Géneros y Sexualidades

XXX ENCUENTRO NACIONAL DE MUJERES

“Existen mujeres que quieren llevar bien alto nuestras voces”

Reproducimos las voces de las mujeres, estudiantes, docentes y trabajadoras de la industria, que en la Zona Norte se organizaron para participar junto a Pan y Rosas en el XXX Encuentro Nacional de Mujeres.

Jueves 15 de octubre de 2015 | Edición del día

Vicky, 20 años. Estudiante de la UNGS

La ciudad de Mar del Plata se llenaba de mujeres como nunca había visto. La ciudad se teñía de pañuelos de todos los colores. Miles de mujeres llegaban con todos los ánimos para este encuentro, el primero al que asistí.

Ni el viento frío, ni las largas y arduas horas de viaje aplacaban la voluntad ni la calidez de las pasiones de ese sentimiento de lucha. Ojos brillantes y vivaces se veían en los talleres. Curiosidad y audacia demostraban mis compañeras que por primera vez participaban. Sus manos y sus voces demostraban ese nerviosismo y ansiedad clásicos de las primeras veces. Apresuradas tomaban nota y asentían con la cabeza frente a las intervenciones de compañeras con más años de experiencia, que se enervaban contra la hipocresía de la Iglesia, de las jóvenes kirchneristas y del PCR en cada palabra.

Esa llama, esas pasiones propias de las que luchamos se hacían voz en el momento de la marcha. Delegaciones de obreras, como World Color y Madygraf, y de estudiantes decían presente en nuestra columna. Miles marcharon con Pan y Rosas, pañuelos y banderas en todos los tonos de violeta conformaban el paisaje de "La Feliz" en esa tarde noche. Todas levantando la pelea contra la Iglesia, la policía y las patronales. Luchando por las que son doblemente oprimidas: las mujeres trabajadoras. Nuestras voces se alzan por la pelea de un derecho elemental como lo es el aborto legal.

Porque nuestra lucha no son sólo 3 días del ENM, porque nuestra militancia es cotidiana, como lamentablemente son las víctimas de esta sociedad machista. Por eso buscamos organizar a miles de compañeras y compañeros que apoyen nuestra lucha. Por la separación de la Iglesia del Estado, por una educación laica. Para que los ENM sean una instancia de organización con resoluciones y planes de lucha, entre tantas peleas por dar.

No podrán acallar nuestras voces, nadie dejará en silencio nuestra lucha por una sociedad realmente justa, donde no haya ni opresores ni oprimidos, porque queremos el pan y también las rosas. Tomo prestadas las palabras de León Trotsky "que las nuevas generaciones la libren de todo mal, opresión y violencia y la disfruten plenamente".

Charlie, 20 años. Estudiante de la UNGS

Soy Charlie, estudiante de la UNGS este es el segundo encuentro nacional de mujeres al que participo pero el primero en el que intervengo en los talleres más políticamente. A comparación de años anteriores los talleres tenían una esencia más de lucha, pero este fuego se vio afectado por el carácter del mismo ENM y los métodos que lleva adelante la Comisión Organizadora como métodos burocráticos y carentes de lucha por los derechos de las mujeres.

El primer taller que fui fue de mujer, aborto y anticonceptivos que me pareció bastante interesante el año pasado fui al mismo y veo la importancia de ir ya que es uno de los temas en el que la iglesia y el estado se agarran para oprimir y restarle derechos a las mujeres donde nos tratan como asesinas, en este taller se generó un buen debate donde intervine contando como en la juventud hay un gran índice de desinformación sobre cómo cuidarse no solo con relaciones heterosexuales sino también homosexuales, donde es uno de los problemas más tajantes en la juventud habiendo un gran índice de embarazos adolescentes, donde los colegios del estado "laicos" no toman ningún tipo de medida para ayudar a informar ni prevenir embarazos adolescentes.

El estado es cómplice del mismo apoya a la iglesia prohibiendo que cada mujer decida sobre su cuerpo, sin importarle la economía, la situación ni el momento por el cual esta pasando la mujer, legalizar el aborto no significa que todas las mujeres vamos a abortar sino que es una realidad que existe y en consecuencia de eso mueren miles de mujeres, la legalización del aborto viene acompañado de educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir. Me enoja mucho que la iglesia nos llamen asesinas siendo que cuando hay guerras imperialistas, donde hay hambre, donde las empresas enferman y contaminan a la gente, nunca pero nunca se pronuncia en contra pero cuando las mujeres queremos conquistar derechos se meten y hunden todo tipo de iniciativa con su carácter machista y patriarcal del cual es estado aprueba y es cómplice.

El segundo taller que fui fue de mujer y violencia, fue muy desorganizado era un griterío de mujeres mientras la comisión organizadora anotaba las resoluciones y nadie escuchaba, para nosotras fue un ambiente medio hostil donde recibimos provocaciones pero el fin que teníamos nosotras era otro, pudimos hablar poco pero lo poco que hablamos fue firme. Primero nombramos el proyecto de ley de emergencia que presenta Nicolás del Caño y Miriam Bregman fue un proyecto cajoneado como tantos.

Por otro lado intervine diciendo que ya son 30 años que el ENM se viene llevando adelante, donde venimos del 3J, mientras se realizaba el encuentro nos recibe la triste noticia de más mujeres muertas por violencia machista, entonces los tiempos cambian, tenemos de muestra la historia de las mujeres que en el único momento que conquistamos derechos fue cuando salimos a luchar, entonces teniendo en cuenta todo esto ahora más que nunca los encuentros de mujeres tienen que ser resolutivos y votar un plan de lucha en este ámbito donde miles y miles de mujeres nos reunimos a discutir las problemáticas que nos afectan.

Ale Soto, 20 años. Estudiante de la UNGS

Mi primera experiencia junto a Pan y Rosas.Si tuviera que describirlo en una sola palabra diría sensacional pero… ¿por qué elijo esa palabra? Porque la sensación que sentí en cada momento que compartí con ellas en el XXX Encuentro Nacional de Mujeres que este año se llevó a cabo en la ciudad de Mar del Plata no tiene explicación, por primera vez siento que realmente existen mujeres que quieren llevar bien alto nuestras voces, que nos escuchen y que de una vez por todas pongamos fin a este fenómeno machista que nos está matando día tras día.

La palabra compañera está más que bien puesta a ellas, porque eso es lo que son y eso me han hecho sentir en cada instante. Esta primera experiencia con las compañeras del PyR de la UNGS sin duda es inolvidable, por ser la primera claro está pero las que vendrán… estoy segura que serán más sensacionales aún porque cada grito pidiendo que nos dejen decidir sobre nuestros cuerpos se grita más fuerte una y otra vez.

Esta primera experiencia me deja en claro que de ahora en más tenemos que seguir luchando desde donde estemos, porque un cambio verdadero se produce con coraje, valentía y entusiasmo, cualidades que nosotras sin duda tenemos y lo demostramos siempre; lo más importante que me deja como reflexión esta experiencia es que sabemos que uniendo nuestras fuerzas para luchar contra este sistema podemos llegar tan lejos que ni siquiera nos imaginamos ningún límite que se nos interponga.

Narella, 19 años. Estudiante de la UNGS

Este fin de semana asistí al encuentro nacional de mujeres, el primero en mi vida del cual fui participe, creo que después de este encuentro hubo un antes y un después que reafirmo mi certeza sobre la lucha de la mujer existente, y confianza plena en pan y rosas y el partido de trabajadores socialistas, que es el único partido transparente en la argentina y en el mundo sin lugar a dudas, me genero algo inexplicable el ver mujeres de distintas partes del país en mar de plata, luchando por nuestros derechos, por los problemas que aún continúan en la sociedad afectándonos brutalmente a las mujeres, siendo las que más sufrimos el maltrato desde todos sus puntos de vista, en el ámbito laboral, precarización, acoso, en la vida cotidiana violencia verbal, física, femicidios que no cesan, y el machismo el principal causante de lo que sufrimos y vivimos día a día.

Caí aún más de lo que la sociedad nos impone, lo que el capitalismo, el gobierno, la policía, y la iglesia genera en este mundo. Pude participar del taller de aborto, y escuchar a dos mujeres k hablando del aborto no punible y buscar una "excusa" para poder realizarlo, siendo que no es así, que nosotras somos quienes decidimos sobre nuestro cuerpo, siendo que mueren 300 mujeres al año en la clandestinidad, mientras las mujeres de la clase capitalista de la clase alta acceden a un aborto seguro, que injusticia, las pobres en esta sociedad somos las que a nadie importamos, las obreras! También fui participe de mujeres y bisexualidad y mujeres y prostitución, de los cuales aprendí demasiado. Cerrando este fin de semana fue único, me siento parte de pan y rosas y me es lo mejor que me paso el encontrar mujeres con las cuales comparto mis ideas y me siento identificadas con ellas, ahora soy consciente acá hay responsables y es este gobierno, es la oposición y el capitalismo!

Yan 28 años, Profesora de Historia

Mi primer Encuentro Nacional de Mujeres. Me pareció algo maravilloso ver x todas las calles de Mar del Plata mujeres de todas partes de argentina y de países aledaños reunidas un fin de semana, luchando por sus derechos y llevando la voz de las mujeres a las calles.

Ir a los talleres, debatir temas que nos afectan, como el aborto, el maltrato, el trabajo, la prostitución y podes llevar nuestras ideas a esos debates fue una experiencia inolvidable, defender nuestros derechos.

Cuando el domingo comenzó la marcha, cantando y coreando canticos junto a las compañeras de Pan y Rosas, estaba emocionada por formar parte de esa gran marcha que muchas veces la escuche nombrar pero nunca participe.

Es ahí donde empezar a ver lo valiosa que es una y que nadie puede callar tu voz, tus pensamientos, tu decisión.

Al finalizar la marcha y escuchar la oratoria de Bregman y D’Atri que plasman en palabras todos tus pensamientos, se me erizo la piel. Fue un cierre maravilloso. Te llena de energía para salir a pelearla y te das cuenta d lo maravilloso que es luchar por una misma y que juntas, las mujeres, podemos conseguir lo que nos propongamos.

En cuento a la organización, dejo mucho que desear, ya que se notó que la municipalidad quiso pasar desapercibido el ENM, ya que priorizo los Juegos Evitas que se realizaban el mismo fin de semana, hubo buena recepción de los habitantes marplatense hasta el momento de la marcha, al día siguiente, hubo un descontento, ya que la gente pensaba que éramos nosotras las q atacaron la Catedral, sin saber que eran los neonazis.

Viajar justo a las compañeras de Pan y Rosas fue un plus aparte, encontré un grupo de mujeres a las que me siento identificada que lucha por nuestros derechos.

Me quedó una experiencia única y enriquecedora, y fue el primero de muchos Encuentro más que quiero compartir junto a Pan y Rosas

Agus, 22 años. Estudiante de la UNGS

Hace 3 años me enteré que existía el encuentro nacional de mujeres, desde ahí empecé a leer y veía año tras año lo que pasaba en cada lugar donde se hacía pero este año vi la necesidad de asistir por absolutamente todo lo que nos está pasando por ser mujeres. Que nos matan, nos maltratan, en los laburos nos tienen precarizadas, sufrimos violencia institucional, y mucho más. Este año además fue muy especial por el Ni una menos.

Este encuentro superó totalmente mis expectativas, fue muy emocionante ver a miles de mujeres organizadas para luchar por nuestros derechos, sentí una mezcla de emociones inexplicables que traje conmigo de vuelta y potenciadas, para seguir luchando día a día. Con respecto a los talleres, me hubiera gustado que sean resolutivos y se armen plan de lucha, ya que la mayoría queremos avanzar y no quedarnos solo con lo que escuchamos y debatimos.

De Pan y Rosas pienso que es la única organización que se planta bien contra la violencia, creo que teniendo a Andrea y Myriam a la cabeza ayuda muchísimo. Andrea D´Atri con sus palabras el domingo me demostró que no hay que tener miedo, sino que hay que salir y pelearla, y eso es lo que me transmite pan y rosas. El no ser una agrupación feminista y listo, sino que somos combativas. Aparte no por algo éramos casi 3000 personas en la columna de Pan y Rosas.

Aixa, estudiante secundaria 13 años. Campana

Yo opino que la idea del encuentro es buenísima, porque se pueden juntar todas las mujeres para luchar, por un tema en común! Me pareció una experiencia muy interesante y me divertí muchísimo, me quedo una sensación de orgullo por todas estas mujeres que luchan por el bien de muchas personas.

Yanina, estudiante UNLu de Campana, 24 años

Sinceramente no tenía ni idea de q se trataba el ENM...ni siquiera había leído algo...pero me gusto! Ya tenía un par de ideas revoloteando en la cabeza en cuanto a lo q padece la mujer. Fui a los talleres de: aborto y anticonceptivos. La mujer y la bisexualidad. violencia, maltrato y abuso infantil. De los tres pude recatar que el Estado no actúa como corresponde frente a los problemas sociales que genera el sistema capitalista. Ni siquiera nos garantizan una buena vida. Además entendí que la iglesia tiene que separarse del mismo. No puede influir en las decisiones q tome el estado menos cuando se trata d derechos para la sociedad, en este caso las mujeres. La marcha fue alucinante!! Ya el 3 d Junio #niunamenos me impresione x la cantidad d mujeres q estaban marchando por sus derechos, pero esta vez fue diferente porque fui con otra cabeza y por más motivos q no tenía en cuenta (gracias a los talleres). En cuanto al grupo todas las chicas, hasta algunas d otras zonas, fueron muy compañeras! Me hicieron sentir bien! Tengo muchas ganas d ponerme la camiseta y luchar por mí, por mis compañeras, por las q por miedo no pueden hablar y por las q lamentablemente ya no están!!

Vanesa, estudiante del ISFDyT 15, Campana

Me llamo Vanesa, y es la primera vez que participo en el encuentro de mujeres. Soy estudiante del Profesorado de Geografía en el Instituto Superior de Formación Docente y Técnica Nº 15 de Campana, fui invitada por las chicas del Centro de Estudiantes, Pan y Rosas. El taller que participe fue de " Violencia, Maltrato y Abuso Infantil", donde muchas expusimos testimonios propios, y" en otras no" pero si cercanos!. No tengo la experiencia en política, pero está muy visible que la dirección impuesta por la comisión organizadora "no democrática", tratan de trabar y frenar la libre expresión de cada mujer que se planta cansada de violencias, abuso, femicidios, abortos clandestinos y una lista interminable, donde el machismo juega su mejor rol. Es nuestra responsabilidad darle la pelea en cada encuentro y con todas las trabas burocráticas que la Comisión Organizadora se impone, construir una poderosa unión movilizadora, revolucionaria, transformadora, de lucha contra todas las formas de violencia, donde cada día se hace presente.

Karen, 25 años. Estudiante del ISFDyT 15.

Estuvo muy bueno, mucha convocatoria. Lástima el bardo de la policía siempre reprimiendo. Lo bueno es que se sigue concientizando a muchas más mujeres. Hay que seguir luchando por nuestros derechos , es alto camino pero hay que seguir caminando.

Docente Tres de Febrero

Viajar con pan y rosas, una grata experiencia. Recién llegada del encuentro,el cual es el primero al que asisto puedo decir que fue emocionante estar codo a codo con miles de compañeras de diversas pcias que se plantan y se niegan a agachar la cabeza. Las consignas más sentidas sin duda fueron basta de femicidios, legalización ya del aborto y basta de redes de trata. Las problemáticas son muchas y la lucha una sola. La cita para el año que viene será en Rosario y allí estaremos nuevamente,mientras tanto nos quedan muchos derechos pendientes sobre los cuales seguiremos dando pelea.

Trabajadora de la alimentación

Esta experiencia en mi vida,jamás la voy a olvidar,esta lucha de mujeres trabajadoras que pelean por obtener una vida digna, una vida de felicidad, Conocer Pan y Rosas, pertenece a un espacio de mi vida,jamás antes vista. Esa marcha me revolucionó la cabeza, lloré, reí, grite , canté, y mucho calificativos, que aún nose como expresarlo, porque tan solo contar me da escalofríos!. Disfruté mucho estos días, y más en los talleres que demuestra que pan y rosas lucha siempre por la liberación de las mujeres y adolescentes. Ya estoy cansada de tanto femicidios, abuso sexualidad, violaciones, estoy cansada de esta justicia del gobierno kichnerista que lo único que hace es tapar todo. Basta de femicidios,basta de mujeres muertas por el aborto clandestino y sí al aborto legal, seguro y gratuito!! millones de mujeres marcharon como yo y así nos retiramos,renovadas y fortalecidas!.

Trabajadora metalúrgica

Chicas, ahora que ya estoy mas tranquila puedo hacer un balance y pensar bien lo que paso. La verdad no me quedan más que palabras de agradecimiento para cada una de ustedes. Decidí viajar a ultimo momento gracias a su insistencia, lo cual agradeceré infinitamente porque si no me lo hubiera perdido. De principio a fin fue mas que buena la experiencia, y compartirla con ustedes fue mucho mejor, nos sentimos muy cómodos, los nenes están re chochos y ya me preguntan por ustedes (more hoy se bañaba y cantaba las canciones en la ducha ). ¿Yo que puedo decir ? Fue mi primer encuentro, el de muchas de nosotras.. y fue mi primera marcha así multitudinaria, todavía no caigo en.todo lo que paso!.

Estudiante ISFD 113

La verdad estoy muy de acuerdo con lo de la legalización del aborto es injusto todo. Todo me conmovio. Y la marcha muy buena. Me cambio la vida. Hay que luchar con todo para que no que alla mas femicidios







Comentarios

DEJAR COMENTARIO