, por entonces Presidente de la Nación, mantuvieron un encuentro en el que decidieron la realización de una reunión con representantes de las policías Federal y Bonaerense.

Esta reunión era el producto de las inquietudes de Solá en relación a los refuerzos de los controles policiales en la Capital. El gobernador consideraba que esta decisión convertía a su provincia en un "paraíso de inseguridad" en la medida que sólo beneficiaba al distrito federal.

Duhalde respondió a ese temor proponiéndole incorporarse al esquema de unificación de las fuerzas de seguridad a nivel nacional. Esta invitación tomó contundencia en el primer operativo conjunto ejecutado por las cuatro fuerzas represivas, integrando a la Policía Bonaerense en el esquema de las fuerzas federales, el 26 de junio del 2002.

Hoy (por ayer) la patota de Solá atacó al hermano y compañeros de Darío.

El comunicado finaliza convocando a una conferencia de prensa “para denunciar y repudiar la agresión de la patota felipista a los familiares y compañeros de Darío”.

La conferencia de prensa será a las 10 horas en el local de Santiago del Estero 866 de la Ciudad de Buenos Aires.

Como leyenda final, los Santillán dicen “#Yopidocárcel para los responsables políticos de la Masacre de Avellaneda”.

Denunciamos la agresión de la patota de Felipe Solá ante la protesta en la Facultad de Ciencias Económicas

Si no hay justicia, hay escrache

Ante un escrache a Felipe Solá, la patota del Frente Renovador agredió a familiares y compañeros de Darío Santillán.

Desde el Frente Popular Darío Santillán denunciamos una vez más a Felipe Solá, candidato a gobernar la Provincia de Buenos Aires por su responsabilidad en el asesinato de Darío y Maxi el 26 de junio de 2002.

Ante el reclamo hecho hoy (por ayer) nuevamente en la Facultad de Ciencias Económicas, los integrantes del Frente Renovador comenzaron a arrojar sillas a nuestros compañeros. Este acción violenta no nos llama la atención de quien se sentó a tomar mate con el policía que disparó el 26 de junio. Igual que Duhalde y Aníbal Fernández, Solá es responsables de la Masacre ordenada en Avellaneda en 2002. .

Desde el Frente Popular Darío Santillán repudiamos la presencia de Solá, quien en 2002 durante la Masacre de Avellaneda, ocupaba el mismo cargo para el que se postula en estas elecciones.No olvidamos que fue Solá quien en ese entonces felicitó y avaló públicamente el accionar del comisario Alfredo Luis Fanchiotti, condenado junto con Alejandro Acosta de ser los autores materiales de los asesinatos.

Repudiamos que no hayan sido citados a declarar ante la Justicia los principales responsables políticos, miembros del Poder Ejecutivo al momento de producirse la represión, siendo que se cuenta con sobradas pruebas de la existencia de un plan represivo con reuniones previas, una autoría ideológica, directivas, responsabilidades y complicidades necesarias.

El 26 de junio de 2002, mientras miles de trabajadoras y trabajadores desocupados salían a las calles a exigir trabajo, justicia y dignidad, el entonces presidente Eduardo Duhalde, dio la orden de reprimir a los manifestantes en el Puente Pueyrredón. Dos jóvenes muertos y más de 30 heridos con balas de plomo fue el saldo de lo que se conoce como la Masacre de Avellaneda. El objetivo político aparecía claro: desarticular al movimiento popular que había protagonizando jornadas históricas como las de diciembre del 2001.

Por todo esto, decimos que Duhalde, Aníbal Fernández, Felipe Solá son nuestros candidatos… ¡pero a la cárcel! Creemos que es nuestra responsabilidad como pueblo repudiarlos dondequiera que vayan. Pongamos nuestra presencia y nuestra memoria para impedir que los asesinos de la democracia se legitimen en las urnas. Allí estaremos cantando, como en cada repudio a los que tienen las manos manchadas con la sangre del pueblo: “como a los nazis les va a pasar, adonde vayan los iremos a buscar”.

Felipe Solá, Juan José Álvarez, Alfredo Atanasof, Aníbal Fernández, Eduardo Duhalde, y todos los responsables políticos de la Masacre de Avellaneda, candidatos… ¡a la cárcel!

El comunicado del FPDS convoca a la misma conferencia de prensa para las 10 de la mañana.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO