Mundo Obrero Estado Español

TRIBUNA ABIERTA

Externalización: privatización encubierta en el Metro de Barcelona

Si el convenio 2004 se le conoce como el del NMO (Nuevo Modelo Organizativo), a este, si se lleva a cabo se le conocerá como el de la externalización. Eufemismo que esconde la palabra correcta, ¡privatización!

Lunes 12 de junio | 18:27

FOTO/ Facebook Solidaridad Obrera Metro Barcelona

Este va a ser el convenio que destruya la manera de trabajar en metro tal y como la conocemos hasta ahora. Así será si llegan a buen puerto los intentos de perpetuar la precariedad, abriendo en explotación el tiempo parcial a otros turnos que no sean el turno 8; si se implanta la T-mobilitat, que irremediablemente conllevará pérdida de tareas en estaciones para los AAC; y si no se pone remedio a las externalizaciones, que siguen a buen ritmo en varias secciones de mantenimiento. Sobre todo, y de manera especialmente virulenta, esto sucede en la sección de vías.

La sección de vías tiene unas características que la hacen tremendamente apetecible para directivos sin escrúpulos y con ganas de introducir medidas liberalizadoras. Es una sección muy opaca, casi invisible, difícil de controlar, y que mueve enormes cantidades de dinero. No es de extrañar, pues, que sea campo abonado para saquear y experimentar con las privatizaciones.

Hace varios años que en la sección de vías se están perdiendo trabajos en favor de empresas privadas. Y, a pesar de las falacias liberales, ello no implica ni un ahorro ni una mayor calidad en el trabajo realizado. Así lo demuestran las diversas actuaciones que han provocado daños en los trenes por la errónea colocación de material, o el hecho de que personal de mantenimiento de TMB haya tenido que salir con urgencia en varias ocasiones a corregir trabajos efectuados por empresas externas.

Es más, la reciente pérdida del “pilotaje” (la obligación de que personal de metro acompañe y supervise los trabajos de las empresas externas), puede tener serias implicaciones en cuanto a costes.

Para empezar, ya no será posible saber si todo el trabajo de sustitución de material dañado en la vía será realmente necesario. Con la desaparición del control, podría darse el caso de que se “inflaran” de algún modo los trabajos realizados. Además, así es probable que la gestión de los materiales (tales como tirafondos, grapas, placas, traviesas, etc.) pase a manos de las empresas externas. Y eso entraña serios peligros en una empresa que trabaja con fondos públicos.

Este es sólo uno de los ejemplos de lo que sucede en la sección de vías, pero hay más: se ha perdido la brigada de filtraciones, cuyas tareas realiza ahora una empresa externa con un capataz como único trabajador de TMB (y se jubila en 2018 sin previsión de que se mantenga ese puesto); se ha perdido la auscultación de carriles con la Krabb; se han perdido los ayudantes de tractoristas; se han perdido las brigadas que realizaban los cambios de traviesas, el relevo de carriles o el reperfilado de balasto... y así podríamos seguir.

Y sin embargo, siguen externalizando el esmerilado de carriles, ahora con un nuevo contrato a una empresa privada cuando tenemos maquinaria y personal propios; y siguen sin cubrirse las plazas que quedan vacantes: 1 tractorista, 2 guardavías, 1 capataz de la L1, 1 capataz de la L2, 1 maestro de maquinaria pesada, 1 celador...

Los artículos 15 y 16 del documento entregado al comité de empresa por parte de mediación, son poco menos que una burla a los trabajadores de vías. Su vago “compromiso de internalización de trabajos” no nos sirve de mucho, teniendo en cuenta lo sencillo que resulta para esta dirección saltarse los acuerdos. Exigimos un calendario de internalización claro, conciso y exhaustivo, en el que se incluyan las faenas entregadas en los últimos años a empresas privadas, y en el que se clarifique el personal de mantenimiento que se va a contratar para ello.

Igualmente, de poco nos sirve el acuerdo de “crear una brigada de maquinaria pesada” si con ello pretenden trampear y evitar cubrir las plazas ya vacantes.

Por último, debemos asegurarnos que la tasa de reposición por jubilación se haga en la sección donde se producen las jubilaciones. Porque, por lo visto, el compromiso de mantener la plantilla sólo les obliga a hacerlo en número pero no en secciones. Así pues, podrían seguir vaciando la sección de mantenimiento de vías si la reposición de esas jubilaciones van a parar a otras secciones.

Todo esto es una muestra de la poca voluntad de la empresa al negociar. Y cuanto antes empecemos a llamar en TMB a las cosas por su nombre, antes podremos comenzar a actuar en consecuencia. En realidad, “externalización” no es más que un eufemismo que permite evitar el uso de la palabra correcta: PRIVATIZACIÓN. Porque eso es lo que sucede en TMB. Aunque sea de una manera encubierta, aunque sea parcial, aunque no se reconozca abiertamente, se está privatizando TMB.

Y una vez abierto ese melón, ninguna sección está exenta de peligro.
¡¡No te resignes!!
¡¡Organízate y Lucha!!

SOLIDARITAT OBRERA METRO BARCELONA
Sección Sindical Metro Barcelona
Telf. Contacto: 634 520 637
Facebook: fb.me/SoliMetroBCN
Twitter: @solimetrobcn
Correu: solidaritatobrera@tmb.cat






Temas relacionados

TMB Barcelona   /   Mundo Obrero Estado Español   /   Barcelona en Comú

Comentarios

DEJAR COMENTARIO