Juventud

EDUCACIÓN SUPERIOR

Excluido el 90% de los aspirantes a educación superior en México

Más del 90% de los aspirantes que buscan ingresar a la UNAM, fueron rechazados. El Movimiento de Aspirantes Excluidos de la Educación Superior (MAEES) realizó una manifestación frente a la rectoría de la máxima casa de estudios, exigiendo a la UNAM y a la SEP la ampliación de la matrícula para que no haya más rechazados de la educación superior pública. Anunciaron nuevas movilizaciones.

Lunes 17 de julio | 14:19

Ante el rechazo de aspirantes para ingresar a las universidades públicas en la Ciudad de México, el Movimiento de Aspirantes Excluidos de la Educación Superior, junto a jóvenes excluidos y padres de familia, realizaron un mitin frente a la Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México, para exigir la ampliación de la matrícula.

Cada año son rechazados más de 250 mil aspirantes para ingresar a la educación superior, apenas un diez por ciento son aceptados en las principales universidades de la Ciudad de México.

Al mismo tiempo, el Gobierno Federal a cargo de la Secretaria de Educación Pública (SEP), ponen su propia alternativa sobre la mesa, pero esta no es la ampliación de la matrícula, sino el reparto de los aspirantes hacia las demás escuelas públicas y privadas, con el programa “Un lugar para ti".

La SEP avanzó en este acuerdo con alianza con la Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior (FIMPES) y la Alianza para la Educación Superior (Alpes), quienes fijaron tarifas preferentes para los aspirantes de menos de mil 350 pesos al mes.

Esta medida no resuelve el problema de la educación superior en México cuando sólo el 30% de población tiene acceso a ésta. Además está lejos de beneficiar a los jóvenes que buscan ingresar a la universidad, pues el derecho a la educación pública no se basa en fijar tarifas preferenciales, sino en garantizar su acceso gratuito.

Esto se da en el marco en un avance hacia la elitización y la privatización de la educación superior y los acuerdos entre la SEP y las universidades privadas sólo apuntan en este sentido.

En la UNAM se expresa cada vez más esta política a cargo del rector Enrique Graue, que implementa toda la política del gobierno federal contra la educación pública. El priismo en la máxima casa de estudios busca avanzar contra el proyecto de universidad pública y gratuita que los estudiantes defendieron con una gran huelga de 1999.

Estos planes vienen acompañados de una mayor vigilancia hacia el estudiantado organizado y una represión sistemática para los que deciden organizarse para defender la educación en el país.

Sabemos que lo que menos le interesa a la rectoría es la educación pública cuando sólo el 8.6% de los aspirantes fueron aceptados. Le interesa poner la investigación al servicio de las ganancias de los grandes empresarios, que poco aportan y que sólo precarizan a la juventud.

El MAEES se movilizará el próximo jueves 20 de marzo desde la Normal de Mestros en metro Normal rumbo a las oficinas de la SEP, ante la grave problemática de rechazados que deja a miles de jóvenes sin oportunidad de estudiar la educación superior.

Es importante que la juventud se una en un amplio movimiento para enfrentar la exclusión de miles de jóvenes de las universidades públicas, contra los planes privatizadores de la educación superior, por la suspensión del examen estandarizado de ingreso a la UNAM que aplica el CENEVAL, independientes de las salidas institucionales y la rectoría de la UNAM.

Ante la absurda excusa de que "no hay dinero" para invertir en educación, levantemos la exigencia de ni un peso más al pago de la deuda externa al imperialismo, exijamos que esos funcionarios públicos que avanzan con la reforma educativa ganen lo mismo que una maestra y pongamos esos recursos al servicio de educación pública, gratuita y de calidad (por fuera de los lineamientos de la OCDE) para todos.






Temas relacionados

Rechazados   /   Movimiento de rechazados   /   UNAM   /   SEP   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO