Mundo Obrero

CRISIS SANITARIA

Evacuaron el hospital de Centenario: el segundo en importancia de Neuquén

El vaciamiento de la salud pública genera dos nuevas renuncias de Pediatras y la evacuación del Hospital Natalio Burd de Centenario. Trabajadores y comunidad llevaron adelante un abrazo simbólico.

Santiago Santos Navarrete

Hospital Castro Rendon. Agrupación Violeta Negra

Jueves 27 de julio | Edición del día

Entrevistamos a Dilys Ap Iwan, Pediatra del Hospital desde Abril de 2015.
Contanos un poco lo previo a la crisis que ustedes venían advirtiendo y que termino con tu renuncia y la de otra pediatras que tenían la responsabilidad de atender a toda la población de Centenario.

Llegamos con Paula Spanu hace 2 años y 3 meses a un Hospital de Complejidad 6, con 6 pediatras. Habian 2 que se iban a pedir el pase al Hospital Bouquet Roldan y se fueron el día siguiente al que llegamos nosotras, pasaron 4 meses más y renunciaron dos más, también cansadas de mucho trabajo: internación, guardia interna y externa, partos, cesáreas y neonatología con 4 camas. A finales de 2015 se jubila la Jefa de Servicio. No paso un año de que habíamos llegado al hospital y terminamos siendo solo 2 (dos), cubriendo con 8-9 guardias cada una, nos sobrecargamos siendo una sola persona al día siguiente para toda la atención. No podíamos cubrir consultorio, así que todo llegaba por guardia, generando situaciones de violencia verbales de los padres de los pacientes hacia nosotras y hacia otros compañeros del equipo de salud.

¿Qué hicieron en ese momento?

Un mes antes de la jubilación de nuestra jefa veníamos advirtiendo por las vías jerárquicas algo muy grave, que el servicio de venía sosteniendo con un mínimo que no era sostenible y presentamos notas ante la Defensoría del Niño.
Sergio Schwartzman médico pediatra con mucha experiencia y muy conocido, muy buen compañero y profesional, que era parte del servicio en ese momento, próximo a jubilarse y no estando obligado a hacer guardias, lo obligaban igual.
Alejandra Piedecasas tuvo una forma muy mala de manejarse en ese momento, sabiendo que éramos cuatro en ese momento, una de nosotras podía hacer solo 4 guardias por certificado médico, estábamos Paula, Sergio q ya no hacia guardias por su edad y yo. Un día no había quien cubra y A. Piedecasas, le pide a Sergio que cubra media guardia hasta que ella lo relevara, y nunca apareció, no aviso nada. Situaciones hostiles como esta y otras de maltrato que han pasado durante todo este tiempo fueron muchas y que te dan miedo.

¿Cómo hicieron para mantenerse en esas condiciones tan hostiles que nos contabas?
Al principio te amenazan que te van a denunciar y te obligan, te crees todo por miedo; y después te causa rechazo y repulsión, nos tomamos las cosas de otra forma. Pedimos muchas veces llorando por la presión a la que estábamos expuestas, el agotamiento físico y psicológico al que llegamos por la sobrecarga de trabajo. Nunca nos escucharon, total somos jóvenes y supuestamente tenemos que aguantar. Ya siendo dos personas se volvió inhumano, trataron de parchar la situación trayendo pediatras de otros hospitales como por ejemplo de villa la angostura, pagaron más para que vinieran pediatras a hacer guardias de otros lugares del interior, esto se dio durante dos meses, todo el tiempo era cubrir con guardias para que no se note el déficit de personal, sin importar las condiciones en las que trabajábamos, comíamos a las 16- 17 hs, llegábamos temblando porque estábamos hipoglucémicas, no dormíamos en toda la noche, al día siguiente llorando todo el día, teniendo que volver al otro. Estábamos cubriendo guardias de 24 hs día por medio. Para sostener lo insostenible.

Hubo un intento voluntario de un pediatra del Castro Rendón para colaborar con ustedes. ¿Cómo fue esa experiencia?

Si siendo, cuatro pediatras y yo llega Juan Lopez Luro como comisión de servicio, por un tiempo para colaborar con nosotras y tratar de arreglar la situación, hablar con los directivos, conseguir más gente, que los directivos entiendan por ej que la guardia de una sola persona es una locura. No se consiguió nada ya que los pediatras de otros lados, están cansado por que sufren las mismas condiciones pero quizá con un poco menos de demanda. Creo nadie se presentó por que no es atractivo ir a un servicio donde sabes que son el mínimo, el sueldo no es muy tentador y las casas que se les daba a médicos que venían de otras provincias en préstamo no están, por diferentes motivos. Con J. Lopez Luro teníamos como proyecto formar un servicio con el doble de personal por lo menos para cubrir toda la demanda y que la atención sea de calidad. Viendo que no avanzaba para ningún lado y que no había decisión política de más arriba se termina yendo.

¿Y un poco esto y toda la acumulación de abandono y arreglar con alambre algo de lo que depende la salud de la población es lo que las lleva a tomar la decisión de renunciar?

Hace 2 semanas volvimos a ser 4, una es part time. Hace una semana se enfermó una Pediatra y lo bancamos igual pero es insostenible, una se cae y se viene todo abajo.

Mi colega y yo presentamos la renuncia el 24. El martes 25 informamos a la jefa de recursos humanos, Malena y ella puso al tanto a la Jefa de zona Sanitaria 1. Así que vino Silvia Mastrangelo con los tacones de punta, diciendo quien de ustedes se corre para cubrir la guardia al día siguiente, ninguna podía porque además de venir super desbordadas, tenemos vida afuera del Hospital, familia como cualquier trabajador. Nos dijo que íbamos a tener que evacuar el hospital porque no tenía quien vaya a cubrir y nos quisieron obligar a quedarnos hasta que se vaya el último paciente y le dijimos que no, que cumplíamos nuestro horario ordinario y que íbamos a derivar hasta ese momento y si quedaban más pacientes se iban a tener que hacer cargo ella o sus jefes, que pongan la cara ellos, porque esta crisis la generaron ellos. Nos amenazó que nos iba a hacer una denuncia en defensoría y que podíamos perder la matricula, a lo que le respondíamos que no dábamos mas, que no éramos responsables de esto y que en todo caso los que habían incumplido con sus obligaciones eran ellos, como funcionarios durante estos más de dos años y nos dejaron a la deriva porque como “total son jóvenes”, pero no aguantamos más.

El final fue precipitado, por este abandono al que nos sometió el gobierno, hubo agresiones, del papa y la mama de una paciente nuestra que ya viven en una situación de riesgo social, muy precarias condiciones materiales y que teníamos que derivar al Hospital Heller, porque es de menor complejidad su patología y no querían. Además de su situación social y la enfermedad de su hijo, se le suma que la internación va a ser en un lugar lejos. Lo entendemos pero es responsabilidad de las autoridades y nosotras pagamos las consecuencias.

¿Qué crees que debería pasar después de la crisis que estalló al punto de hacer insostenible la atención?

Y en primer lugar hacerse cargo, que reconozcan que estaban al tanto de situación, que los responsables paguen lo que tengan que pagar, el ministro de Salud Corradi Diez, Alejandra Piedecasas subsecretaria de Salud y Silvia Mastrangelo Jefa de la Zona 1 de la cual depende el Hospital de Centenario, no pueden mirar para otro lado.








Temas relacionados

Crisis de la salud pública   /    Neuquén   /    Salud   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO