Política Chile

POLITICA

Ex presidente de la DC califica la crisis como "casi terminal"

Para el senador Jorge Pizarro, se trata de una crisis histórica.

Domingo 7 de enero | 07:29

Continúan las reacciones luego de la renuncia de Mariana Aylwin y de 30 militantes de “Progresismo con progreso”, durante la jornada del sábado diversos medios dieron cobertura extendida al quiebre de la Democracia Cristiana, señalando esta como una crisis histórica, incluso el ex presidente de la colectividad, Jorge Pizarro, manifestó que era “casi terminal”.

Se trata de la salida de un grupo de 30 militantes que han sido ex ministros y ex autoridades de gobierno de lo que fue la Concertación, que fue gatillada por la salida de Mariana Aylwin durante la jornada del viernes.

El quiebre fue generado por el nefasto resultado electoral que tuvo la política del camino propio, en un contexto en que emerge el Frente Amplio como una alternativa a la izquierda de la Nueva Mayoría, expresando un ánimo de reformas, mientras la derecha obtuvo la conducción del próximo gobierno, con una campaña de segunda vuelta que tuvo que responder a este ánimo, por ejemplo, ofreciendo gratuidad para la formación técnica en materia de educación.

Un análisis es compartido, la Democracia Cristiana entró en esta crisis al no poder tener una visión unitaria de qué hacer frente al actual escenario nacional, como declaró Jorge Pizarro.

El tensionamiento se habría generado, por una parte, con el acercamiento de la Nueva Mayoría al Frente Amplio y, por otra, el espíritu de la ex Concertación encarnada en “Progresismo con progreso”, quienes renunciaron manifestando que comparten el sentido de las reformas, pero que acusan se ha perdido la seriedad de las propuestas, el espíritu moderado y por lo mismo, la capacidad de dirigir.

No obstante, este análisis parece obviar que no es el Chile de los 90, de los consensos y cambios en la medida de lo posible que dirigieron, encabezando la transición pactada de la dictadura a la democracia. De por medio hubo fenómenos importantes de lucha, que fueron deteriorando la legitimidad de las instituciones y de los partidos del régimen, como se expresó con la alta abstención.

En ese sentido, es probable que se agudice la crisis de la DC teniendo en cuenta que el sector más moderado al interior del partido ha quedado debilitado y que el próximo periodo presidencial se generen nuevos choques entre la expectativa de diversos sectores que aspiran conquistar derechos sociales y el gobierno de derecha que buscará imponer su agenda, favoreciendo a los empresarios.






Temas relacionados

Democracia Cristiana   /   Política Chile   /   Crisis

Comentarios

DEJAR COMENTARIO