Juventud

MOVILIZACIÓN ESTUDIANTIL

Estudiantes de Derecho de la UAHC en paro indefinido

Más de un mes llevan en paro indefinido las y los estudiantes de la carrera de derecho de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, exigiendo principalmente el despido del actual director de su escuela Omar Sellao, denunciado por acoso laboral.

Catalina Parra

Estudiante de Trabajo Social de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano.

Jueves 10 de agosto

A partir del día 20 de junio, las y los estudiantes de la carrera de Derecho de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano se encuentran en una paralización total de actividades académicas, una medida de presión tomada por los estudiantes que se organizan en la asamblea unificada de la carrera (diurnos, vespertinos, egresados e incluso titulados) contra la dirección de la institución, buscando principalmente el despido del actual director de su escuela, Omar Sellao Mulato.

Fuera $ellao

La exigencia de las y los estudiantes pasa por problemáticas administrativas y de gestión del actual director de su escuela, quien además se encuentra acusado por 3 académicas de la universidad por acoso laboral tanto psicológico como físico, siendo esto último lo que gatilló el conflicto y no solo llevo a las y los estudiantes al paro indefinido, sino también a 25 de 31 profesores de la carrera a exigir el despido de Sellao.

Las académicas denunciantes de acoso, han llevado el conflicto a tribunales y de esta forma la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, pagó las cuantiosas sumas de 20 y 30 millones de pesos a dos de las afectadas, cerrando el caso e impidiendo que este se investigue, pase a mayores y ensucie la imagen de la Universidad. Sin embargo, rectoría aún se niega a despedir a Omar Sellao.

¿La respuesta?

La dirección de la Universidad no ha escuchado la demanda de estudiantes y académicos, e incluso responden al conflicto desde una institucionalidad burocratizada y autoritaria, lanzando un discurso a la comunidad universitaria que afirma una supuesta manipulación a los estudiantes de derecho para que estos se movilicen, negando el acoso laboral ejercido por Sellao, cerrando espacios a toda la comunidad para que los estudiantes movilizados no puedan hacer uso de estos mismos, tramitando eternamente permisos para la realización de actividades que terminan siendo rechazados, e incluso criminalizando a todos los estudiantes que se movilizan por supuestos hechos aislados de violencia que no han sido probados y solo se expanden como rumores de pasillo.

Los estudiantes de derecho por su parte, han elevado el conflicto a la asamblea general de la Universidad con el objetivo de que todas las carreras sepan y discutan la problemática que se vive en la escuela de derecho. Es así como hoy en día todas y todos los estudiantes se encuentran analizando la situación y ya hay carreras que solidarizan con sus compañeros y exigen la salida de Omar Sellao. Ejemplo de esto es la asamblea de estudiantes de trabajo social diurno, quienes no solamente demandan el despido del señor Sellao, si no también exigen la investigación en la administración de los últimos directivos de la escuela de derecho, la apertura de los libros de cuentas de cada carrera y que se realice la transparencia financiera de la Universidad que no existe en la página de la misma, desde el año 2015. Por su parte la asamblea de ciencia política lanzó un comunicado anunciando que se encuentra no solo en paro indefinido exigiendo que dirección acepte la demanda de derecho, también las y los estudiantes avanzarán a formar una comisión investigadora que regulará y actualizara las posibles irregularidades que existan en su escuela.

Una problemática profunda más allá de derecho

Esta problemática de irregularidades administrativas, de gestión, financieras, etc. El acoso laboral ejercido por el señor Sellao y la nula respuesta por parte de dirección, no es un conflicto aislado. Si no que responde a la estructura del modelo educativo neoliberal chileno, donde las decisiones en nuestras universidades se toman en función del mercado y no de toda la comunidad, considerando que la reforma nefasta del gobierno y la Nueva Mayoría coloca los criterios mercantiles para la acreditación de las instituciones educativas, para que estas puedan acceder a una gratuidad parcelada que jamás fue por lo que miles de estudiantes luchamos más de 10 años.

También entra en juego el grave conflicto de autoritarismo, siempre presente en las universidades privadas, donde las y los estudiantes no tienen real poder de decisión y cuando es así, este poder es mediado por autoridades en organismos donde el estamento estudiantil no tiene más de un 20% de decisión, mientras que directivos alcanzan el 60%.

La lucha por la democracia interna y un cogobierno triestamental real en las universidades es una demanda histórica que debemos volver a levantar, porque si bien hay instituciones como la Academia, donde existen organismos triestamentales, los académicos, trabajadores y estudiantes no tienen igual poder de decisión. Cuando se avance en esta materia, se podrá construir un real proyecto educativo en conjunto, donde no existan más casos de acoso laboral impunes.






Temas relacionados

Universidades privadas   /   UAHC   /   Autoritarismo Universitario   /   Movilización estudiantil   /   Educación   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO