Política

TUCUMÁN

Exigen justicia por Javier Chocobar

La comunidad de los Chuschagastas exigen la sentencia firme para los asesinos del comunero Chocobar.

Sábado 25 de julio | 13:33

Los hermanos de la comunidad Chuschagasta de la provincia de Tucumán, se encuentran indignados, afirman que el racismo llegó a la Justicia, lo hacen porque consideran que a casi dos años del fallo, no se ha dictado sentencia firme aún por lo cual, los asesinos de Javier Chocobar fueron liberados. La indignación y la angustia de la comunidad se ha hecho sentir, se exigió justicia para don Javier a través de una marcha nacional en Tucumán, de una conferencia de prensa y al mismo tiempo la pregunta es, ¿cuándo los pueblos originarios dejaremos de ser ciudadanos de segunda para el Estado y la justicia en la Argentina?.

Los comuneros de Chuschagasta exigen a la Corte Suprema tucumana que dejen de dilatar los plazos y hagan firme la sentencia condenatoria de los asesinos de don Javier Chocobar. Los Chuschagasta exigen el resguardo urgente de toda la vida de la comunidad en su conjunto, y hacen responsables a las juezas María Fernanda Bähler, Wendy Adela Kassar y al juez Emilio Páez De La Torre, a la fiscal Marta Jerez Rivadeneira, a poder judicial ante cualquier hecho de violencia que puedan sufrir las y los comuneros de chuschagasta.

Audolio Chocobar, hijo de don Javier y ex cacique de la comunidad, nos comentó cómo es que los asesinos de su padre están libres y critica el papel de la fiscal Marta Jerez de Rivanadeira,quien no cumplió con los necesarios pedidos de prórroga:“La situación actual de los asesinos es de que ellos están libres en el día de hoy, porque ha habido unas presentaciones que se han hecho y que es un poco molesto digamos, el accionar que ha tenido la fiscal Marta Jerez de Rivadeneira, la verdad ha sido un desastre digamos el trabajo que ha venido haciendo, y todavía lo sigue haciendo porque ella tendría que seguir pidiendo prórroga, pero la verdad que en ningún momento lo ha hecho, si bien de ella misma sale de que se han corrido los dos años, y que ellos tienen el derecho a estar libres, la verdad que nos da bronca, no nos sentimos muy cómodos en la situación que estamos, por el accionar de la fiscal esta”.

El 24 de octubre de 2018 terminó el juicio con la sentencia en el caso Chocobar, donde se condenó al empresario Darío Amín a 22 años de prisión por homicidio agravado por el uso de armas de fuego en perjuicio de la víctima, y por tentativa de homicidio agravado por el uso de armas de fuego en perjuicio de Andrés Joaquín Mamani y Emilio Jaime Mamani.También se condenó a los expolicías Luis Gómez a 18 años como partícipe secundario y responsable del delito de portación de arma de fuego de uso civil condicional o de guerra sin debida autorización legal. Y José Valdivieso a 10 años por ser partícipe secundario y por portación de armas de fuego. Los tres fueron detenidos por el ataque con armas de fuego y posterior asesinato de Chocobar y heridas contra otros comuneros.

Luego de esperar nueve años y reclamar a través de la lucha, se logró la condena a los asesinos, pero el 7 de julio de 2020 la Sala IV del Tribunal, con las firmas de María Fernanda Bähler, Wendy Adela Kassar y Emilio Páez De La Torre, concedió el cese de la prisión preventiva con el pago de $1 millón de caución, tras vencerse el plazo previsto para que la Corte Suprema deje firme la sentencia. Y dejó en libertad condicional a los tres acusados considerados responsables del crimen de Chocobar, ocurrido en 2009.

” Nueve años tuvimos que esperar para que el Poder Judicial, blanco, occidental y fascista, deje de hacer oídos sordos y escuche nuestro grito de justicia por el asesinato de nuestra autoridad, comunero, padre, tío, hermano, hijo”, afirman en un comunicado de voceras/os de la Comunidad Chuschagasta. Audolio Chocobar expresa su indignación con esta injusticia ya que a pesar de la claridad de las pruebas, aun no se resolvió el caso y tienen temor de que estos asesinos se acerquen al territorio: “Lo que se siente más fuerte es la indignación por la injusticia porque este caso ya hubiese estado resuelto hace tiempo atrás, porque si bien el caso ha estado muy claro, ha habido un video donde se los ve a ellos llegar al lugar haciendo disparos, creo que ya tendría que estar resuelto hace un tiempo atrás y la verdad es que nos preocupa también todo lo que está pasando ahora, si hacemos el reclamo a la corte para que acelere los tiempos para que la sentencia quede firme”.

“A casi dos años de la sentencia, la Corte Suprema tucumana aún no ha dictado sentencia firme, por lo cuál los asesinos fueron liberados y lxs Chuschagastas nos vemos sumidos en un profundo pánico, temor e incertidumbre de vida nuevamente, los responsables de esta aberración de la justicia tienen nombre y apellido, son las juezas María Fernanda Bahler, Wendy Kassar, el juez Emilio Paéz de la Torre y la fiscal Marta Jerez Rivadeneira”aseguran los voceros/as de la Comunidad Chuschagasta en un comunicado.

A todo esto la familia de Javier Chocobar solicitó a la Justicia que prohíba el acercamiento a la comunidad Chuschagasta a Darío Amín, Luis Gómez y Eduardo José Valdivieso, condenados por el crimen. “Con profundo dolor y angustia, lxs Chuschagasta expresamos nuestro enérgico repudio ante la liberación de los asesinos de nuestra Autoridad Tradicional Javier Chocobar por parte del Poder Judicial de la Provincia de Tucumán. Una vez más la Justicia tucumana actúa en contra de los derechos y de la vida de los Pueblos Originarios” agregan los voceros/as de la Comunidad Chuschagasta a través del comunicado.

“Estamos con un temor pensando en que estos asesinos están libres, eso nos preocupa bastante al no poder salir de nuestros domicilios, por miedo a que estos asesinos estén, anden o lleguen por el territorio, exigimos que la sentencia quede firme de una vez por todas, que este caso se cierre y también nosotros estar tranquilos aquí en la comunidad, junto a toda la familia” sostuvo el hijo de Chocobar.

“Luego de un proceso judicial traumático y viciado, y tras un fallo favorable que condenó a los asesinos, creímos que podríamos comenzar a dar un cierre a esta década de miedo y dolor, y seguir adelante reconstruyendo nuestra vida en comunidad, a pesar de que nadie nos va a devolver a Javier. Sin embargo, como de costumbre, el Poder Judicial y las personas que lo integran, una vez más actúan en connivencia para hacer prevalecer el poder de los terratenientes por encima de nuestros derechos humanos y ancestrales como pueblos originarios”.

Justicia para pocos

Con esta justicia racista que data de varios años, ¿cuándo los pueblos originarios dejaran de ser ciudadanos de segunda para el Estado y la Justicia en Argentina? .Es de suma urgencia la aplicación del Derecho Indígena vigente a nivel nacional e internacional y la creación de una Ley de Propiedad Comunitaria Indígena para el resguardo físico, jurídico y territorial de nuestros pueblos.” No vamos a renunciar al pedido de Justicia para nuestra Autoridad Tradicional y nuestro Pueblo, exigimos a la Corte Suprema de Justicia de Tucumán que de una vez por todas deje de dilatar los plazos y haga firme la sentencia condenatoria a los asesinos Darío Amín, Luis Humberto Gómez y Eduardo Valdivieso, de 22, 18 y 10 años de prisión respectivamente, en cárcel común”.

Nanci Chocobar, vocera de la comunidad, reconoce que la justicia tucumana muestra un vacío legal cuando se trata de reconocer los derechos constitucionales indigenas: ”Vemos que la justicia tiene un vacío legal terrible en lo que es la Provincia de Tucumán,una desidia la justicia tucumana mira para otro lado, y parece que los derechos humanos y los derechos constitucionales como pueblos originarios son de segunda, no cuentan lo mismo que los derechos de cualquier otro ciudadano”.
“Por otro lado es importante decir que necesitamos una reforma en el sistema judicial, con una justicia que sea plural y democrática para que todos estos hechos no sigan ocurriendo” afirmó Nanci.

Sobre la sentencia agregó “Nosotros el año pasado intentamos varias veces acercar nuestra preocupación a la corte suprema para decirle por favor que se expida porque es de suma importancia y no conseguimos ninguna respuesta, se dilataron los plazos, me llama mucho la atención que en el marco de la pandemia que estamos pasando se firme esta sentencia, que los deja en libertad, el cese de la preventiva, y que los derechos se apliquen y se garanticen a nosotros como comunidad, y como pueblo”.

La Comunidad no se calla

La Comunidad Indígena Los Chuschagasta, perteneciente al Pueblo Nación Diaguita. N° de inscripción en el Re.Na.Ci 03/2002, Personería Jurídica N° 4811. Relevamiento Jurídico Catastral Ley N° 26.160.Res. INAI N° 450/2014, está ubicada en el Valle de Choromoro, Dpto. de Trancas, actual provincia de Tucumán.
Audolio Chocobar, que luego de la muerte de su padre ocupó el cargo de cacique hasta el 2019, explica cómo está compuesta la comunidad,cuántas familias viven allí ,cómo se sustenta con la cría de animales y la agricultura: “La comunidad se compone por cuatro bases, en la parte baja se encuentra la comunidad de chuscha La Higuera y la parte alta se compone por los cerros, el Chorro y el Ñorco donde se compone por 102 familias, la mayoría de la gente vive de sus propias cosas que realizan en su territorio, la agricultura y el criado de su ganado, cabras, ovejas, vacas, gallinas, de esa forma nos abastecemos de muchas cosas, en la agricultura sembramos para el consumo nuestro, como maíz, lo hacemos año tras año y de esa forma vivimos, tampoco tenemos una gran extensión para la siembra, sino parcelas chicas y de esa forma estamos viviendo en la comunidad”.

El lunes 13 de julio a las 10hs se convocó a una conferencia de prensa y a una jornada de visibilización, en la Plaza Independencia para exigir a la Corte Suprema que deje firme la sentencia de los asesinos Amín, Gómez y Valdivieso quienes fueran condenados el 24 de octubre de 2018.

La abogada Julia Albarracin, comenta sobre el pedido de restricción de acercamiento a la comunidad por su seguridad, “una de las cosas que se hicieron fue presentar un escrito para que se complejice un poco esta libertad que se le da con una restricción de acercamiento a la comunidad, a las personas de la comunidad y al territorio indígena de los chuschagasta, esto es muy importante porque la sentencia si debió prever esta precaución puesto que como lo acaba de contar han tenido amenazas durante mucho tiempo antes del juicio, las que cesaron de repente cuando todo esto termino en octubre de 2018,que les dio una tranquilidad enorme a la comunidad y una paz para poder seguir viviendo”.

Al finalizar, la abogada afirmó: ”ahora lo que vamos hacer es acudir directamente a la Corte con un escrito, donde se pueda observar esta situación, cómo se sostiene los fundamentos de por qué se les da a ellos la preventiva lo que pasa que la ley no nos acompaña en este sentido, es cada vez más rigurosa estas cuestiones de evaluación que se hacen sobre las preventivas, que no se adecuan a los hechos y a la gravedad de la situación, esperamos que la corte pueda resolver de manera urgente esta solicitud para que se respete el derecho de las víctimas, esperemos que esto se revierta”.

El 20 de Julio los Chunchagastas iniciaron una asamblea comunitaria por tiempo indeterminado frente al palacio de Justicia de Tucumán, para hacer visible una vez más el repudio por la liberación de los asesinos. Fueron notificados que habrá un cuarto juez que revisará la sentencia, pero este juez tiene como relator a Fernando López de Zavalia, terrateniente que hostiga a la Comunidad Pueblo de Tolombon comunidad vecina en la que comparten territorio ancestral Diaguita, por lo tanto la preocupación es mayor.

“Al Estado argentino le recordamos que tiene una deuda histórica con nosotros los pueblos originarios, como estado de derecho debe restituir nuestros territorios ancestrales a través de la titularización comunitaria de los mismos" aseguran los voceros/as de la Comunidad Chuschagasta en un comunicado.
El miércoles 22 de Julio a las 22:30hs, el acampe de la comunidad chuschagasta sufrió un intento de desalojo, en la plaza Hipólito Yrigoyen frente al palacio de justicia, donde se encontraban desde el lunes en la Asamblea Comunitaria Permanente. “Mientras estábamos de forma pacífica haciendo el cierre de nuestra jornada, disponiéndonos a compartir la cena comunitaria, fuimos sorprendidos por el personal uniformado los cuales en ningún momento nos mostraron credenciales que acreditaran quienes eran, procedieron a comunicarnos que venían a desalojarnos" manifestaron los voceros/as de la Comunidad Chuschagasta.

"En cuestión de minutos nos vimos rodeados por al menos veinte uniformados, quienes llegaron en seis camionetas, en un despliegue innecesario por parte de quienes luego supimos que pertenecían a la Agencia de protección de espacios públicos, espacios verdes de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán" agregaron los voceros/as de la comunidad. A todo esto tomaron intervención el equipo de abogados y las organizaciones que se llegaron al lugar, con las que pudieron detener el desalojo.

El jueves 23 de Julio a las 8:00hs se convocó a una jornada de repudio al intento de desalojo, en la Plaza Hipólito Yrigoyen.Y todos estos días también se fueron llevando a cabo distintas actividades en el acampe, como radios abiertas, actividades artisticas,etc.
Esta lucha territorial deja al descubierto todo el entramado histórico y actual en la Provincia de Tucumán donde prevalecen los intereses de la oligarquía por sobre los derechos colectivos de los pueblos originarios.

Por cualquier información se pueden comunicar con la Comunidad Chuschagasta a :
Voceras/os de la Comunidad Los Chuschagasta:
Audolio Chocobar: (381)15- 599 9189
Delfin Cata: (381)15- 667 5496
Nancy Chocobar: ( 381)15- 518 2405
Ismael Chocobar: (381)15-5765666
Enviar pronunciamientos y adheshiones a: [email protected]
FB oficial: Los Chuschagasta Justicia Para Javier Chocobar
Canal de Telegram: Los Chuschagasta (enlace t.me/chusc)







Temas relacionados

Javier Chocobar   /    Libertades Democráticas   /    Tucumán   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO