Política Uruguay

Plan Cóndor

FUSNA: fusiladores en el Plan Cóndor

El cuerpo de Fusileros Navales de la Armada Nacional, creado oficialmente en 1972 a imagen de los marines yanquis, ha cumplido una destacada labor al servicio del terrorismo de estado y los peores crímenes de lesa humanidad.

Domingo 31 de diciembre de 2017 | 11:13

Hace 40 años, el 30 de diciembre de 1977 en Buenos Aires- República Argentina, eran secuestrados mis tíos María Asunción Artigas, que estaba embarazada de mi prima Victoria Moyano Artigas nieta recuperada que nació en cautiverio, y Alfredo Moyano, militantes uruguayos de la ROE y el MLN respectivamente y exiliados en aquel país desde hace años, por parte de fuerzas militares conjuntas de Uruguay y Argentina. En el marco de un operativo represivo contra diversas organizaciones de militantes uruguayos de izquierda nucleadas, aunque no todas, en los GAU (Grupos de Acción Unificada) y la UAL (Unión Artiguista de Liberación). El operativo contra los GAU comenzó en julio de 1977 y se profundizó luego de la captura del militante montonero Oscar De Gregorio el 16 de noviembre, donde a partir de ese momento se concreta la coordinación, claro ejemplo del Plan Cóndor, entre el FUSNA de Uruguay y la ESMA (Escuela de Mecánica de la Armada) de Argentina, en dicha coordinación el represor del FUSNA, Jorge Troccoli ha confesado haber participado y se ha comprobado su estadía en Argentina como el pasajero 37, junto a otros oficiales del mismo cuerpo durante este operativo. En pocas semanas, se realizan los secuestros de numerosos militantes uruguayos de distintas organizaciones políticas de izquierda y según la prueba de diversos testimonios, luego de circular por distintos centros de tortura, son trasladados a Uruguay de forma clandestina, donde finalmente los desaparecen.

Estos “valientes” marinos y tampoco la institución (la Armada o el cuerpo de fusileros), en su mayoría impunes, rastreramente ni siquiera se han dignado a decir donde están los restos de nuestros familiares hasta ahora.

¿Qué es el FUSNA?

El cuerpo de Fusileros Navales de la Armada Uruguaya, se crea oficialmente por el decreto n°25065 del Poder Ejecutivo en marzo de 1972. Pero ya tenía un largo antecedente de “formación” por lo menos desde la Segunda Guerra Mundial, a partir de cuando la Armada busca tener una fuerza de operación terrestre inspirada en el cuerpo de marines de los EEUU. Como lo testimonia el fallecido “desertor” , Daniel Rey Piuma que gracias a su trabajo de infiltración terminó destapando gran parte de los crímenes de esta fuerza y convirtiéndose en un testigo clave, el FUSNA junto al FUSEMA (la extinta Fuerza de Seguridad Naval) “son una copia de los “marines” de Estados Unidos”. Según otros testimonios, como el del médico Raúl Lombardi fue creado en emulación a los parachutistas franceses de la guerra de Argelia.

A principios de los años sesentas la armada forma a 100 hombres en tácticas terrestres, en el año 1966 el Estado Mayor Naval crea una fuerza terrestre en el CIARM (Centro de Instrucción y Adiestramiento de la Marina). En 1968-69 participan de las represiones a las huelgas de trabajadores de la época, como se vanaglorian en la propia página oficial del FUSNA . En 1970 se crea la Fuerza de Seguridad Naval y en ese mismo año, a partir del robo al CIARM se aceleran las medidas para concluir la formación y equipamiento de esta fuerza de elite, como lo dice su página, ya en 1971, poco antes de su formación oficial en 1972, “Durante el año 1971, se continuaron las operaciones de control urbano, la Armada tiene la responsabilidad de patrullaje sobre el área de Ciudad Vieja y el área delimitada por las calles La Paz, Bulevar Artigas y la costa. A fines del año 1971, el Cuerpo esta organizado y equipado para mantener las operaciones urbanas que le han sido asignadas. Se han promulgado las normas, consignas y Procedimientos Operativos Normales de patrullaje he inspección de vehículo. El personal esta adiestrado en control de disturbios civiles y motines.”

También podemos tener en cuenta que, según el testimonio de un ex suboficial de la Armada recibió entrenamiento de oficiales de las Fuerzas Armadas Británicas en “técnicas de seguridad” en 1975 y 1976.

El organigrama represivo de la Armada

Los “servicios” de la Armada, estaban organizados en dos grupos, inteligencia naval el “N2” y la División de Inteligencia de Prefectura (DIPRE), además de los S2 que eran los compartimentos de inteligencia de cada unidad naval, entre ellas el FUSNA que tenía su propia S2. Luego estaban las unidades de operaciones, que eran el FUSNA y el FUSEMA (Fuerza de Seguridad del Mar), según nos relata Rey Piuma había una estrechísima colaboración entre los “S 2″ del Fusna, el Fusema y el Dipre, como con el “N 2″ de la Armada. Los oficiales venían a torturar a Prefectura, como Donino o Sarli que ahora está extraditado en Chile por el Caso Berríos, iba Colina o la Momia, Craigdallie, y muchos más. Cuando se trataba de “antinacionales”, como los llamaban, la colaboración era total con todos los servicios. Por eso digo que todos los mandos de la Armada saben lo que pasó.”

Rey Piuma también, en su libro Un marino acusa , nos da testimonio de los sistemas de tortura en la Armada: “Las torturas que se ejecutan son: el submarino con capucha, la persona no puede casi respirar, se le sumerge la cabeza con la capucha puesta, en un tanque de basura lleno de agua o excrementos. También acostumbraban a colgarlos, con las manos atrás, de unas ventanas muy grandes. Utilizaban caballetes, sientan al detenido en el filo de arriba de la madera, les atan las piernas y las manos y los mantienen en movimiento. En el S II de la Compañía de Infantes utilizan unas roldanas para colgarlos, antes los colgaban de las ventanas del baño, pero como entra­ba mucha gente, desistieron. Las roldanas son utilizadas también en el FUSNA (Fusileros Navales) con tanques de agua abajo, de los que u­tiliza el Grupo de Buceo (GRUB), de unos 3 metros de altura y dos de ancho. Con las roldanas los mantienen atados y los interrogan, cuando no hablan los sueltan dentro del agua. Utilizan también la picana a dinamo, que les fue prestada por Información e Inteligencia de la Policía.”

La Chacra

El FUSNA tenía su sede en edificios en la Aduana del Puerto de Montevideo, Rey Piuma, en su libro, ofrece una breve descripción del centro carcelario:“Hay un lugar donde tenían -unas personas detenidas. Estaban atados, tirados en el piso con ven­das o capuchas. Ahí, al entrar en el carcelaje del FUSNA hay un patio inmenso, de unos 50 metros cuadrados que no tiene nada. Solo hay una mesa que debe servir para interrogar. En esa mesa mantienen un Fusilero Naval de guardia. Después hay otro cuarto más chico…”

Pero también describe otro lugar, en unas de las laderas del Cerro de Montevideo, que funcionó como centro de torturas, llamado “La Chacra”: “Pertenece a la Prefectura Nacional Naval y está otorgada a la Compañía de Infantes. Está en un lugar llamado “Bocas de Tigre”. Está en una loma, una de las zonas más altas del Cerro y antes se llamaba “Chacra”. Ahora se llama Establecimiento Agropecuario. Es un local inmenso, que da para el mar. Tiene lugares para hacer pistas de guerra, casas construidas para simulacros de combate, murallas para practicar fusil y una guardia militar continua. Dentro de ese recinto, medio independiente, está una de las bases más importan­tes de comunicaciones de la Armada (…) Ahora hicieron un centro de instrucción para infantes de marina, tienen que pasar un mes encerrados haciendo simulacro de combate continuo. Se crían chanchos, caballos y vacas. Pero eso se utiliza solo para mantener un poco a Prefectura. Al comienzo, cuando la represión era más fuerte, momento en que se creo la Compañía de Infantes en el año 77, siendo jefe el teniente Belgrano, se llevaban a torturar los presos allí. Se hacía una especie de campamento de guerra: se levantaban carpas y se interrogaba adentro de las carpas como si fueran prisioneros de guerra. Se tenía los presos días al sol, desnudos. Yo en esa época no estaba en Prefectura. Esto lo se -porque me lo comentó Walter Gómez Leal, que ahora es marinero de Inteligencia y que antes era jefe de cuadrilla de la Compañía de Infantes.”

Hasta el día de hoy, no se ha investigado sobre este lugar y se carece de información sobre el mismo, más allá de testimonios como éste. Cabría preguntarse el porque tanto ocultamiento sobre este lugar y del silencio de los responsables políticos y militares, de ayer y hoy, en torno al tema. Siendo de esta forma uno de los ejemplos más concretos del manto de impunidad, que cubre al país, desde el Pacto del Club Naval

Plan Cóndor

En una denuncia del año 2012 , con más de 40 testimonios de ex presos políticos se documentan torturas y tratos degradantes en el FUSNA en el periodo que va de 1972 a 1985. En la investigación judicial se demuestra la existencia de “la computadora” organizada por el S2 del FUSNA con el reclutamiento de presos que “trabajaban” para descifrar información para utilizar en los operativos del Plan Cóndor. Este mecanismo fue hecho a imagen del armado por la ESMA de Argentina, demostrando los nexos entre la Armada uruguaya y la Armada argentina, en el marco del Plan Cóndor.

El secuestro de uruguayos durante el periodo de las dictaduras de los setentas y en particular los operativos de represión contra los GAU llevados a cabo por el FUSNA son una prueba histórica del funcionamiento del Plan Cóndor, junto con los operativos de traslado clandestino de detenidos desaparecidos de un país a otro, como decía el genocida torturador José “Nino” Gavazzo (miembro de la OCOA) “cada uno se encarga de su propia basura”. El FUSNA en su coordinación con la ESMA argentina, se convirtió en una piedra angular del Plan Cóndor en el Río de la Plata.

Verdugos de ayer y mañana

El organigrama represivo de la Armada, estaba bien “abastecido” de instrucción en torturas y por lo más avanzado de ayuda internacional, sobre todo de EEUU, como también Rey Piuma lo relata en su libro: “Tengo conocimiento que en Prefectura circulan dos manuales. Uno es el manual oficial del Departamento I (Inteligencia) al que por lo general no tienen acceso los demás funcionarios; en él se explican los diversos tipos de personalidades que puede tener o adoptar el de­tenido y el tipo de actitudes que el interrogador debe tener frente a él. El mismo no aconseja la práctica de métodos violentos en un interrogatorio pues “está penado por la ley y es una violación de los de­rechos del interrogado”. Sin embargo en el Departamento existen otros manuales confeccionados por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de los Estados Unidos y por los centros de Adiestramiento de Inteligencia Militar existentes en la zona del Canal de Panamá (Fort Gulick y otros), en los que se explican métodos utilizados en la guerra contra Vietnam, y en interrogatorios a guerrilleros apresados en diversas partes de América Latina, por ejemplo Guatemala. De estos manuales tengo conocimiento por haber entrado al escritorio del Teniente. Eduardo Craigdallie cuando era aún jefe de ese departamento, y haber revisado todo su contenido. Recuerdo que el manual de la CIA tenía cientos de paginas sobre adiestramiento de infiltrados en sindicatos, fábricas, manifestaciones; adiestramiento de gente para provocar en actos populares, para formar grupos “guerrilleros de izquierda’ para sabotear, etc.”

Pero esta “instrucción” no se ha detenido en el tiempo, sino que ha tenido continuidad como se dio a conocer en el año 2012, el FUSNA recibió entrenamiento del cuerpo de elite norteamericano SEALS , según se dio a conocer en aquella oportunidad, un grupo de 15 miembros del SEALS entrenó a personal del FUSNA durante 30 días, en supuestas “técnicas de intercepción”. Pero la verdad es que los SEALS son fuerzas especiales de elite, especializadas en el asesinato y las “operaciones antiterroristas”.

La tradición mercenaria continua, los verdugos de ayer se preparan y preparan sus nuevos “cuadros”, para garantizar un orden social que necesita del terror, el asesinato y la desaparición forzada para mantenerse en pie, como ya se demostró con el Plan Cóndor. El núcleo del estado, las FFAA, son el garante último de este orden social al servicio de los intereses del capital nacional y el imperialista, por eso esa confraternidad histórica, entre los organismos represivos imperialistas y regionales, por eso el régimen de impunidad desde el Club Naval. Y por eso también se entrenan en técnicas “antiterroristas” (ayer era “contrainsurgencia” o “antisubversivo”), porque mañana como ya lo hicieron en los setentas, si lo consideran necesario, se usarán a estas verdaderas fuerzas de ocupación, para torturar, asesinar y desaparecer a todo aquel que se atreva a cuestionar el orden social actual. Como verdugos del pueblo que son al servicio del capital, fusiladores de trabajadores y luchadores sociales.






Temas relacionados

Política Uruguay   /   Dictadura uruguaya

Comentarios

DEJAR COMENTARIO