Cultura

CINE

FICValdivia: el dia lunes se dio inicio a la gran celebración del cine internacional

Hace 24 años que se realiza este festival que aglomera a importantes referentes del cine a nivel internacional.

Lorena Gjik

estudiante de licenciatura en música UA

Miércoles 11 de octubre

El festival internacional de cine de Valdivia dio sus primeros pasos el año 1993, cuando el Cine Club de la Universidad Austral de chile cumplía 30 años, sus miembros decidieron conmemorar esta fecha con la realización de este festival, que hace más de dos décadas es una oportunidad para poder disfrutar de una gran variedad de películas.

Desde el lunes 9 hasta el domingo 15 de octubre se estarán presentando distintas películas en las diferentes salas y auditorios de la Universidad Austral. Este año el cine chileno se hará presente en múltiples categorías, con trabajos que dejan entrever problemáticas vigentes en nuestra sociedad, como en conflicto mapuche retratado metafóricamente a través de un film de época, por el director Niles Atallaha, además estarán presentes películas como Una mujer fantástica (2016) y La Nana (2009).

Entre las películas internacionales podemos encontrar La fábrica de nada (2017) del director portugués Pedro Pinho, que cuenta la historia de unos trabajadores que al darse cuenta que la administración roba maquinaria de la propia empresa deciden iniciar un proceso de huelga, también está Baronesa, trabajo dirigido por la brasileña Juliana Antunes que retrata la vida de las mujeres en las favelas. En otros títulos esta Braguino de Clément Cogitore junto con nueve trabajos más de diferentes partes del mundo.

Las entradas están desde los ocho mil pesos hasta los dieciséis mil, tenido esta última opción la entrada ilimitada a todas las obras del festival. Esta es una muy buena instancia para los entendidos en el cine y para quienes quieren introducirse en el cine independiente, ya que, estimula la entrada y acercamiento a sectores que están lejos de este género, aunque sigue siendo lejano para las familias de trabajadores y jóvenes poder asistir, lamentablemente la estimulación cultural y con ello la recreación no son prioridad en las jornadas laborales ni tampoco en las cargas universitarias. Pese a lo positivo de la instancia, los problemas estructurales que dificultan el acceso de la clase trabajadora y de los jóvenes a la cultura no se han logrado resolver.

Esta clase de festivales deberían poder replicarse en cada región, para que no se necesario viajar hasta santiago o en este caso a Valdivia para disfrutar de estos estrenos, y desde la perspectiva de un arte transformador y una cultura al acceso de los sectores de la sociedad a quienes históricamente se les han restringido es necesario que se reduzca la jornada laboral, e incluso acabar con la jornada escolar completa, para que trabajadores y estudiantes puedan participar activa o pasivamente en diversos expresiones culturales.






Temas relacionados

Cultura    /   Ciclos de cine   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO