CABA

Exitoso inicio de las charlas de historia del movimiento obrero

En una sala colmada, que quedó chica para las más de 100 personas que se hicieron presentes, se largó este ciclo organizado por la Juventud del PTS el sábado 20. La charla estuvo a cargo de Carlos “Titín” Moreira, ex militante del PST en los ’70 y actual dirigente del PTS. El ciclo culminará el 12 de marzo con Nicolás del Caño.

Luigi Morris

@LuigiWMorris

Martes 23 de febrero de 2016 | Edición del día

En 1978, como todos saben, se hizo el mundial de fútbol en la Argentina y la selección se consagró campeona en medio de una dictadura, pero ¿qué pasó 100 años antes? Con esa pregunta se inicaba al recorrido del surgimiento del movimiento obrero desde fines del siglo XX hasta la creación del Partido Laborista. El 2 septiembre de 1878 tenía lugar la primera huelga en Argentina convocada por un sindicato, el de los tipógrafos.

Titín Moreira resaltó que los explotadores se han encargado de que esta historia no sea tan conocida. Esta clase obrera tenía una fuerte composición inmigrante, principalmente de Europa que traía consigo las ideas anarquistas y socialistas y fue la que creó las primeras organizaciones, contra el mito de que los sindicatos nacen con Perón. La Sociedad Tipográfica Bonaerense que fue fundada en 1857, la FORA y la UGT entre otras, fueron las primeras. Esta etapa estuvo marcada por luchas heroicas como las huelgas del centenario, la Semana Trágica, donde los obreros en huelga tomaron las armas y se adueñaron de la capital federal, y la Patagonia Rebelde.

Se resaltó la importancia de conocer a los mártires de la clase obrera de esta etapa, que son parte de la historia más combativa y revulsiva: Severino Di Giovanni, conocido por la voladura de la embajada de EE.UU y el Citibank, Antonio Soto, uno de los líderes de la Patagonia Rebelde, Simón Radowitzky, quien mató al jefe de la policía Falcón, o Juan Ocampo un joven trabajador asesinado por la policía que luego se convierte en el primer desaparecido de nuestro país cuando las fuerzas de seguridad roban su cadáver. Sobre estas grandes figuras no hay casi escrito, ni hay homenajes, como sí hay sobre jefes de la policía o presidentes represores. Es la juventud trabajadora la que tiene el desafío de hacer conocer estas historias.

Las primeras décadas del siglo XX estuvieron marcadas por hechos que golpearon a la humanidad como la Primer Guerra Mundial o la gran depresión del ‘29 pero también por otros que la conmovieron y despertaron pasiones como la Revolución Rusa, que daba nacimiento al primer gobierno obrero de la historia. En la Argentina de entonces tuvieron una importante influencia además del anarquismo el sindicalismo, y luego de su desvío reformista, surgía el Sindicalismo Revolucionario que hegemonizaría hasta la aparición del Partido Comunista que se valía de las banderas y el entusiasmo que generó la revolución bolchevique, sin embargo desde sus inicios ya era dirigido por el stalinismo. Ambos tuvieron la atención de la clase trabajadora aunque poco a poco la fueron perdiendo por distintos motivos dejando en bandeja la victoria a Perón y al Partido Laborista.

Estos puntos fueron desarrollados con múltiples anécdotas contadas por Titín como la de “aquel llamado Vallejos, que se desvaneció de hambre en la calle, y a quien la policía, al registrarlo y encontrarle un billete de cien pesos, le preguntó por qué con tanto dinero pasaba hambre y él respondió con tranquila dignidad: ‘Porque esta plata, señor, es del sindicato” 1. Nada que ver con los dirigentes sindicales de hoy en día que tienen una vida de empresarios, ganando $217 mil por mes como lo hace Armando Cavalieri de Comercio, pero si se asemeja a dirigentes como Raúl Godoy, obrero de Zanon, que tanto en su mandato como Secretario General del SOECN y después como Diputado de la provincia de Neuquén, cobró como en la fábrica y el resto de la dieta parlamentaria fue donada a distintas luchas en curso, en ambas ocasiones una vez cumplido el mandato volvió a la línea de producción.

El ciclo de tres charlas no tiene como fin en sí mismo hacer una exposición exclusivamente histórica sino que por el contrario tiene el espíritu de ser una herramienta que rescate lo más valioso de la tradición de la clase trabajadora, conocer el potencial en la lucha contra el capital, su creatividad a la hora de crear organizaciones y poner ese conocimiento al servicio de la resistencia, cuestión de vital importancia en el presente mientras el Gobierno Nacional de Mauricio Macri está aplicando un ajuste y la criminalización contra la juventud y el pueblo trabajador.

El próximo encuentro será el sábado 27 de febrero a las 17hs en Riobamba 144, y se abarcará desde el peronismo en el poder hasta la "revolución libertadora" de 1955, donde se desarrolla lo que se llama “la resistencia peronista”. La propuesta es poder abordar hasta el Cordobazo. El último encuentro, que abordará el período de los años ’70 y la dictadura militar, será el 12 de marzo y culminará con un asado con Nicolás del Caño.

1 Citado en “Un siglo de luchas”, Antídoto, Bs. As.1988, Pág. 31.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO