Política

REPRESIÓN

Eugenio Burzaco: mano dura a los piquetes, con más inteligencia

Mediante un decreto en el Boletín Oficial, desde este lunes, el manejo del programa de Inteligencia Sibios, pasaría a la órbita del Secretario de Seguridad Eugenio Burzaco. Quedaría centralizada la información personal bajo el brazo represivo del estado.

Martes 11 de abril | 00:00

Un poco de historia

“Argentina tiene el régimen de vigilancia más agresivo de América Latina”. Quien dijera hace unos años esta frase, es un experto en la materia, Julian Assange, creador del sitio Wikileaks.

El Sistema Federal de Identificación Biométrica para la Seguridad, (Sibios) fue creado en el año 2011 de la mano del Gobierno de Cristina Fernández y se trata de un sistema de entrecruzamiento de datos, de huellas digitales y sistemas biométricos (rasgos únicos de cada rostro), que permite detectar por ejemplo en vivo, en un video, a las personas que están en las imágenes. Estos datos fueron recolectados al generarse los nuevos Pasaportes y DNI.

El Decreto

Este nuevo Decreto 243/2017 viene a ampliar el acceso al sistema, al que tenían acceso directo solo las fuerzas de seguridad, queda ahora también en manos de la justicia, el Poder Ejecutivo Nacional, Provincial y de CABA. Pero también se dejó el sistema en manos del Secretario de Seguridad Eugenio Burzaco, quien se presentó en persona para dar la orden de reprimir el corte de trabajadores durante el primer paro nacional al gobierno de Macri, en Panamericana, además de haber sido asesor de Jorge Sobisch cuando ocurrió el asesinato de el maestro Fuentealba. Más específicamente en manos de la Dirección Nacional de Policía Científica dependiente de la Subsecretaría de Investigación del Delito Organizado y Complejo que a su vez depende de la Secretaría de Seguridad de Burzaco.

De armas, leyes y cloacas de la democracia

No deja de llamar la atención este cambio de mando de uno de los sistemas de inteligencia nacional mas abarcativos en manos de una figura, el secretario de seguridad, que tanto en este como en el anterior gobierno (con Berni al mando de la Seguridad), es el encargado de encabezar y dirigir la represión a la protesta social. Además, al darse poder al ejecutivo y a la justicia de disponer de la información de entrecruzamiento de datos de Sibios, como ahora amplia este decreto, será más fácil para los gobiernos provinciales, por ejemplo, identificar a opositores que salgan a la calle, con sólo una filmación (tantas cámaras filmando las ultimas manifestación de docentes para algo se usan) algunos minutos de procesamiento informático y se puede identificar a decenas de manifestantes.

Casualmente esta centralización de la información bajo el brazo represivo del estado, ocurre en el medio del escándalo de la compra de armas a EEUU, la novedad de querer adquirir equipamiento "antipiquetes" y la presentación del PRO de un borrador de actualización sobre la ley de protección de datos personales, que si bien aún está por verse el contenido de dicha ley, se duda que afecte la capacidad del estado de obtener fácilmente todo tipo de información personal.

Será más fácil para los gobiernos provinciales, por ejemplo, identificar a opositores que salgan a la calle, con sólo una filmación

Una reforma que quizás se pretenda cosmética, mientras se arma al estado, se centralizan los sistemas informáticos bajo el Ministerio de Seguridad y no se sabe que tipo de capacidad de espionaje tiene la AFI sobre millones de argentinos, en épocas de grandes movilizaciones en las calles es necesario no dejar que se arme el estado por que la represión en la Panamericana, en el Puente Pueyrredón y a la carpa de los docentes, nos muestra hacia quienes van a ser apuntadas esas armas.








Temas relacionados

Decreto antipiquetes   /    Protocolo antipiquetes    /    Eugenio Burzaco   /    Represión   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO